Maneras de aplicar el color rojo en tu hogar

10 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Existen diferentes fórmulas para introducir el color rojo en nuestro hogar. Es una manera de activar nuestros sentidos y darle un toque intenso a la decoración.

Normalmente tendemos a utilizar colores neutros y apacibles en la decoración de interiores. Esto se debe a que no solemos arriesgar con la estética y tratamos siempre de trabajar tonalidades que sean fáciles de combinar. Por eso, te mostramos algunas maneras de aplicar el color rojo en tu hogar.

A todos nos gusta innovar de vez en cuando y no caer en conservadurismos. Sin embargo, sigue predominando el uso de ciertos cromatismos que guardan parámetros tradicionales o que apenas se consideran un cambio en la aportación estética.

De esta manera, el rojo se consolida como un concepto estético poco utilizado en el interiorismo, a diferencia de otros como el blanco, azul o terrosos. En el fondo, tiene mucho que decir y, aunque resulte un color intenso e impactante, podemos trabajarlo con coherencia siempre que se guarden unos parámetros racionales.

¿Cómo aplicar el color rojo en el salón?

Cómo aplicar el rojo en el hogar
Imagen: pecansthomedecor.com

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el rojo no puede tener el dominio absoluto de un espacio. Hay que tratar de distribuir su participación de forma sostenible y sin saturar. En el caso de que se quiera tener en las paredes, es preferible que se combine con blanco o con un gris claro.

Donde mejor presencia puede tener es en el sofá, al igual que si lo utilizamos para los cojines de este. Así, se convertiría en un punto de atracción que, en el fondo, resulta muy interesante, ya que suele ser el mueble que cumple como eje central de este cuarto.

Por otro lado, también podemos contemplarlo en el mueble de la televisión, sobre todo si contrasta con el propio tono de la pared. No se recomienda utilizar rojo con rojo; pueden solaparse y no encontraríamos la delimitación de cada uno de los muebles.

– El rojo se convierte en un punto de referencia a nivel estético en el hogar.-

3 fórmulas para aplicarlo en la cocina

Cocina roja
Imagen: pinterest.es

Evidentemente, la cocina se convierte en el espacio idóneo donde poder trabajar colores como este. Al poseer intensidad y fuerza, se relaciona directamente con la funcionalidad propia de este espacio. Veamos algunas claves sobre cómo aplicarlo:

  1. El mobiliario es el soporte idóneo para el rojo. Las puertas de los muebles pueden tener este color, incluso el propio frigorífico. No obstante, debe existir un contraste con el tono de la pared, el cual debería ser principalmente el blanco.
  2. Si se tiene una isla en el centro, los taburetes pueden ganar mayor protagonismo si se les aplica este color. No es necesario que existan más recursos con este tono. Aún así, siempre viene bien que haya cierta vinculación cromática con otros elementos del lugar.
  3. Finalmente, podemos destacar una fórmula de relación muy interesante: el rojo en la pared de la campana y los fogones. Su contribución es anecdótica pero genera un aporte de color, contrastando con el mobiliario y la pared donde se recomienda la disposición de tonos neutros.

Aplicar el color rojo pasión en el dormitorio

Aplicar el color rojo en el dormitorio
Imagen: bedroomtori.myblogika.ru

Si lo que deseas es darle pasión y fuerza al dormitorio, el color rojo puede tener presencia a través de la colcha de la cama. Se convertiría en el centro fundamental de la habitación.

Otro caso sería haciendo uso de mantas o cojines que puedan situarse en la cama, siempre y cuando la colcha sea de color blanco para, así, generar contraste. Recuerda que siempre es necesario aclarar el fondo sobre el que se sitúa el color rojo.

Por otro lado, cabe la posibilidad de que esta tonalidad se disponga en la pared del cabecero de la cama. El resto de muros y la decoración pueden tener otros colores neutros y blancos para que se consiga el efecto diferenciador.

¿De qué manera se puede aplicar en el baño?

Decorar el baño con rojo
Imagen: pinterest.es

El color rojo no es habitual en los baños. Generalmente se tiende a utilizar tonalidades claras, como el azul, verde o blanco. Lo que sí se puede trabajar es la idea de combinación para contrarrestar las intensidades.

La azulejería de pared en rojo y blanco queda muy bien, al igual que si lo relacionamos con el tono oscuro del granito. Debemos evitar experimentos estéticos como relacionarlo con el azul, el naranja o el amarillo ya que solo conseguiríamos tensar el ambiente del baño.

  • Atkins, Caroline:Colorea tu hogar, Londres, Ceac, 2003.