Existe una decoración contra el calor y te vamos a decir cómo es

Mónica Heras Berigüete·
29 Julio, 2020
Si bien no son una fórmula mágica, existen algunos pequeños cambios y algunas adaptaciones que se pueden hacer en casa para sentir menos calor. ¿Quieres conocerlos?
 

El verano ya está aquí y con él las altas temperaturas que seguro te hacen desear transformar el hogar en un oasis. La buena noticia es que existe una decoración contra el calor y estamos dispuestos a contarte todo al respecto.

Con unos pequeños cambios en la decoración del hogar, podrás dormir mejor y pasar los días más placenteros en casa. ¿Quieres descubrirlos?

Decoración contra el calor: ojo con los tejidos

Diván de terciopelo rojo.

Si caíste rendido ante el encanto de los sofás de terciopelo o de polipiel y estás pensando en que es la peor idea que pudiste tener, ¡calma! Todo tiene remedio. Solo necesitas una bonita funda de lino para cubrirlo durante el verano y así, de paso, haces un cambio de imagen a tu salón.

Las puedes encontrar en Ikea en muchos tamaños, colores y tejidos. Escoge la que mejor le siente a tu sofá y al resto de la decoración que tengas en casa. ¡Verás qué diferencia!

Lo mismo sucede con las alfombras. Va siendo hora de mandarlas a lavar y sustituir las alfombras de peloso suave y largo por unas de fibras naturales.

Un extra de fibra en tu hogar

Sí, ya te hemos dicho que una alfombra de fibra natural sería ideal para tu salón pero, también, te invitamos a que llenes de detalles de yute, de mimbre, de sisal, cualquiera de los espacios de tu casa. Dan la sensación de ligereza y frescura y eso suma a la hora de crear una decoración contra el calor.

Una forma estupenda de hacerlo es con alguna lámpara de techo, te hará sentir que estás en la playa. Los cestos son muy decorativos y pueden ayudarte con el orden, ¡echa mano de ellos!

Los colores para una decoración contra el calor

Espacio en blanco y madera.

Ya sabes de sobra lo importante que son los colores en el estado de ánimo, ya que transmiten sensaciones y, en estos momentos, la frescura es tu objetivo. También, hay colores que absorben más cantidad de luz, lo que los hacen más calientes, como el negro.

Crea una paleta cromática en tonos azules y verdes, y abusa mucho del blanco. Verás como es como darle un soplo de aire fresco a tu casa de una manera súper fácil.

La magia de la naturaleza

Las plantas son las aliadas casi para cualquier situación. Si deseas crear espacios más frescos donde puedas calmar esos sofocones que producen las altas temperaturas, nada mejor que crear un vergel en casa (en la medida de lo posible).

Las plantas oxigenan el ambiente, llenan de buenas energías tu casa y la refrescan, así que no dudes en apostar por ellas. Puedes poner alguna Sansevieria que es muy fácil de cuidar, además de ser súper estética, o valerte del encanto de las plantas colgantes para crear un rinconcito muy agradable.

La vida exterior

Decoración de jardín y terraza.

Si tienes la suerte de tener un patio, jardín o una terraza, haz uso de ellos. No hay nada más agradable y refrescante que pasar un rato al aire libre, te dará nueva energía.

Decora tus espacios exteriores con farolillos (mira todos los que hay en Maison du Monde), colores alegres, plantas y algún sofá o hamaca en donde poder recostarte durante la noche a ver las estrellas. Si tienes espacio suficiente, no dudes en hacer reuniones con los amigos; son sumamente placenteras.

Decoración contra el calor: un poco más de aire

En muchos lugares, los ventiladores de techo continúan siendo una excelente forma de mantenerse frescos. Si no quieres (y no deberías) abusar del aire acondicionado, poner varios ventiladores de techo, te ayudará a que circule el aire y te garantizamos que lo notarás un montón. Un tip: a más aspas, más aire producen.

Es verano y lo ideal es que disfrutes del calor; ya habrá tiempo para quejarse del frío. Pese a todo, hay formas de llevarlo mejor, porque es cierto que, a veces, es un poco agobiante.

Refresca tu hogar con estos pequeños consejos de decoración y verás que empiezas a sentirte mucho mejor.

Foto de Artem Beliaikin en Pexels