Decoración a partir del collage hecho con retazos de tela

17 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Este tipo de decoración ya se viene trabajando desde muchos años atrás. En la actualidad, se está abriendo paso y cada vez son más los que animan a renovar la imagen interior con la técnica del collage.

Una manera muy original de ornamentar el hogar puede ser, por ejemplo, con la decoración a partir del collage hecho con retazos de tela. Una metodología tradicional que vuelve a estar presente gracias al significado estético que ofrece en los interiores.

Muchas veces buscamos algunas fórmulas que puedan ser innovadoras o que atraigan todas las miradas. Por eso, resultan muy curiosos los elementos artesanales que, de una forma artística, sencilla y cordial, tienen algo que decir.

En ocasiones, no viene mal mirar a los procesos creativos del pasado para comprender que, en el fondo, no han pasado de moda, simplemente se dejaron de utilizar o no han adquirido la relevancia que se merecen. Es momento de revertir la situación y devolverles el valor adecuado.

La tela y el collage: una relación muy interesante

Decoración a partir del collage hecho con retazos de tela

La técnica del collage tiene muchos años de historia. Su momento álgido fue, precisamente, en las vanguardias históricas del siglo XX, momento en el que gana desarrollo. Desde ahí, adquiere la relevancia suficiente como para posicionarse dentro de un proceso estético original y vanguardista.

En la actualidad, se utiliza en diferentes ámbitos hasta tal punto que ha tomado presencia, incluso, en la decoración del hogar. Obviamente, se puede trabajar desde distintas vertientes, pero es en las telas donde goza de mayor protagonismo.

La mezcla de formas, elementos y colores permite crear todo tipo de producciones que, al fin y al cabo, producen cierta distinción. A nivel decorativo, resulta una buena opción y demuestra un diseño completamente diferenciado de otros recursos que estén presentes.

Una técnica que se ha hecho un hueco en el interiorismo.

Retazos de tela a modo de collage

El vínculo que se puede establecer entre este material y la técnica es muy estrecho. Cabe la posibilidad de realizar todo tipo de diseños. En realidad, se pueden crear múltiples productos decorativos para el hogar, todo es cuestión de tener imaginación. Veamos algunos ejemplos:

  1. Las telas sobrantes de una prenda de vestir, una sábana o cualquier otro tejido son reutilizables. Es una manera de reciclar y no deshacernos de algo que puede tener una segunda vida.
  2. Se pueden crear formas a partir de la combinación de distintos retazos de tela. Disponiéndolos y consiéndolos sobre una superficie plana y blanda podemos hacer creaciones propias, por ejemplo haciendo cortinas para las ventanas.
  3. Un caso en particular es el cubrecama. Si va a ser infantil se pueden crear dibujos o personajes que, incluso, sean reconocibles. También, está la posibilidad de hacer, por ejemplo, una manta o un mantel para la mesa de la cocina.
  4. A la hora de sacar nuestro lado más artístico, tenemos la opción de hacer un cuadro de pared: se cosen los retazos en un lienzo de tela según nos convenga; de este modo, se convierte en una actividad familiar en la que puedan participar todos.
  5. En los cojines del sofá también se puede trabajar. Es una manera de adornar el sofá y ofrecer otra imagen dinámica, de la misma manera que en la realización de un saco térmico.

Otros adornos interesantes

Decoración a partir del collage hecho con retazos de tela

Para animar la mesa de la cocina, podemos recurrir a mantelitos hechos con estos retazos. En este caso, no es preciso utilizar un soporte donde coser sino que, directamente, se unen unos trozos con otros y configuramos así la forma definitiva.

En el caso de que queramos aplicar cierta informalidad en una celebración, los posavasos y el camino de mesa están dentro del grupo de candidatos a ser trabajados con este collage. Estarían en sintonía entre sí y ofrecerían una apariencia más original al entorno.

Otra manera de trabajar la decoración del hogar.

¿Por qué gusta tanto el collage hecho con retazos de tela?

Hay que destacar que la imagen que ofrecemos con el collage es completamente distinta a lo que solemos encontrar habitualmente. De ahí la importancia e interés que adquieren los interiores.

En todo momento hay que valorar las opciones; es decir, nosotros mismos podemos cambiar la apariencia de un recurso decorativo y cubrir su superficie mediante la unión de diferentes retazos de tela. El objetivo es que hagamos una elaboración artesana y personalizada.

En definitiva, nos encontramos ante un método que no es nuevo pero que resulta muy interesante. Indudablemente, se ha posicionado como una fórmula para llevar a cabo diferentes ideas con encanto.

  • Healey, Kaye: Decoupage: decoración con collages, Celeste, 1992