Una cocina a prueba de niños

Mónica Heras Berigüete·
15 Junio, 2020
Si creas una cocina a prueba de niños. podrás preparar la cena con los peques, invitarlos a colaborar en las tareas domésticas y mantenerlos ocupados y entretenidos de una forma segura.
 

A los pequeños les encanta estar con sus padres, poner a prueba sus habilidades y jugar a ser «mayores». Por eso, te vamos a dar las claves para tener una cocina a prueba de niños. De esta manera, podrán puedan jugar a ser chefs y desarrollar sus capacidades e independencia en un espacio protegido.

Por un lado, es importante que cuides su seguridad para que los inminentes peligros que puede haber en la cocina no les afecten. Por otro, una vez resuelto este punto, adapta el diseño del lugar para hacerlo accesible para ellos; de este modo, podréis disfrutar de una tarde juntos horneando un bizcocho, preparando la merienda o haciendo la pizza para cenar.

Crear una cocina a prueba de niños

Cocina abierta

Una cocina abierta te trae muchas ventajas si tienes niños en casa. No solo es perfecta para que paséis el rato juntos haciendo de cocineros sino que también te permite tenerlos vigilados mientras tú cocinas o lavas los platos.

Al haber pequeños en casa, cuanto menos obstáculos, mucho mejor y este tipo de espacio en el que se prescinde de puertas y muros es totalmente kids-friendly.

Por norma general, las cocinas abiertas suelen tener una isla de cocina que te permite poner una encimera mucho más extensa que en una tradicional. Esto se traduce en más superficie de trabajo y más comodidad para realizar actividades con los niños.

 

La seguridad es lo primero en una cocina a prueba de niños

Cocinas a prueba de niños
Imagen: pinterest.es

Lo más importante es que los niños estén sanos y salvos en todo momento y, para eso, debes ir siempre un paso por delante: nunca subestimes su capacidad para explorar.

Ubica el horno en una columna, lo más alejado de su altura posible para evitar posibles accidentes. De esta forma, ellos no lo alcanzarán y para ti será mucho más cómodo meter y sacar los alimentos. Existen modelos denominados de «puerta fría»; es decir que aunque estén trabajando a pleno rendimiento, se mantienen fríos en el exterior.

Ojo con la ubicación de los alimentos en la despensa, los productos de limpieza y la basura. Es muy importante que no estén al alcance de los niños. Aquí te dejamos este artículo para lograr una casa segura para los niños. 

Ponles las cosas fáciles

Cocina a prueba de niños
Imagen: Food photo created by freepik – www.freepik.com
 

Necesitan sentirse integrados y trabajar en su autonomía y, para ello, es necesario que puedan acceder fácilmente a algunos de los utensilios que vais a necesitar.

Coloca algún mueble bajo con fuentes, moldes y cucharones que puedan manejar sin que se rompan. Ahí, también puedes guardar algunos productos de la despensa que los niños puedan manejar durante la preparación de las recetas.

Deja los cuchillos y todo aquello que no quieres que toquen en las partes más altas de la cocina o coloca cierres de seguridad para que no puedan abrir los cajones.

También, te sugerimos que les adaptes un taburete para que accedan a la encimera de una forma segura y siempre con la supervisión de algún adulto. 

Para una cocina a prueba de niños, es importante que pongas mucha atención en todo momento. Cuando estés cocinado, coloca las ollas y las sartenes al fondo y, a ser posible, usa un protector antivuelco para evitar cualquier susto.

El suelo en una cocina a prueba de niños

Alfombra vinílica
Imagen: pinterest.es

Es muy frecuente que los suelos de las cocinas terminen mojados y pegajosos y eso puede ocasionar algún resbalón. Para que esto no suceda, te recomendamos que coloques una alfombra vinílica; además de que son antideslizantes, vas a encontrar modelos chulísimos para deleite de los peques.

 

Un extra para los más pequeños

Juguetes de niños
Imagen: Girl photo created by freepik – www.freepik.com

Para los niños, el juego simbólico es muy importante y aprenden imitando situaciones de la vida e interpretando distintos papeles. Pueden ser papá y mamá, un maestro de escuela, un deportista de élite o un gran cocinero.

Si aún son muy pequeños, puedes ponerles una cocinita de juguete cerca de ti para que jueguen mientras tu cocinas. Esta de madera de IKEA es muy bonita y puedes customizarla según sus gustos y preferencias.

Estas son solo algunas ideas para lograr una cocina a prueba de niños y disfrutar en familia de más actividades lúdicas al tiempo que los peques aprenden a colaborar en las tareas de casa.

Poco a poco, también puedes irles dando responsabilidades adecuadas a sus habilidades y edad para que se sientan útiles. Fomentarás su autoestima y los tendrás entretenidos. 

 

Imagen principal: People photo created by prostooleh – www.freepik.com