Encimeras para tu cocina llenas de posibilidades

26 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
Si estás cansada de ver la encimera de tu cocina o si estás pensando en cambiarla porque está deteriorada, sigue leyendo este post porque vamos a solucionar tu problema.

Encimeras para tu cocina, ¿sabes cuáles son los mejores materiales? Granito, mármol, madera, laminados, Corian, Silestone… Descúbrelos todos y elige el que más te convenga, según tus gustos o necesidades.

Eso sí, busca que te aporten resistencia al calor y a la humedad pero, también, que sean fáciles de limpiar. Así que toma nota porque vamos a hablarte de sus principales características.

Tipos de encimeras para tu cocina

De materiales naturales

Encimera blanca efecto mármol: EKBACKEN para tu cocina.

  • Ventajas:

Dentro de esta categoría, destacan el granito y el mármol; estos son los materiales más utilizados tradicionalmente como encimeras ya que ambas piedras son muy resistentes.

Aunque oscurecen con el paso del tiempo y no pueden pulirse sin desmontarse, son muy prácticos gracias a su fácil limpieza, cualidad que los hace muy recomendables en la cocina.

Debes tener en cuenta que disponen de un gran surtido de acabados y colores. Así, podrás elegir un granito Labrador Sudáfrica, un granito amarillo Brasil o, por qué no, un mármol Macael o un mármol envejecido natural.

También es buena opción la madera ya que es un material muy cómodo para trabajar. Las más habituales en cocinas son algunas maderas claras, como el arce, el haya y el cerezo; y las maderas tropicales, como el iroko y la teca.

  • Inconvenientes:

Los materiales naturales son porosos, es decir que se manchan con gran facilidad. Cuanto más veteado sea el mármol, más poroso resultará. Tenlo muy en cuenta si te gusta tenerlo siempre en perfecto estado.

El aceite, la grasa y los ácidos son los grandes enemigos de estos materiales ya que dejan manchas muy difíciles de eliminar y se comen su brillo natural, originando que pierdan su belleza con el paso del tiempo.

Ten en cuenta también que la madera es un material relativamente delicado, por lo que es aconsejable utilizarla únicamente en aquellas zonas menos expuestas al agua. ¡Aléjala del fregadero si no quieres que se deforme!

Encimeras para tu cocina de materiales sintéticos

Encimera silestone negro opaco.

  • Ventajas:

Los nuevos materiales sintéticos resultan ideales para la zona de trabajo de la cocina ya que la mayoría de ellos son muy resistentes a las marcas y los golpes, no se manchan, son ligeros, fáciles de limpiar y soportan bien la humedad.

El Silestone, un aglomerado de arenas, resulta muy resistente y llamativo; también las encimeras de síntesis, como el Corian, con un tacto muy suave y agradable.

Todos ellos, al igual que el Logos (material fabricado a base de virutas de vidrio y resinas plásticas), se presentan en una amplia variedad de acabados y colores, además de ser económicos.

  • Inconvenientes:

La mayoría de los nuevos materiales salieron al mercado con la intención de imitar a los naturales: los laminados emulan el aspecto del parquet y los compactos, al granito.

Antes resultaban más económicos que los materiales naturales aunque, actualmente, su precio resulta el principal inconveniente para decantarnos por ellos.

De materiales laminados:

Encimeras para tu cocina

  • Ventajas:

Las encimeras laminadas están formadas por varias capas de papel de kraft prensadas y papel de color, protegidas con resinas. Se trata de un material muy adecuado para encimeras y paneles continuos porque permite reducir las juntas o, incluso, eliminarlas.

Los laminados de alta presión incorporan un soporte de aglomerado o de DM. Los compactos, en cambio, no incorporan la base de madera, tratándose de tableros flotantes que imitan materiales naturales como la madera.

Ten en cuenta que poseen infinidad de acabados y son de fácil limpieza. Si no quieres gastar mucho dinero, no dudes en elegir estos materiales ya que son bastante económicos.

  • Inconvenientes:

Aunque se trata de revestimientos resistentes y muy adecuados para las zonas de trabajo de la cocina, al estar compuestos de madera aglomerada, pueden deformarse si el agua llega a penetrar en el interior.

También es conveniente tener en cuenta que algunos de los laminados incorporan un vierteaguas, que es una pequeña hendidura que se realiza en la parte posterior de la encimera, rellenándose de neopreno para evitar que el agua deforme la pieza.

Por último, aunque algunos acabados laminados son especialmente resistentes, no soportan tan bien las altas temperaturas o el calor directo como sí lo hacen el granito o el mármol.

Ya sabes, si la encimera de tu cocina necesita un cambio de imagen, no lo dudes y decídete por alguno de estos materiales. ¡Ya nos contarás!