La casa Curutchet, la obra de Le Corbusier en América

07 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por arquitecto Renato Alonso Ampuero Rodríguez
La casa Curutchet, declarada por la UNESCO como Patrimonio Mundial, es un edificio singular que se ubica en la ciudad argentina de La Plata. Le Corbusier aplica en esta casa los principios de la arquitectura moderna, convirtiéndose en una obra única en todo el continente americano.

La Casa Curutchet es el único edificio proyectado y construido por Le Corbusier en América, uno de los más brillantes exponentes de la arquitectura moderna. Esta se encuentra ubicada en La Plata, provincia de Buenos Aires (Argentina), y su construcción culminó en el año de 1955.

Este edificio se concibió como una vivienda unifamiliar que también funcionaba como consultorio médico. Es declarada como monumento nacional de Argentina en el año de 1987 y en la actualidad, es la sede del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires (CAPBA).

La casa es diseñada por Le Corbusier para el cirujano Pedro Domingo Curutchet, siendo la única obra construida en América del Sur del afamado arquitecto. Le Corbusier visitó Argentina y la ciudad de La Plata en un viaje realizado en 1929, pero no volvió al país cuando la casa se construía.

Le Corbusier no tenía planeado visitar Argentina, por lo tanto le encargó la dirección técnica de la obra a Amancio Williams, arquitecto argentino de su confianza. Williams también le imprimió su personalidad a la casa, interviniendo en varios aspectos finales del proyecto.

Entre los aportes de Amancio Williams destacan la rotación de 180º de la escalera, el acristalamiento de los muros de acceso y la obtención del permiso municipal. Este último resulta muy importante ya que, a través de este, se pudo construir la casa respetando las medias propuestas por Le Corbusier.

El proyecto de la Casa Curutchet

La casa Curutchet
Imagen: Consuelopumara / es.wikipedia.org

El proyecto de la casa se desarrolla en un terreno de 9 m x 20 m, entre medianeros, y se ubica frente a la Plaza Rivadavia. Esto permite que se genere una conexión entre la casa y su entorno, reforzada por la colocación de un parasol en la fachada.

Con respecto a la distribución, Le Corbusier toma en cuenta los requerimientos del propietario. Este divide la casa en 2 volúmenes, siendo el primero (el que da hacia la calle), el consultorio del médico Pedro Domingo Curutchet.

El otro volumen es ocupado por la zona de vivienda, la cual se orienta hacia el patio trasero, un área mucho más privada. Como elemento articulador, el proyecto plantea un patio central, además de conectarse a través de una rampa de acceso, lo que permite que la casa funcione como un solo volumen virtual.

Otro de los elementos importantes es la rampa, la cual organiza las circulaciones interiores en un paseo ascendente que facilita el recorrido de la casa verticalmente. De esta forma, los espacios y los planos de las habitaciones generan un juego de perspectivas.

La ubicación del pórtico de acceso hace evidente la idea del respeto formal por el entorno, reforzada por la continuidad que confiere el parasol de la terraza. Este parasol funciona como pantalla, el cual continua la línea de la fachada, algo típico de las ciudades latinoamericanas.

“La arquitectura es el punto de partida del que quiera llevar a la humanidad hacia un porvenir mejor”.

Le Corbusier.

Espacios de la Casa Curutchet

Una de las características más importantes de esta casa es su riqueza espacial, compuesta por el vacío, la superposición de planos y el uso de transparencias. Todos estos aspectos hacen de la casa Curutchet una muestra de la innovación de la arquitectura. En este proyecto, Le Corbusier da origen a unos espacios ricamente pensados  y de gran valor arquitectónico.

Planta baja y primer cuerpo

Obras de Le Corbusier
Imagen: plataformaarquitectura.cl

La fachada se encuentra definida por la ausencia del muro, enmarcando el acceso peatonal con un marco de concreto y columnas aisladas. Esta fachada se completa con una trama rectangular en el primer y segundo nivel que hacen de parasoles, separando el consultorio y la terraza.

La planta baja es totalmente libre, uno de los principios de la arquitectura moderna de Le Corbusier, lo cual permitió la conservación de un árbol. Este se torna en una pieza fundamental en el recorrido de los dos volúmenes, además de formar parte de la terraza jardín.

La casa se organiza en dos bloques separados: uno dedicado al área de trabajo y el otro a un área privada. El área de trabajo se encuentra en el primer bloque, con el consultorio del Dr. Curutchet en el primer nivel, teniendo una planta baja libre, con un garaje y zonas de servicio.

Rampa

Rampa de casa diseñada por Le Corbusier en La Plata
Imagen: plataformaarquitectura.cl

Este elemento es el que comunica los dos cuerpos de la casa, convirtiéndose en una parte esencial de la casa, creando relaciones espacio-tiempo. Este tipo de elementos, que dinamizaban los espacios, se desarrolló a lo largo de las obras de Le Corbusier.

Con esto, Le Corbusier planteaba la idea de que los elementos con fines meramente funcionales también son capaces de crear belleza.

Segundo cuerpo

Conectado a través de la rampa y luego de atravesar el patio semiabierto con un árbol central, encontramos el bloque privado de la casa. Este bloque se desarrolla en cuatro niveles, sótano, planta baja de recepción, primer piso zona social con cocina, baño, estar y comedor. El segundo piso es el área privada, dos dormitorios con sus baños.

Terraza jardín

Le Corbusier en Latinoamérica
Imagen: plataformaarquitectura.cl

La terraza se encuentra ubicada sobre el consultorio y hacia la fachada de la vivienda, lo cual permite apreciar la plaza y el entorno que rodea la construcción. El arquitecto aprovecha la orientación del solar y hace un estudio de los niveles para obtener las mejores vistas. Los laterales de la terraza tienen distintos largos entre los lados de las medianeras, el ángulo obtenido entre la pared occidental y el muro de la fachada.

En la casa Curutchet, Le Corbusier materializa los principios de la arquitectura moderna en un edificio único e inédito, un objeto atemporal. Tenemos en esta casa un proyecto arquitectónico que no ignora su entorno. En definitiva, la casa Curutchet está pensada como un delicado entramado entre lo viejo y lo nuevo.

Imagen principal: tripadvisor.es