La aplicación del azul verdoso en los interiores

11 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Es momento de conocer un color que resulta muy interesante para decorar cualquier parte de la casa, solo es cuestión de realizar las combinaciones adecuadas y llenar los espacios de sensaciones.

La decoración del hogar se rige por diferentes componentes: mobiliario, distribución, orden, formas y colores. Generalmente, solemos utilizar aquellos recursos que traten de identificar nuestra personalidad; por eso, vamos a conocer la aplicación del azul verdoso en los interiores.

El ambiente que generemos en los espacios está directamente relacionado con los cromatismos. Dependiendo de las tipologías que escojamos, así será el carácter que obtengamos; por este motivo, es tan importante utilizar tonalidades que realmente nos agraden.

A todos nos gusta innovar un poco, ser originales y desmarcarnos con respecto a otras viviendas. Si copiamos modelos ya existentes, entonces no destacaremos de ninguna forma, simplemente estaremos cayendo en un proceso de repetición que, en el fondo, no resulta novedoso.

Sensaciones que produce el azul verdoso en los interiores

La aplicación del azul verdoso en los interiores

Este color resulta agradable a la vista. Influye en el estado de ánimo y nos transmite serenidad, concordia, templanza y sosiego. Es importante que proporcione sensaciones buenas para que nos sintamos cómodos; de todos modos, no es cuestión de emplearlo en todas las habitaciones, mejor que aparezca de forma esporádica.

Se encuentra dentro de la gama de fríos, situándose a medio camino entre los azules y los verdes. De hecho, no deja de ser una mezcla entre ambos que produce, así, una percepción que nos recuerda al mar y a la naturaleza.

Cuando lo contemplamos en un interior no desentona ni resalta de una forma extraordinaria. En realidad, se configura de una forma sostenible, dialogando correctamente con el conjunto y enriqueciendo la estética. Llega a ser un tanto alternativo y elegante.

Un color que puede llegar a sorprender y reflejar sofisticación personal.

Disposición del azul verdoso en los interiores

¿Cuáles serán las estancias más apropiadas para trabajar este color? Para responder a esta pregunta habría que partir de los gustos del inquilino. No obstante, vamos a realizar algunas valoraciones respecto a qué lugares podrían recibirlo perfectamente.

  1. El salón es uno de los recintos donde tiene cabida. No importa si cubre todos los muros o, por el contrario, si se prefiere en un mueble determinado, como por ejemplo el sofá. La idea es que tome presencia y se convierta en un referente atractivo.
  2. En el dormitorio, ocurre algo parecido. Puede destinarse a las paredes, pero también puede tomar presencia en otros elementos individuales: la colcha de la cama, la alfombra, el marco de un espejo, etc. Incluso, se puede hacer un juego entre estos elementos.
  3. En el baño, encaja muy bien si se relaciona con el blanco. Además, tiene cierto vínculo estético con el agua y proporciona sensación de higiene. De todos modos, es preferible que la tipología sea de gama oscura para lograr contrastes más destacados.
  4. Los muebles de la cocina se consideran un soporte curioso por la sensación que puede producir en el espacio. Le otorga al ambiente y sentido depurado y apacible hasta tal punto que genera, al igual que en el baño, sensación de higiene.
  5. Si se quiere sorprender a unos amigos cuando les invitemos a dormir en casa, el cuarto de invitados es otro de los lugares en los que puede tener una buena acogida.

Un color que favorece la concentración

La aplicación del azul verdoso en los interiores

Se cree que el azul verdoso favorecería la concentración. Esto se debe, probablemente, a la capacidad envolvente que tiene, a la templanza que transmite y al gusto que irradia. En este sentido, se asemeja mucho al turquesa.

Numerosas empresas deciden pintar las paredes de este color para ayudar a que sus empleados estén más centrados. De la misma manera, es un tono apropiado para los despachos y, así, quitar la costumbre de recurrir únicamente a tonos neutros como normalmente se hace.

Si al ambiente general se añaden otros recursos claros, podremos conseguir una atmósfera placentera. Se considera, por tanto, la contraposición a los tonos vibrantes que alteran nuestros sentidos.

¿Con qué colores se relaciona?

Hay que tener en cuenta que no se puede introducir cualquier tipo de combinación cromática; hay que estudiar detenidamente este proceso. Los negros, verdes y azules pueden resultar poco adecuados.

Los que mejor encajan son los blancos, grises y, si queremos que algún elementos destaque más aún, podemos recurrir a tostados y otros cálidos como el ocre o el mostaza.

En definitiva, el azul verdoso es una tonalidad que resulta muy interesante para ornamentar cualquier espacio de la casa. Se puede considerar una buena apuesta.

  • Lluch, Francisco Javier: Arte de armonizar los colores, Barcelona, Imprenta de El Provenir, 1858.