Cómo limpiar tu cocina a fondo

Dedica tiempo a limpiar tu cocina a fondo, así evitarás la proliferación de bacterias y microorganismos que pueden afectar tu salud.
Cómo limpiar tu cocina a fondo

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 19 octubre, 2021

Última actualización: 22 octubre, 2021

Al limpiar la cocina a fondo se evita la proliferación de bacterias, hongos y diferentes microorganismos que, sin darnos cuenta, se apoderan de nuestros utensilios. Incluso, muchas de ellas empiezan a adherirse a las paredes, bayetas y esponjas. Algunas pueden ser tan peligrosas que, de llegar a los alimentos, causan diarreas y malestares estomacales.

A continuación, vamos a contarte cómo llevar a cabo una limpieza a fondo, exhaustiva y que minimice las probabilidades de que tu salud y la de tu familia se vea comprometida.

Cómo limpiar tu cocina a fondo

Muchos pensarán que limpiar una cocina no tiene mucha ciencia, y es verdad. Sin embargo, luego de leer este artículo vas a darte cuenta de que hay espacios y utensilios que suelen pasarse por alto, en donde se acomodan las bacterias sin que lo sospeches.

Un ejemplo de ello son las esponjas de lavar la vajilla, ¿cada cuánto lavas la tuya? Es probable que tu mente haya quedado en blanco. Para que no olvides incluir este elemento, te contamos que hay estudios que indican que las esponjas albergan bacterias aerobias mesófilas y coliformes fecales, entre otras.

Sigue leyendo para que descubras cómo hacer esa limpieza profunda a tu cocina.

Limpia y desinfecta los gabinetes

Limpiar los gabinetes.

Alista los elementos de aseo básicos como esponjas, bayetas limpias y secas, productos desinfectantes y cepillos. Empieza la labor de limpieza con los gabinetes superiores de tu cocina, los cuales debes pulir por dentro y por fuera. Así garantizas que no quede polvo que se vaya acumulando con cada olvido.

Asegúrate de limpiar cajón por cajón y haz especial énfasis en las esquinas, recuerda que donde menos piensas se pueden alojar las bacterias y hongos. Los elementos más adecuados para la limpieza son las bayetas, un poco de agua y jabón, nada que vaya a afectar el material de los cajones.

Por último, asegúrate de que todo quede bien seco para evitar humedades, las que también atraen hongos.

No olvides el extractor de olores

Continuando con los elementos de cocina que están en la parte superior de la cocina, encontramos el extractor de olores o la campanilla extractora. Estas suelen acumular bastante polvo y grasa, en especial en la parte superior.

Para dejarla bien limpia, hay que usar un producto desengrasante, más cuando no se ha limpiado desde hace bastante tiempo. Además, hay que desmontar algunas piezas como la tapa que lo recubre, como lo explicamos en un artículo que dedicamos a la limpieza de la campana extractora de la cocina.

Limpia los quemadores de gas

Desinfecta los quemadores de gas.

¿Has intentado de mil formas dejar como nuevos los quemadores de gas o fogones sin lograr un buen resultado? Te aconsejamos usar bicarbonato y vinagre. Haz una mezcla con estos dos ingredientes hasta crear una especie de pasta. Luego, úntala sobre los elementos y déjala actuar por unos 10 o 15 minutos, según la cantidad de suciedad y residuos adheridos.

Usa un cepillo suave pero firme para fregar y eliminar la pasta que arrasará con los residuos. Te darás cuenta de lo limpios que quedan los quemadores. Ahora bien, si el olor del vinagre te parece fuerte y te disgusta, exprime unos limones para limpiar con una bayeta seca. Este producto natural dejará un aroma delicioso y contribuye a desinfectar la zona.

Revisa muy bien los orificios de salida del gas de los quemadores, pues de quedar obstruidos puedes tener problemas técnicos graves.

Desinfecta la nevera

La nevera es uno de los electrodomésticos más importantes en una cocina. No solo mantiene tus alimentos y bebidas fríos, sino que los conserva frescos por más tiempo. Por ello, es necesario que este aparato esté siempre limpio y desinfectado, ya que todo lo que sale de allí, termina en nuestra mesa.

Debes limpiar la nevera una vez al mes, como mínimo. Lo ideal es hacerlo cada 15 días. Sigue estos pasos para limpiar a fondo:

  • Desconecta la nevera.
  • Retira cada uno de los alimentos.
  • Usa una bayeta humedecida con vinagre y llega a cada rincón.
  • Una vez limpia, puedes regresar todo a su lugar.
  • Si quieres limpiar los alimentos, usa una bayeta nueva con vinagre.

Termina con las paredes, los azulejos y el suelo

Cocina con azulejos azules y blancos

Para terminar de limpiar la cocina a fondo es necesario barrer y pulir muy bien las paredes, los azulejos y el suelo. Estas zonas también se ensucian con polvo, grasa y bacterias. Hay algunos productos químicos para limpiar allí, pero es mejor optar por los orgánicos o naturales.

Primero debes aplicar el producto que has elegido sobre las áreas a limpiar, deja actuar por unos minutos y luego restriega con un cepillo o esponja especial para este tipo de superficies. Pasa una bayeta limpia para retirar los residuos, recuerda lavarla con cada pasada.

Finalmente, usa una bayeta nueva para pasar un poco de vinagre, con lo que terminarás de disolver la grasa y de desinfectar. Intenta lavar estas zonas una o dos veces al mes para evitar que esa mezcla de suciedad se impregne y sea más difícil eliminarla.

Así de fácil es limpiar una cocina a fondo

Como puedes darte cuenta, limpiar a fondo tu cocina es muy fácil y sencillo. Solo tienes que darte el tiempo para limpiar cada cajón y cada utensilio. Puedes echar mano de productos especializados o hacerlo con el apoyo de jabón, agua y productos naturales como el vinagre, el limón y el bicarbonato.

Te podría interesar...
Consejos para limpiar el fregadero de la cocina
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Consejos para limpiar el fregadero de la cocina

Limpiar el fregadero de la cocina correctamente es muy importante para la salud de la familia, por ello te compartimos unos consejos que serán muy ...



  • Zárate, N., Cowan, C., Román, C., & Lombardo, G. (2020). Contaminación bacteriana de esponja de lavado y bachas de cocina de cantinas de escuelas de asunción y gran asunción. Pediatría (Asunción), 47(2), 94-99.