Claves para organizar un pequeño buffet

08 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Quieres sorprender a tus amigos organizando un pequeño buffet en casa? Pues déjame decirte que estás en el post acertado. Te vamos a dar algunas claves para que puedas conseguir un resultado inmejorable.
 

Cuando vayamos a diseñar la presentación de un buffet es muy importante valorar con detenimiento aspectos que puedan determinar el éxito del mismo y de esta forma, sorprender gratamente a tus comensales.

Es fundamental tener en cuenta que la presentación de un buffet está ligada a factores estéticos y técnicos, es decir, es tan importante la decoración como la colocación y organización de los alimentos que vayamos a preparar.

También conviene no olvidar la época del año en la cual vas a a organizarlo, la nacionalidad y la edad de tus invitados. Por último, pero no menos importante, el coste medio que quieres invertir.

Buffet. Las técnicas del «FRAC»

Cómo organizar un buffet en casa
Imagen: dakotahoreca.es

Te preguntarás: ¿y qué es eso? Te lo contamos. Las técnicas del «FRAC» consisten en desarrollar por separado cada una de las letras que componen este vocablo nuevo.

 

F= Frescor

Los productos en un buffet deben presentarse tanto en frío como a temperatura natural, siempre dando la sensación de frescor en los primeros y de recién elaborados en los segundos.

El corte de los alimentos debe ser el correcto y las piezas resultantes no deben presentarse resecas ni abarquilladas. También deberás fijarte en las salsas frías y calientes ya que no debe aparecer ninguna película en la superficie de las mismas.

En la bollería, la textura y el color deben ser los adecuados y las ensaladas aliñadas no deber tener apariencia de maceradas. En los postres, es muy importante que los cortes sean limpios y compactos y no deberán aparecer resecos en la superficie.

R= Relieve

El relieve tiene la función de romper la monotonía en los buffets y realzar los alimentos que presentemos, dándoles volumen y consistencia que los hagan muy apetecibles.

Hoy en día, existen en el mercado infinidad de utensilios para crear relieves. De esta forma, podremos hacer uso de un bol, una fuente o un plato. Estos elementos darán apoyo al buffet y, a la vez, armonizarán el conjunto con el resto del entorno.

 

El relieve también cumple una función visual que permitirá a nuestros invitados, incluso sentados en la mesa, fijarse en los diferentes alimentos expuestos y saber anticipadamente los que va a elegir.

A= Abundancia

Preparar un buffet
Imagen: forum-ricette.cookaround.com

Esta palabra juega una función muy importante en la presentación de nuestro buffet, ya que debemos buscar los recipientes adecuados según el número de comensales que tengamos en casa y de acuerdo con la reposición de alimentos que queramos hacer.

Por ello, es primordial evitar que quede expuesto en nuestro buffet un bol, un plato u una jarra vacía o semi-vacía, ya que dará una sensación de falta de existencias a nuestros invitados.

De esta manera, se puede jugar rellenando tres cuartas partes del recipiente con un producto neutro y cubrir el resto con mantelería, hojas…, hasta la superficie y así crear sensación de abundancia.

 

C= Calor/Color

El calor no solo se refiere a que los alimentos calientes mantengan su temperatura adecuada, tanto en chaffing dishes como en placas calientes, sino a que el calor también hace referencia a la armonía que presenta el buffet en su conjunto.

El color consiste en mantener colores adecuados para cada tipo de alimentos, así como los recipientes adecuados, siempre teniendo en cuenta las directrices de la teoría de los colores y el entorno donde vas a organizar tu buffet.

Buffet. Cómo utilizar los colores con los alimentos

Buffet casero
Imagen: treintamasdiez.wordpress.com

El color juega un papel muy importante en la presentación de los alimentos. Muchos de los fracasos en la exposición de un producto se deben a que no sabemos los efectos producidos por el contraste de los colores.

 

Tenemos que decirte que los alimentos con color deben presentarse sobre fondos neutros y según las relaciones de contraste requeridas. Así, los oscuros los disponemos en recipientes tenues o claros y los claros sobre colores intensos u oscuros.

Vamos a ponerte algunos ejemplos de la correcta utilización de los colores para las presentaciones con diferentes tipos de alimentos. ¡Te resultará interesante!

  • El color rojo va muy bien en zonas de alimentos calientes. Puedes utilizar recipientes de barro y cobre.
  • El color verde en zonas frías y frescas: ensaladas, frutas naturales, frutas preparadas… Selecciona para decorar plantas verdes, hojas de parra, hojas de ficus…
  • El color azul es ideal para la presentación de mariscos cocidos, platos fríos elaborados, ensaladas de pescados… Como este color tiene relación con el mar, te recomendamos utilizar redes, remos, timones, anclas, pequeñas barcas…
  • El color amarillo es apropiado para identificar zonas como bollería, panadería, pastelería y frutos secos. Para ambientar la zona puedes utilizar espigas, cestas de mimbre, flores secas…
 
  • El color blanco es muy útil para intensificar zonas de apoyo o neutras donde colocamos alimentos como los patés, la miel, las mermeladas… Para resaltar la sensación de limpieza, utiliza platos, fuentes, boles…

Esperamos haberte ayudado con estas claves para que tu buffet gane el aplauso de tus invitados. ¡Nos gustará conocer el resultado!