El diseño interior del hotel Mandarín Oriental

24 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por arquitecto Renato Alonso Ampuero Rodríguez
El diseño de interiores del hotel Mandarín Oriental de Barcelona, pensado por la arquitecta española Patricia Urquiola, ha llevado a este hotel a colocarse como uno de los más importantes de la cadena hotelera y de toda Europa. Resalta el concepto de atemporalidad que le imprime Patricia Urquiola a sus espacios.

El interior del fabuloso hotel Mandarín Oriental, ubicado en Barcelona, es obra de la arquitecta y diseñadora Patricia Urquiola. En este proyecto de diseño interior integral. Urquiola despliega un universo de espacios y piezas muy representativos del diseño internacional del siglo XXI.

Este proyecto reúne conceptos repetitivos en la obra de Patricia Urquiola, como buen gusto, sensibilidad, refinamiento, esencialidad o delicadeza. Además, en este hotel se une a estos conceptos el de femineidad, que se vuelve una constante también en sus proyectos.

El interiorismo del Mandarín Oriental ha llevado el trabajo de esta arquitecta española a lo más alto del interiorismo a nivel mundial. Gracias a sus diseños, Patricia Urquiola se ha hecho un lugar en la historia del diseño interior, consolidando el espacio para las diseñadoras.

El hotel Mandarín Oriental: ubicación

Hotel Mandarín, Barcelona
Imagen: mandarinoriental.com

Este hotel se encuentra en la ciudad de Barcelona, enclavado en el céntrico Paseo de Gracia y a pocos metros de las Ramblas. Para este hotel se recuperó un edificio de los años 50, el cual albergaba al antiguo Banco Hispano-Americano.

Durante la primera década del siglo XXI, el edificio es adquirido por el grupo hotelero Mandarín Oriental. Uno de los principales atractivos del inmueble es la magnífica ubicación que tiene, en una de las principales avenidas del Ensanche de la ciudad.

El edificio comparte avenida con obras de los más renombrados arquitectos catalanes. Destacan los nombres de Antonio Gaudí, Lluis Domènech i Montaner, Josep Puig i Cadafach o Enric Sagnier.

En esta vía de la ciudad, una de las más importantes, podemos encontrar ejemplos de casas de estilos historicistas y modernistas. Estas casas se levantaron debido a la floreciente burguesía catalana de aquellos años.

El hotel Mandarín Oriental: proyecto de recuperación

Hotel Mandarín Oriental, Barcelona

El edificio del antiguo Banco Hispano-Americano se levantó en 1955 en el Paseo de Gracia. Este proyecto es del arquitecto Manuel Ignacio Galíndez, que le imprimiría un corte austero, correspondiente a su época.

El proyecto de adaptación y rehabilitación del inmueble es producto de un concurso restringido. Resulta ganador el estudio de Carlos Ferrater, OAB office, en 2004. OAB office se une a Juan Trias de Bes, TBD Arquitecture, para firmar este importante proyecto para este hotel catalán.

El proyecto del diseño de interiores es de Patricia Urquiola, el paisajismo del hotel es un proyecto de Bet Figueras, arquitecta paisajista catalana. Esta arquitecta catalana, junto a Urquiola, proyecta el Jardín Mimosa del hotel Mandarin Oriental.

“Siempre pienso que el proyecto en el que estoy trabajando será el mejor”

Patricia Urquiola

El hotel Mandarín Oriental: diseño de interiores

Diseño de Hotel Mandarín Oriental Barcelona
Imagen: mandarinoriental.com

Patricia Urquiola (Oviedo, 1961), afincada desde hace muchos años en Milán, es la encargada de intervenir en el proyecto de Ferrater y Trias de Bes.

A través del diseño de sus espacios, el Mandarín Oriental se ha convertido en uno de los hoteles de referencia de esta cadena hotelera. Este fabuloso hotel se inauguró en noviembre de 2009, sobrepasando las expectativas de los propietarios y de los clientes.

Debido al gran éxito que tiene el hotel, la cadena decide hacer una ampliación, cuyo proyecto de diseño interior se le encarga también al Studio Urquiola. En 2012, se anexa el edificio contiguo, antigua sede del Banco Sabadell, para la expansión del hotel Mandarín Oriental de Barcelona.

Uno de los más grandes aportes de Patricia Urquiola para el Mandarin de Barcelona es la atemporalidad de su estética. Esta característica de la obra de Urquiola es una de las más complicadas de alcanzar en un proyecto de este tipo.

Con este proyecto, Urquiola ha creado espacios que se encuentran fuera del tiempo. Gracias a estos espacios, puedes viajar a un glorioso pasado, visualizar un brillante futuro o sencillamente acomodarte en un confortable presente.

Un interior atemporal

Hotel Mandarín, Barcelona
Imagen: mandarinoriental.com

En el hotel Mandarín Oriental de Barcelona el tiempo desaparece, logrando que te olvides de todo lo exterior, garantizando el descanso. Gracias a la propuesta de Urquiola, los visitantes del hotel, tendrán el lujo de huir del bullicio, del caos y de la rutina.

Es así que Urquiola imprime en este hotel una sensación de calidez y comodidad, combinada con belleza y funcionalidad. Estos dos conceptos son recurrentes en su obra que, junto a la actitud artística que tiene, logran proyectos de gran calidad.

En definitiva, la obra de esta arquitecta también combina tradición e innovación. Gracias a esto, detrás de cada pieza existe un gran bagaje cultural e intelectual.

Patricia Urquiola trata de rescatar el viejo concepto de Grand Hotel para reflejar el espíritu del Grupo Mandarin Oriental. Es así que, la tipología de Grand Hotel se caracterizaba por ser un establecimiento de gran lujo. Estos comenzaron a proliferar en Europa a finales del siglo XIX.

Urquiola ha impregnado al hotel Mandarín de un diseño contemporáneo internacional, con un amplio catálogo de piezas. Cada pieza tiene una vocación artesanal, que se combina con la más reciente tecnología.

Imagen principal: mandarinoriental.com