El azul de Prusia y su carácter soberano

28 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El azul de Prusia color que no pasa desapercibido a pesar de ser oscuro y tenue. Ofrece un carácter sofisticado, elegante y tranquilo que ayuda a la reflexión personal y a la serenidad del espíritu.
 

El concepto de seriedad puede quedar perfectamente establecido si utilizamos el azul de Prusia. Este color puede contribuir de forma notoria en el hogar aportando rotundidad, contundencia y vigorosidad.

Por su nombre, puede resultarnos desconocido. Probablemente, lo hemos visto en museos, palacios o edificios públicos, pero no es tan habitual en los hogares. No cabe duda de que, estéticamente, resulta llamativo y destaca de forma evidente.

Por este motivo, conviene saber algunas fórmulas para aplicarlo correctamente en los interiores. No nos interesa que esté presente en todas las partes de la casa sino que aparezca de forma anecdótica en una estancia y que reciba, así, un papel destacable.

El azul de Prusia, un cúmulo de sensaciones

Azul de Prusia
Imagen: pinterest.es

A la hora de describir este color, debemos tener presente que, desde un punto de vista estético, proporciona numerosas sensaciones. La calma es, posiblemente, la más importante, ya que se genera un ambiente tranquilo gracias al carácter apagado que tiene.

Otra de sus cualidades es que apacigua el espíritu; por este motivo, se ha empleado con un fin concreto: la meditación y la reflexión. El hecho de introducirlo en un dormitorio puede ayudar a conciliar el sueño y reducir la activación mental, muy parecido al azul índigo.

 

La propia severidad que refleja se vincula, a su vez, con la templanza y el sosiego. Hay que destacar que no va a favorecer la luminosidad interna, por lo que va a necesitar que otros recursos claros estén presentes para generar contraste y que no se establezca un ambiente demasiado lúgubre.

Un recurso cromático muy interesante para ambientes serios, apacibles y tranquilos.

¿Cómo trabajar el azul de Prusia en las paredes?

Decorar la cocina
Imagen: pinterest.es

Si queremos que este color esté dispuesto en las paredes, tenemos diferentes formas de trabajarlo y, por supuesto, de combinarlo según la habitación en la que se encuentre. El principal propósito es que exista una armonía en el conjunto que sea coherente y ayude a la salud emocional.

  1. Se pueden cubrir todas las paredes con este azul. No pasa nada porque envuelva toda la estancia y domine de forma generalizada; no obstante, también está la posibilidad de alternarlo con blanco o con algún gris claro.
  2. En la superficie de cada muro pueden colgarse adornos que, de una forma directa, van a resaltar gracias a la oscuridad del fondo. En otras palabras, ayuda a destacar más la decoración gracias al ambiente sombrío que genera.
  3. Es importante contrastarlo con el techo, el cual se recomienda que sea blanco. De este modo, percibimos la sensación de amplitud por arriba y no nos sentimos tan cerrados en el espacio. En el fondo, no es cuestión de ensombrecer al completo la estancia.
  4. En lo que respecta al suelo, puede ser de madera, ya que queda muy bien con el tono marrón oscuro, o también de enlosado blanquecino o grisáceo para diferenciar las partes y realizar una combinación cromática como si lo hiciese un profesional.
 

¿Lo podemos encontrar en el mobiliario?

Cómoda antigua pintada
Imagen: pinterest.es

El azul de Prusia tiene una capacidad de adaptación muy buena a cualquier superficie. No importa la parte de la casa donde esté o el tipo de recurso que sea, puede aparecer de una manera sutil y elegante en cualquier circunstancia.

En el caso del mobiliario, lo podemos encontrar en la mesa central del salón, la cómoda de una habitación, una mesilla de noche o un armario. Los tamaños no son importantes, lo que interesa es el tipo de participación que tenga en la habitación.

El mueble adquiere una condición más notoria, refinada y con mucho estilo. Además, es un color agradable que suele gustar y, allá donde se disponga, no pasa desapercibido.

La mejor oportunidad para engalanar los interiores.

El azul de Prusia en el sofá

Sofás azules
Imagen: amazon.es
 

Si queremos que el salón se enriquezca y reciba un carácter más contundente, el sofá es el recurso en el que trabajar. Adquiere, así, una condición diferente, como si fuese el elemento soberano del espacio y el verdadero protagonista.

Puede encajar muy bien si comparte el mismo tono con las paredes. De todos modos, se relaciona mejor con los ambientes más claros al generarse un contraste sutil y distendido y sin perder el sentido de comodidad.

En definitiva, el azul de Prusia se considera un color que está creando tendencia y es una forma de decorar obteniendo elegancia, distinción, seriedad y templanza. La fórmula idónea para darle a la casa mayor personalidad.

 

Imagen: pinterest.es

  • Gwynn, Kate; Sloan, Annie: El color en la decoración, Blume, 1999.