¿Cómo decorar con color ocre?

Mónica Heras Berigüete·
23 Mayo, 2020
El color ocre es uno de los favoritos deco para aportar luz, vitalidad y calidez. ¿Te vas a resistir a sus encantos?

El color ocre es ideal para quienes gustan del estilo bohemio ya que es capaz de transmitir calidez en cualquiera de sus aplicaciones. Si te gusta tanto como a nosotros, aprende a decorar con color ocre tu casa.

Es uno de esos colores muy asociados al otoño y que, sin embargo, también nos remite a las tardes de verano con esos rayos de sol descendiendo por el horizonte. Sirve para dar toques de luminosidad y está a medio camino entre el amarillo y el mostaza; por este motivo, es más atemporal.

Pero, a pesar de lo ligero que resulta, puede tener sus bemoles a la hora de usarlo para decorar y, por eso, es necesario pensar bien para convertirlo en el hilo conductor de la tu paleta cromática. Continúa leyendo para sacarle todo el potencial que lleva dentro y enriquecer, así, cada uno de los espacios.  

Decorar con color ocre en pequeñas dosis

Accesorios en color ocre
Imagen: pinterest.es

Es probable que te gusten los tonos ocres pero no estés convencido de usarlo en una gran superficie. Lo mejor de este color es que es uno de los favoritos de los accesorios, especialmente de los textiles. Te proponemos que salpiques tus ambientes con cojines, alfombras, manteles o ropa de cama en este vivaz color.

También, puedes optar por combinarlo con otros colores a través de los estampados: queda muy bien con el rojo, con el azul o con el verde.

El ocre en las paredes

Paredes en color ocre
Imagen: pinterest.es

Puesto que es un color que inspira tranquilidad y alegría al mismo tiempo, es perfecto para decorar las paredes de cualquier ambiente. 

Si no quieres que te canse, puedes combinarlo con el sempiterno blanco. Pero si buscas un look más arriesgado, pinta una pared de ocre y en otra pon papel pintado con detalles en el mismo color. ¡Te va a fascinar el resultado!

El color ocre y los niños

Nursery
Imagen: pinterest.es

Es uno de los favoritos para decorar los cuartos infantiles, si buscas huir de los habituales tonos pastel. Esto se debe a que es un color lleno de vida que, a su vez, transmite calma y positivismo. Por este motivo, puede ser perfecto para el dormitorio de los peques para decorar con color ocre.

Puedes combinarlo con el color gris o conel  blanco a modo de base neutra y hacer del ocre el protagonista principal. Juega con los textiles, añade algunas guirnaldas, decora las paredes… verás que a ellos les encanta.

Como gran protagonista

Sofá
Imagen: maisonsdumonde.com

Si tu pasión por el color ocre está clara y quieres darlo todo decorando con una pieza en este tono, no hay nada más espectacular que un sofá. 

Si es en terciopelo mucho mejor; también, los tapizados de tejidos naturales como el algodón o el lino casan muy bien con el ocre.

Cuida que el resto de la decoración vaya en armonía: añade chispas de colores vibrantes con estampados en azul y un kilim sobre el que repose.

El ocre con otros colores

Habitación del bebé
Imagen: pinterest.es
  • El ocre y el blanco: es una apuesta segura porque el blanco combina con todo y, en el caso del ocre, hace que resalte muchísimo.
  • Ocre y negro: también un color neutro pero, en esta ocasión, el resultado es elegante, dramático y con mucho glamour.
  • Ocre y verde: aunque a priori puede parecerte una combinación rara, si logras calibrar la saturación de los tonos, lograrás ambientes muy naturales, con mucha energía. Es una combinación perfecta para el salón o para las terrazas y porches, ya que queda genial para la decoración de exteriores.
  • Ocre y marrón: podríamos decir que son de la misma familia; el ocre no deja de ser un marrón con mucha pigmentación amarilla. Por tanto, son totalmente compatibles y da lugar a espacios cálidos, orgánicos y rústicos.

Decora con el color ocre y convierte tu casa en un lugar acogedor y muy vital. Estamos seguros de que no te vas a arrepentir. ¿Ya tienes ideas rondando tu mente?

Imagen principal: pinterest.es