7 formas de modernizar el estilo rústico

Mónica Heras Berigüete·
16 Octubre, 2020
¿Quieres modernizar el estilo rústico que tanto te gusta? Con sencillos tips lograrás transformar tus ambientes.

No hay nada que guste más que meter un trocito del campo en casa. Te lleva a un estado de calma de forma inmediata y te invita a disfrutar de espacios  más acogedores. Por eso, te proponemos modernizar el estilo rústico.

Aunque nunca pasa de moda, lo cierto es que hay varios tips con los que puedes darle un aire mucho más novedoso a tu hogar. ¿Estás dispuesto a hacerle un lavado de cara?

1. Un poco de color para modernizar el estilo rústico

Pese a que los tonos neutros son los que priman en este estilo deco, para darle ese toque más actual te sugerimos que añadas colores mas intensos que aportarán frescura y vitalidad a los ambientes.

Se llevan los azules en casi todas sus tonalidades. Prueba con el Classic Blue, el color del año según el Instituto Pantone y verás lo bien que le sienta a los grises, a los beiges y al sempiterno blanco.

Rústico moderno en negro

2. El negro en pequeñas dosis

Si piensas en un color que transmita modernidad, ese sin duda será el negro. Es por eso que te recomendamos que salpiques tu hogar con algunos detalles. Utiliza la magia de los accesorios y mejor aún si lo unes a los acabados metálicos. Mira esta lámpara de Lámpara y Luz con interior dorado…

3. Modernizar el estilo rústico con el tándem perfecto

Si hay una pareja que es capaz de representar este tipo de ambientes, son la madera y las fibras naturales. Juntas son capaces de hacerte pensar en la naturaleza y de dar esa calidez que el estilo rústico tiene.

En lugar de los tonos oscuros y los acabados toscos del estilo tradicional, la versión actual propone que las maderas sean claras y lisas. Mientras que las fibras dejan de ser exclusivas de los pequeños accesorios y se traducen en grandes lámparas, alfombras y pufs, como este de Casa Concept fabricado con yute.

Estilo rústico moderno

4. La carpintería se tiñe de blanco para modernizar el estilo rústico

Una forma de actualizar tu casa y de hacerla más luminosa es pintando toda la carpintería de color blanco. Ya sabes que es el material favorito de este estilo pero, de esta forma, se actualiza la propuesta y se logran espacios más armónicos.

Combinándola con otros acabados tales como la piedra y los tejidos con textura, como el lino, la arpillera o el algodón, tendrás un acierto seguro.

5. Así es el mobiliario de esta versión actualizada

El peso de la decoración se lo llevan los muebles, sí, de madera. Como ya te hemos contado, son los tonos los que cambian, pero también las formas. Si en el rústico tradicional lo que priman son las curvas y los ornamentos, la actualidad propone que sean rectilíneos, de inspiración nórdica, donde la sencillez y la practicidad se llevan todo el protagonismo.

Mobiliario rústico moderno

6. Los estampados que necesitas para modernizar el estilo rústico

Si hasta ahora los papeles pintados con dibujos florales eran lo más, la propuesta llega en forma de pequeñas dosis de naturaleza a través de cuadros o de ropa de cama.

Prueba a buscar diseños más modernos en donde los colores típicos del campo marquen el resto de la paleta cromática: el verde, los tierra y algunos tonos de rosa serán el denominador común de tus estampados.

7. Las cocinas se reinventan

Puedes encontrar diseños preciosos, modernos y que conservan la estética retro. No obstante, más allá de simular este estilo hogareño, te proponemos darle una vuelta y hacer de tu cocina la envidia de todos.

Lo rústico se lleva genial con el look industrial, así que prueba a poner algunas lámparas de este estilo y a combinarlo con revestimientos más modernos y tecnológicos como el Silestone para la encimera y  azulejos tipo subway en alguna de las paredes. El resultado será espectacular.

Ya tienes todas las claves para lograr un estilo rústico con un toque mucho más actual. Ahora solo te falta ponerlo en práctica en tu hogar. No te olvides de llenar de textiles gustosos cada rincón. Haz que la suavidad tanto en el tacto, como en los olores y en la vista, sean lo que reine.