Alfombras persas: un toque diferente

Teresa Montes·
24 Septiembre, 2018
Os dejamos algunas ideas de inspiración para que elijas la alfombra persa que mejor va con tu decoración.
 

Desde hace un tiempo, se viene observando la tendencia de recuperar elementos del pasado y darles un toque creativo y original para decorar. Uno de estos casos son las alfombras persas. Seguro que las has visto en un montón de sitios. Y no es de extrañar. Sus matices, sus colores y su textura las convierten en un elemento único para las casas más atrevidas.

Estas alfombras, a parte de vestir el suelo, lo hace mucho más elegante. De hecho, antiguamente se utilizaban en las casas de la gente más adinerada como muestra de poderío y riqueza.

Antes de introducirlas en la decoración de nuestra casa, debemos saber cómo son estas alfombras y cuál queda mejor dependiendo de nuestro estilo. Por eso, en el post de hoy te contamos todos los trucos y consejos para que tu alfombra persa siempre luzca bonita.

Las alfombras están de moda

Las alfombras persas son un claro reflejo del mundo islámico. Sus colores y la forma en la que están dispuestos recrean paisajes coloridos que no nos pueden encantar más para esta temporada. Los tejidos suelen mostrar temas naturales con patrones geométricos sencillos.

Alfombras.
 

Unos de los más famosos son los tapetes persas hechos en lana, algodón y pelo de camello. Se decoran con colores vegetales que se obtienen de plantas.

El nudo de la alfombra persa es asimétrico y sencillo dando un efecto muy delicado. Todas ellas están anudadas a mano y eso les hace tener irregularidades en el tamaño dando ese punto diferente. Por eso, todas son diferentes entre sí, ¡ninguna será igual!

Creemos que las alfombras persas son una pieza que va bien en cualquier decoración y ¿por qué? Pues bien, es un elemento que nunca pasará inadvertido y si sabemos ubicarla, se puede convertir en nuestra joya de la corona.

Sin duda, el tipo de alfombra que más se conoce en el mundo es el Tabriz. Quizá sea la alfombra persa más clásica y común que nos podemos encontrar. Se elabora a través de una complicada técnica de nudos muy pequeños. ¡Esta es una de las que más se están empezando a ver!

Identificación de una alfombra persa auténtica

Lo primero que debes saber sobre estas alfombras es su material. Se confeccionan con lana, seda y algodón. La lana y la seda le dan ese toque aterciopelado y el algodón sirve para la trama y la urdimbre.

Alfombra persa auténtica.

Después, fíjate en el color. Si son colores muy llamativos y los hilos se ven sintéticos y de mala calidad, te podrás dar cuenta de que es falsa. Además, si el color de la superficie de la alfombra se ve más claro que en la base de la fibra, entonces la lana ha sido teñida con colores sintéticos. Cerciórate de que la base de la fibra de lana es fuerte y se ve brillante.

Has de tener mucho cuidado con esto porque, actualmente hay un amplio mercado negro que comercializa con estas piezas. Las auténticas son muy delicadas y se las cuida muy bien con un envoltorio muy suave para no dañar la tela.

Tipos de alfombras persas

Hay un montón de modelos de alfombras persas. Dependiendo de los dibujos que más te gusten podrás escoger entre una u otra. A nosotros, las que más nos gustan son las siguientes.

Kashan: su diseño presenta curvaturas de colores bastante interesantes. Todas ellas se caracterizan por incluir una especie de medallón en el centro y temas florales persas. Son unas de las más bonitas y de mejor calidad que encontrarás.

Tipos de alfombras persas.

Qom: estas alfombras tienen la peculiaridad de sus dibujos ya que representan la naturaleza, ciudades y hechos importantes de la historia. Normalmente, su tamaño no es muy grande, por lo que quedarán genial en pequeños rincones de la casa. De hecho, muchos decoradores apuestan por ponerlas sobre las paredes ya que son muy finas y dan ese punto boho al ambiente.

Isfahan: el diseño de este tipo de alfombras es muy simétrico y, al igual que las Kashan, tienen un medallón en el centro. Los colores en lo que se mueven este tipo de alfombras son marfil con azul y rosa ¡Una combinación que no nos puede gustar más!

Afshar: las alfombras de Afshar tienen una gran calidad. Sus patrones geométricos les dan un punto especial y único, siempre siguiendo la línea recta. Los colores que se usan son el rojo claro, el caqui y el marfil.

 

Anímate con las alfombras persas y sé original, ¡no te arrepentirás!