Mi Decoración
 

Decoración al más puro estilo americano

El contexto político y social puede influir en la decoración del hogar. Así se puede comprobar en el mundo americano, donde se sigue una línea estética que refleja el sentimiento de un país.
Decoración al más puro estilo americano

En más de una ocasión, nos hemos encontrado algún tipo de decoración al más puro estilo americano, donde se hace alegoría de la nación a través de imágenes, banderas, pósters u otros recursos. Es momento de que conozcamos en qué consiste y de qué manera se puede trabajar.

La sociedad estadounidense se siente muy orgullosa de su tierra, hasta tal punto que recurren a los motivos propios del paíspara decorar. Esto se puede encontrar en restaurantes, hoteles, lugares públicos y, además, en los hogares.

En Europa, no es tan habitual hacer mención a la patria mediante la decoración; sin embargo, en América sí que sienten el orgullo de pertenecer a un país. En el fondo, es una manera de mostrar un sentimiento de pertenencia.

La bandera de los Estados Unidos

Decoración al más puro estilo americano
Imagen: amazon.com

Si viajamos a los Estados Unidos, podremos comprobar que la bandera del país se encuentra en numerosas partes. Es un icono que está presente en las calles y lugares públicos pero, también, en las viviendas privadas. De hecho, es bastante común verla en el jardín.

Existen fanáticos que deciden decorar toda la casa con esta bandera. Hay que tener en cuenta que esto es una excepción. Lo que sí es más común es el uso de distintos recursos específicos que sirven para adornar o enriquecer estéticamente un dormitorio o un salón.

Un caso en particular es la colcha de la cama, donde se puede encontrar la enseña recibiendo gran protagonismo. También están los banderines, estandartes, pañuelos, lazos, etc., todo con los colores representativos que ofrecen un carácter muy patriórico.

Un tipo de decoración que muestra el orgullo que se tiene por la nación.

Interiorismo al más puro estilo americano

A la hora de decorar los interiores podemos tomar de referencia las viviendas que aparecen en las películas y series americanas. En todas ellas, suelen aparecer diseños sofisticados y estéticamente cuidados, con el fin de conseguir un hogar más acogedor. Veamos algunas posibilidades:

  1. La diafanidad es un componente indispensable. Los salones son amplios, se busca la espacialidad, donde se deambule fácilmente y sin se puedan entorpecer los muebles; incluso, es bastante habitual la unión de la cocina y el salón.
  2. El eclecticismo es una idea que se encuentra perfectamente asentada. La combinación de recursos y tonalidades llega a ser una constante.
  3. El sofá se sitúa como epicentro, con una mesa central y butacas alrededor. Si existen diferencias en la tapicería y los colores no importa, siempre y cuando no se distorsione en exceso la estética.
  4. Los diseños americanos buscan la elegancia y la sofisticación por encima de todo. Existen dos posibilidades: que se encuentren ligados a un estilo clásico o que busquen un carácter alternativo y distendido, como ocurre, por ejemplo, en la casa de la serie de televisión «Friends».
  5. La madera es un componente primordial. Para el mobiliario es muy útil; no obstante, puede combinarse con forja. También, se pueden encontrar paredes realizadas con listones de madera superpuestos los unos a los otros.

Los colores propios del estilo americano

Decorar con el estilo americano
Imagen: Iceninejon en Flickr

La naturaleza que rodea a los Estados Unidos es la base para la decoración; es decir, los tonos de los bosques, el campo, los ríos y las ciudades deben quedar presentes en el hogar, siguiendo la línea, incluso, de la farmhouse.

El color original de la madera se suele respetar; de todos modos, también se suele jugar con el blanco y el gris, ya que los tonos neutros son muy importantes para las estructuras: paredes, techos, ventanas, etc.

Tal y como se comentó antes, la mezcla de tonalidades se convierte en la esencia propia. Suelen corresponderse los cálidos con los terrosos y neutros;la incorporación de fríos puede ser una buena opción, pero siempre tratando de guardar una armonía cromática.

Otros recursos de interés para el estilo americano

Si tenemos que incorporar algunos recursos en los interiores, el uso de elementos identificativos y funcionales pueden ser una buena opción: un cojín con la bandera de los EE.UU., el símbolo de un reno, imágenes del cine del oeste, un vehículo, etc.

Todo aquello que pueda ser representativo del país puede tener cabida. No hay que abusar de ello, pero sí disponer algún elemento que pueda llamar la atención y servir de reclamo visual para que la temática americana sea evidente.

Consejos para tener una cocina americana

Consejos para tener una cocina americana

Conoce algunas ideas para ligar una cocina americana perfecta. Para ello, deberás aprovechar al máximo todo el espacio disponible. Ahora, la cocina pasará a ser un espacio social más de la casa.



  • Ahern, Abigail: Cómo decorar tu piso, Océano Ambar, 2010.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.