5 tipos de manteles que están creando tendencia

30 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Para cubrir las mesas de nuestra vivienda tenemos diferentes tipologías de manteles. Es momento de que podamos descubrir los que mayor proyección están teniendo en el mercado.

La mesa del salón o del comedor necesita una decoración distinguida y original. No cabe duda de que desempeñan cierto protagonismo en el espacio donde se ubican; por eso, es momento de conocer 5 tipos de manteles que están creando tendencia.

Cuando recibimos invitados en casaes importante ser un buen anfitrión y ofrecerles algo de beber o comer. Esto implica el uso de una mesa, por lo que se convertiría en un punto central a nuestro servicio.

Hoy en día, existen diferentes tipologías de manteles que permiten engalanar un espacio y atraer todas las miradas. Hay que tener en cuenta que su estética debe amoldarse correctamente a la armonía del conjunto; por tanto, es preciso que conozcamos cómo realizar el proceso combinatorio.

1. Tipos de manteles de seda: finura y delicadeza

Manteles de seda
Imagen: pinterest.es

Entre las tipologrías más elegantes y con una estética más apacible, destacan los manteles de seda. La textura es, sin duda alguna, suave y delicada; por este motivo, se recomienda únicamente para decoración ya que puede deteriorarse si se exceden los usos.

En el caso de que se quiera emplear para las comidas, no conviene que se haga de forma asidua sino más bien de manera puntual debido a que no le convienen continuos lavados.

Puede encontrarse en colores lisos y brillantes, aunque en blanco es el más común. Es bastante habitual ver este material en los llamados caminos de mesa. Por otro lado, pueden tener remates hechos en encaje de bolillos o, incluso, borlas y pompones.

Muy recurrente para comidas o cenas elegantes.

2. Tipos de manteles con estampados: tematizar los espacios

Tipos de manteles: estampado
Imagen: pinterest.es

Una manera de ambientar las habitaciones es a través de manteles con estampados. Los materiales son muy variados, aunque suelen predominar los de tela y los de plástico. Veamos las 3 temáticas que más abundan:

  1. Una de las más habituales es la que se compone de productos alimenticios: frutas, verduras, repostería, etc. Además, encaja a la perfección para la mesa de la cocina.
  2. Otra posibilidad es que tenga fotografías realistas de ciudades, paisajes, objetos, vegetales, etc.; incluso, hay empresas que se dedican a plasmar en el mantel la imagen que solicite el cliente.
  3. Finalmente, hay que mencionar aquellos que poseen diseños lineales, geométricos o abstractos. Suelen pasar más desapercibidos pero complementan muy bien con el resto de decoración.

3. Los manteles de tonos pastel: apariencia apacible

Mantel liso
Imagen: pinterest.es

Los colores pastel suelen ofrecer una estética suave, apacible, sencilla y pálida. No reflejan estridencia ni tampoco desentonan en exceso; de hecho, pueden combinarse entre ellos mismos: rosa con verde, azul con marfil, púrpura y blanco roto, etc.

Su uso puede aplicarse en manteles lisos, sin ningún tipo de estampado; no obstante, también pueden encontrarse en las tipologías que poseen diseños geométricos o lineales.

Los manteles de jardín suelen ser de tonos pastel precisamente porque ayudan a generar un ambiente más distendido sin perder la elegancia. En el fondo, se amoldan a cualquier tipo de acto: cenas de gala, celebraciones informales, meriendas de amigos, etc.

4. Tipos de manteles de cuadros: un toque italiano

Mantel italiano
Imagen: pinterest.es

Resulta típico ver en las películas los manteles de cuadros rojos en los restaurantes italianos. Se han consagrado como un símbolo distintivo de los lugares donde ir a comer pasta. Sin embargo, esta tipología tiene un horizonte mucho más amplio.

Por supuesto, los hay con cuadrados de otros colores (azul, rosa, verde…); también, con líneas negras y cuadros rojos (carácter más alternativo y desenfadado) o, simplemente, con líneas blancas sobre un fondo negro.

El formato que se conoce comúnmente es el ajedrezado y en dos colores, siendo este el que más predomina. Aún así, también los hay polícromos o con otras variantes.

5. Manteles plastificados: útiles para el día a día

Tipos de manteles: plástico
Imagen: pinterest.es

Los plastificados son más fáciles de limpiar y sufren menos. El material resiste al uso diario y puede humedecerse con un trapo para quitar manchas y recoger migas. En comparación con los anteriores, es más barato y funcional.

Suele ser habitual en viviendas de estudiantes, de solteros o gente joven, principalmente porque puede ser un tanto más informal; de todos modos, esto depende también del tipo de colores que empleen o de la propia temática que contenga.

  • Bruwer, G.: Make Your Home – 75 Décor and Lifestyle Projects, Nueva York, Struik Lifestyle, 2016.