La combinación del granate y el gris en la decoración

Los colores juegan un papel fundamental en la decoración. Por este motivo, hay que escoger aquellos que sean fáciles de combinar y que se relacionen perfectamente con el conjunto.

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 06 Febrero, 2021.

Última actualización: 06 Febrero, 2021

Normalmente, solemos ornamentar el hogar con varias tonalidades. La finalidad es que exista variedad y se dinamicen los interiores; por eso, vamos a conocer cómo realizar la combinación del granate y el gris en la decoración y de qué manera se pueden relacionar entre sí.

Una de las pretensiones que generalmente nos proponemos es alcanzar el grado de satisfacción personal. Esto se puede conseguir siempre y cuando esté todo el conjunto adaptado a nuestras necesidades y gustos, de ahí la importancia de establecer una apariencia aceptable.

Por este motivo, los colores juegan un papel fundamental. Con ellos ambientamos, embellecemos y creamos una atmósfera agradable. Sin embargo, no se pueden aplicar aleatoriamente, sino a través de un estudio previo para conseguir la complementariedad y la correcta adecuación al espacio.

Particularidades del granate y el gris

Si echamos un vistazo a estas dos tonalidades, probablemente percibamos sensaciones diversas. Si solemos decantarnos por las gamas cálidas y vibrantes, entonces no son una buena opción, ya que se encuentran en un ámbito completamente opuesto.

En primer lugar, hay que destacar que ambos no demuestran intensidad o fulgor, sino todo lo contrario. El granate tiene tendencia a ser oscuro, mientras que el gris es aparentemente sosegado e indefinido; de hecho, el primero pertenece al grupo de los cálidos y el segundo, al de los neutros.

De forma individualizada, pueden ofrecer significados más simples y elementales; en cambio, si decidimos combinarlos, podemos explotar más sus recursos. De este modo, se puede lograr un propósito muy claro: embellecer los interiores y construir un discurso original y diferenciador.

Entre ellos se puede lograr una relación cordial y adecuada.

¿Cómo trabajarlos en los interiores?

A la hora de disponerlos en los interiores debemos prestar atención, por un lado, a la buena relación que se logra si se sitúan juntos y, por otro, al nivel de templanza que se puede alcanzar en la habitación; es decir, ayudan a generar tranquilidad y moderación. Veamos algunos ejemplos:

  • El sofá es, sin lugar a dudas, uno de los soportes donde se puede utilizar el gris y contrastarlo, a su vez, con cojines granates; de esta manera, estos últimos van a sobresalir considerablemente. También podemos hacer el proceso inverso y otorgarle mayor elegancia al mueble.
  • Las butacas individuales sobre alfombras grises nos ayudan a crear un entorno con tendencia clásica. En este sentido, queda mejor así que al ubicar una alfombra granate, ya que oscurecería demasiado la estancia.
  • Otra posibilidad es que ambos se encuentren en el mobiliario de la cocina, con una encimera de granito gris y el resto en granate. Además, también podemos hacer que el suelo sea de un tono blanquecino para que se realce más el conjunto.
  • Respecto al dormitorio, la colcha se puede combinar con un juego entre los dos colores, ya sea a través de estampados, líneas o geometrías. También podemos hacer que uno de ellos tome el protagonismo y el otro contrarreste de forma minoritaria en otros recursos como las cortinas, los cojines, etc.

Su ocupación en las paredes

¿De qué manera los podemos utilizar? El granate se posiciona, probablemente, como uno de los colores más elegantes para estar en las paredes. Se genera mayor seriedad y determinación, además de combinar muy bien con suelos de madera.

Si realizamos este proceso, el contraste lo llevaremos a cabo mediante cortinas y mobiliario gris con el fin de aclarar la habitación y no oscurecer demasiado el ambiente.

En el caso de que prefieramos aplicar el gris en todas las superficies, entonces el granate puede recibir mayor protagonismo en aquellos recursos donde se encuentre.

Una manera de otorgarle mayor personalidad a la casa.

Las cortinas: el recurso clave

Aunque no lo creamos, son las cortinas el elemento más determinante. Toman una relevancia particular en las habitaciones; por eso, es importante que utilicemos en ellas colores que nos gusten y no produzcan estrés ambiental.

Si escogemos el granate, no vamos a permitir que entre tanta luz como el gris, debido a que oscurecen más el entorno; no obstante, favorecen la estética y refuerzan la habitación verticalmente al ocupar un espacio considerable.

En definitiva, cualquiera de las combinaciones que hemos abordado pueden ser realmente útiles para lograr un decoración que llame la atención y nos satisfaga.

Te podría interesar...
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Decoración con puertas de color vino

Una manera de trabajar los interiores y los exteriores es a través de la decoración con puertas de color vino: seriedad y madurez.



  • AA. VV.: Espais interiors. Casa i art: des del siegle XVIII al XXI, Barcelona, Universitat de Barcelona, 2007.
  • Lava Oliva, Rocío: Interiorismo, Vértice, 2008.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.