Cómo evitar la acumulación de nieve en el tejado

La nieve se convierte en un serio problema durante los meses de invierno. Pesa mucho, se congela y, además, se sitúa en zonas altas, lo que puede suponer un riesgo para la propia estructura.
Cómo evitar la acumulación de nieve en el tejado
Francisco Jiménez

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 22 enero, 2021.

Última actualización: 22 enero, 2021

En época invernal se desarrollan condiciones atmosféricas adversas que pueden perjudicar nuestra vivienda por el exterior. Por eso, es importante que conozcamos algunos trucos para evitar la acumulación de nieve en el tejado.

Aunque no lo creamos, esto se puede convertir en un serio problema, del mismo modo que las lluvias torrenciales, los vientos huracanados o la excesiva insolación. Las estructuras de la casa pueden salir damnificadas si no tenemos previstas soluciones efectivas.

Más vale cuidar lo que tenemos a que lo perdamos todo simplemente por dejadez personal; en otras palabras, hay que tener cuidado con estos factores temporales, puesto que pueden ocasionar serios daños que, a largo plazo, pasen factura y generen imperfecciones.

Nieve en el tejado, ¿qué puede ocurrir?

Cómo evitar la acumulación de nieve en el tejado

Las fuertes nevadas se suelen producir en los períodos fríos de diciembre, enero y febrero; esto no quita que en otras épocas también ocurran, pero son menos habituales. Si residimos en una región donde existe predisposición a estas situaciones, entonces hay que tomar cartas en el asunto.

La acumulación de nieve en el techo implica un peso adicional que puede suponer un riesgo para propia estructura. Esto puede ocasionar el derrumbamiento y destrucción de la techumbre, sobre todo si dejamos que la nieve permanezca durante mucho tiempo.

Por otro lado, se pueden generar grietas o roturas que dan lugar a goteras, al igual que el desplazamiento de las tejas. Hay que tener en cuenta que la nieve se congela y se transforma en hielo, y así puede ocasionar fracturas en los materiales. De este modo, no quedaría más remedio que realizar reparaciones en el tejado.

Mucho cuidado con la nieve, es un problema silencioso.

Fórmulas para evitar la acumulación de nieve en el tejado

Obviamente, no existe una fórmula mágica con la que evitar su acumulación, pero sí es posible aplicar algunos trucos con los que ahorrar males mayores. Lo más importante es que seamos previsores y sepamos cuándo, cómo y de qué manera se producirá la nevada.

  • Hay que asegurarse de que la techumbre se encuentra bien aislada. El onduline bajo teja es fundamental, básicamente porque previene la entrada de agua y humedad, y sirve también como capa resistente junto al resto de los materiales estructurales.
  • Si tenemos la oportunidad de ir quitando la nieve, entonces sería una buena opción; sin embargo, no siempre es así, por lo que se hace conveniente que lo hagamos lo antes posible para quitar ese peso que, como ya hemos visto, es el mayor de los problemas.
  • Otra opción más tecnológica y eficiente son los cables calefactores. Se disponen por los canalones o por la superficie del tejado y quedan, así, bien sujetos. De esta manera, se transmite un calor directo que genera la fusión instantánea de la nieve. También, se les llama cables para deshielos.
  • La cubierta debe estar limpia y sin otros depósitos que puedan favorecer la acumulación de la nieve. Por este motivo, interesa que hagamos limpiezas periódicas por los exteriores y analicemos su estado. Es una manera de que se encuentre en buen estado.

La inclinación del tejado, el recurso ideal

Cómo evitar la acumulación de nieve en el tejado

Si buscamos una fórmula que sea eficiente, conviene saber que la respuesta se encuentra en la propia construcción; por eso, una estructura a dos aguas del tipo Tudor resulta verdaderamente importante para que la nieve se deslice hacia el suelo.

Los países nórdicos suelen hacer viviendas con los techos mucho más inclinados, a diferencia del estilo mediterráneo. De esta forma, están mejor preparados para las grandes nevadas, ya que las precipitaciones van a escurrirse fácilmente puesto que la superficie no favorece la retención.

Este sistema es efectivo y mucho más seguro. De hecho, las casas que no poseen este tipo de estructuras son más propensas a amontonar la nieve a una velocidad mucho mayor.

Antes de comprar una casa, hay que mirar su estado por dentro y por fuera.

Llamar a profesionales es la mejor solución

En el caso de que no queramos aventurarnos a quitar la nieve del tejado o que no tengamos otros sistemas para evitar su acumulación, existe una opción segura: llamar a profesionales que, en poco tiempo, quitan la nieve y dejan la cubierta completamente limpia.

En definitiva, la prevención lo es todo para no tener perjuicios en el futuro. Sin duda, merece la pena hacer una inversión adecuada para garantizar un resultado eficiente y no tener males mayores.

Te podría interesar...
Recursos avanzados para soportar mejor las lluvias torrenciales
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Recursos avanzados para soportar mejor las lluvias torrenciales

Conviene que tengamos presentes algunos recursos avanzados para soportar mejor las lluvias torrenciales y proteger así la vivienda.



  • Rougeron, Claude: Aislamiento acústico y térmico en la construcción, Barcelona, Editores técnicos asociados, 1977.