Ideas para cambiar los azulejos de la cocina sin obra

Cuatro son las ideas que te tenemos para que logres cambiar los azulejos de tu cocina sin hacer una sola obra.
Ideas para cambiar los azulejos de la cocina sin obra

Última actualización: 25 junio, 2022

Si los azulejos de tu cocina están viejos o ya no te gustan, te compartiremos un par de ideas para cambiar estos elementos sin necesidad de hacer una obra. Recuerda que la cocina es un espacio para sentirse a gusto, genial si además es llamativa y hermosa.

Pero, ¿por qué cambiar los azulejos de la cocina sin obra? Sencillo, el cambio se dará sin necesidad de generar escombros ni dañar paredes. Además, los azulejos pueden ser costosos si vas a reemplazar los actuales por unos nuevos. Es también una forma de renovar sin necesidad de invertir un gran presupuesto.

Vamos a cambiar los azulejos de la cocina sin obra

Para cambiar los azulejos sin obra puedes colocar unos nuevos encima.
Para cambiar los azulejos sin obra puedes colocar unos nuevos encima.

Darles a los azulejos un diseño nuevo, sin necesidad de hacer ni una obra, es posible. Nosotros te compartiremos unas ideas con las que es mucho más fácil hacerlo, incluso, podrás hacerlo tú misma. Así, estrenarás cocina en poco tiempo y con poco dinero. ¿No es esto maravilloso?

Coloca azulejos nuevos encima

La primera idea para cambiar los azulejos de la cocina sin obra es comprar un nuevo diseño e instalarlo encima de los viejos. Puede que la pared quede un poco más gruesa, pero nadie notará lo que has hecho. Si tienes dudas de cómo hacerlo, a continuación, te explicaremos el paso a paso de cómo hacer el trabajo.

Materiales que necesitas

Antes de iniciar, debemos estar seguras de que tenemos todos los materiales para cambiar los azulejos. Entre ellos:

  • Las baldosas o azulejos, según el diseño de tu preferencia y en la cantidad necesaria para cubrir la zona que buscas.
  • Pegamento especial para baldosas.
  • Mortero de juntas.
  • Crucetas.
  • Esponjas.
  • Máquina para cortar azulejos.
  • Un metro.
  • Cubeta.
  • Un recipiente donde puedas hacer mezclas.
  • Una llana dentada y una de rejuntado.
  • Paleta.

Paso a paso

  • Limpia los azulejos: es importante lavar todos los azulejos que quieres cambiar sin obra antes de pegar cualquier revestimiento sobre ellos. Al estar sucios, con polvo o con grasa de la cocina, el pegamento no cumplirá su función y el azulejo nuevo no se puede despegar. Pásale una esponja con jabón, desengrasante y mucha agua.
  • Aplica el pegamento y coloca las baldosas: es importante que el tipo de pegamento que uses sea especial para baldosas. Este producto se deja esparcir muy fácil con una llana y no se seca rápido, así que puedes extenderlo en una zona amplia mientras vas pegando los azulejos. Entre las baldosas van las crucetas para que las juntas sean iguales.
  • Adhiere todas las baldosas: dependiendo del diseño es necesario seguir un patrón al momento de pegar cada azulejo. Cuando hayas terminado esta etapa y el pegamento esté totalmente seco, debes quitar las crucetas de plástico. En ese momento, deberás preparar la lechada con un mortero para juntas para asegurarnos que todo quedó bien fijo.
  • Limpia toda la zona: es normal que aunque no haya obra, quede polvo y pegamento alrededor de los azulejos que has colocado. Por ello, al finalizar el proceso que te hemos explicado es necesario que uses una esponja limpia y mojada. No es necesario usar jabón, se puede hacer solo agua. De esta manera, evitas que el color se opaque por el exceso de pegamento o de lechada.

Pintar los azulejos

Es posible usar pintura para cambiar el aspecto de los azulejos, para ello no necesitas hacer una obra.
Es posible usar pintura para cambiar el aspecto de los azulejos, para ello no necesitas hacer una obra.

Si crees que pegar nuevos azulejos es muy difícil y quieres otra idea para cambiarlos sin obra, te la tenemos. Lo que puedes hacer es pintar las baldosas que ya tienes con un tipo de pintura especial para ello. En el mercado hay un sinnúmero de productos con colores y hasta texturas que puedes elegir.

Usa esmalte

El esmalte es una opción si quieres pintar los viejos azulejos sin obra. Este tipo de pintura es el recomendado para las cocinas y los baños por ser zonas de gran humedad. Para aplicarlo es muy fácil, únicamente debes limpiar los azulejos muy bien y luego aplicar el esmalte.

Depende de ti el tono con el que quieras renovar tu cocina. Las opciones son muchas, así que diviértete identificando el color que tendrá tu nueva cocina.

Elige el papel pintado

La última de las ideas para cambiar los azulejos de la cocina sin hacer una obra es el papel pintado. Este material es adhesivo, es decir, se adhiere a los azulejos antiguos, dándoles un nuevo aspecto. Tiene una ventaja y es que hay diseños casi infinitos.

Hay una gran variedad de papeles pintados, por lo que debes asegurarte de usar el más resiste posible. Además, es necesario que compres el más grueso, de esta manera no se notarán los espacios que hay tradicionalmente entre las juntas.

¿Con cuál idea vas a cambiar tus azulejos sin obra?

Te compartimos un par de ideas para cambiar los azulejos de la cocina de una forma muy sencilla. Tú elige la que más te guste y se ajuste a tu presupuesto. La finalidad es que quedes a gusto con el resultado final. ¡Así de fácil podrás estrenar cocina!

Te podría interesar...
Elige la encimera según el color de tu cocina
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Elige la encimera según el color de tu cocina

Elige la encimera ideal para tu cocina según su color y estilo. Te contamos cuáles son las mejores combinaciones para que elijas.