Claves para una mudanza sin estrés

Aunque resulte difícil de creer, es posible vivir una mudanza sin estrés. No va a ser fácil, pero con planificación, todo se puede lograr.

Escrito por Mónica Heras Berigüete, 19 Enero, 2021

Última actualización: 19 Enero, 2021

Si te mudas y quieres evitar que el caos se apodere de ti, no te pierdas esta guía práctica. Necesitas mucha organización, algo de paciencia, muchas cajas, y metros y metros de cinta de embalaje. Así, aunque no lo creas, lograrás tener una mudanza sin estrés.

Pone el foco en lo emocionante que puede llegar a ser esta nueva etapa de tu vida. Para ello, descubre diferentes herramientas, trucos y consejos para que la disfrutes en vez de sufrirla. ¿A que suena genial?

La mudanza sin estrés es posible

Los psicólogos afirman que mudarse es una causa de estrés, y lo ponen al nivel de procesos de duelo y de los despidos. Si lo piensas, es lógico: estás dejando el que ha sido tu hogar durante un tiempo. Abandonas ese espacio en el que te sentías seguro, tu refugio, el hogar en el que recargabas las pilas después de cualquier acontecimiento importante o del cansancio diario.

Al final de cuentas, es un cambio y el ser humano se resiste a ellos. La mente está preparada para mantener la seguridad y cierta inmovilidad; es uno de los mecanismos que emplea para tenernos a salvo.

Lo cierto es que un cambio de casa afecta a la rutina de toda la familia; cada miembro deja parte de su esencia en ese lugar y es por ello que una mudanza  requiere de un proceso de adaptación que no siempre va libre de estrés y ansiedad.

¿Quieres saber cómo puedes facilitarte la carga? Sigue estos consejos de experto y verás que consigues bajar unos cuantos niveles al estrés que este movimiento produce.

La planificación es clave para una mudanza sin estrés

Con la cantidad de compromisos que se suelen tener, las actividades, los niños, el trabajo… seguro que sientes que las horas vuelan. Para que no llegue el día «D» y te encuentres sin una sola caja hecha, conviene que lleves todo en un calendario.

No, no es una exageración. Planifica los tiempos y marca en un calendario todo: el día que empiezas a empacar, el día que debes terminar, cuándo vas a contactar con la empresa de transporte… ¡Todo! De esta forma, no quedará un solo cabo suelto.

Una vez que tengas fijada la fecha de salida con la empresa de mudanzas, habla con tus amigos y familiares para que te echen una mano. La ayuda nunca sobra y conviene que les avises con tiempo para hacer coincidir las agendas.

¿Qué te vas a llevar a tu nueva casa?

Todo dependerá de cómo sea tu nueva casa. Si es más grande, genial, pero si la nueva vivienda es más pequeña, toca pensar qué muebles se adaptan y cuáles se quedan. En cualquier caso, es una buena oportunidad para deshacerte de todo aquello que no usas, las cosas que no te gustan tanto, y hacerle caso a las enseñanzas de Marie Kondo.

Ya sabes que la gurú del orden invita a mirar cada objeto y preguntarte si realmente te hace feliz. ¡Vale! Puede que sea una tarea ardua (por eso, necesitas tiempo y organización), pero cuando te desprendas de todo lo que ya no quieres, verás que te sientes más ligero. ¿No te parece una forma estupenda de comenzar esta nueva etapa?

Una fiesta: la motivación de una mudanza sin estrés

No hay nada mejor para aligerar el estrés que una buena fiesta… bueno, tal vez dos. Haz una para despedirte de tu viejo hogar y agradecer los buenos momentos que viviste en él, te servirá como cierre de etapa.

Después, organiza otra para darle la bienvenida a tu nueva vida. Invita quienes te ayudaron con la mudanza. De paso, tendrás un gesto con ellos. Incluso, puede que te lleven algún regalito a tu fiesta de inauguración.

Cuando te mudas, el caos se puede apoderar de ti en cualquier momento. Por ello, te proponemos que organices muy bien cada paso que des. Una agenda y un calendario se convertirán en tus grandes aliados.

Ten en mente que los cambios siempre son para bien; así, lo afrontarás mejor y recuerda que la mente siempre se va a resistir a ellos. ¿Listo para disfrutar de tu nuevo hogar?

Te podría interesar...
Mi DecoraciónLeerlo en Mi Decoración
Cómo elegir el sofá de un salón pequeño

Si no sabes cómo debe ser el sofá de un salón pequeño, no dejes de leer estas claves. Despejarás tus dudas y crearás un espacio sencillo y luminoso.


Licenciada en Ciencias de Comunicación por la Universidad Intercontinental. En 1996 Mónica Heras hizo prácticas en producción de televisiónenTelevisa y posteriormente trabajó como redactora en la revistaQUO. Desde 2005 hasta 2014 fue coordinadora y redactora de las secciones de moda en las revistas Cuore e InTouch. Escritora colaboradora en Wallkie; copywriter en Señor Gordo. Actualmente, trabaja como redactora online de la revista de decoraciónEl Mueble y lleva el contenido, las redes sociales y las relaciones públicas en Lorda Events. Entre sus intereses están la moda, el cine, la educación, los viajes, la nutrición y la belleza.