La cocina farmhouse: una casa con carácter

15 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
Decorar la cocina con el estilo farmhouse nos permite generar calidez e intimidad a través de los colores y del uso de elementos vintage.
 

La cocina farmhouse está abriéndose un hueco en el mundo del diseño de interiores y lo hace con una marcada tendencia a quedarse durante mucho tiempo en nuestras casas. La cocina es un espacio que va mucho más allá de las cuestiones meramente prácticas. Es uno de las estancias que definen el estilo y el carácter de nuestras casas.

No hay sinónimo más poético que la palabra “hogar” para definir nuestra cocina. Y esta poesía, puesta en práctica decorativa, es la cocina farmhouse. De marcado estilo rústico, el farmhouse va un poco más allá e incluye tanto acentos de granja como sofisticados elementos de la campiña francesa. Por eso, nos gusta tanto.

El farmhouse en la cocina nos permite jugar con diferentes elementos y combinarlos para crear espacios con un carácter que los aleja definitivamente de los diseños más impersonales de otro tipo de cocinas.

Los ingredientes de la receta farmhouse

Decorar una cocina farmhouse
Imagen: cuttingedgestencils.com

Como en muchas otras recetas de cocina, en el farmhouse el toque personal es muy importante y terminará de definir el gusto final de este maravilloso proyecto. Pero hay varios ingredientes que necesitamos utilizar para conseguirlo.

 

Estas cocinas cuentan con elementos caseros, materiales envejecidos, maderas repintadas, detalles auténticos y superficies desgastadas. Son espacios con diferentes puntos de interés porque, también, son cocinas vivas, donde se desarrolla gran parte de las actividades diarias.

Vamos a ver sus ingredientes más importantes y la manera de personalizarlos para que la cocina farmhouse lleve nuestro sello único. Ese pellizco que es el toque más importante de todos.

Los elementos arquitectónicos de la cocina farmhouse

Cocina farmhouse
Imagen: mylivinginterior.com

Los suelos de madera y las vigas expuesta son clásicos de la decoración rústica en cualquier estancia. En la cocina, estos dos elementos cobran importancia y se convierten en uno de los puntos de atención en los que merece la pena hacer parte de nuestra inversión.

La madera en suelos y techos aporta una sensación inmediata de hogar y hacen de nuestra cocina farmhouse un espacio cálido y acogedor. La madera está pintada en blanco o en tonos crema, especialmente cuando queremos conseguir un aspecto de granja moderna. Si la cocina es suficientemente grande, se puede añadir, también, madera decorativa en alguna de las paredes.

 

Las encimeras deben ser robustas, de aspecto pesado. Pueden ser de madera, aunque nos sirve el granito y otras piedras naturales. El fregadero será grande y de estilo rústico; este estilo se conoce como fregadero frontal de delantal. Estos dos elementos decorativos nos ofrecen la oportunidad de plasmar la fuerza de la vida que habita en las granjas.

La cocina es el alma de la casa

Cocina
Imagen: pinterest.es

La cocina farmhouse está pensada para cocinar y para comer, para compartir los desayunos familiares y las cenas con amigos. No obstante, su fuerte carácter campestre nos inspira, también, momentos de intimidad para desconectar, ratos de lectura, de costura e, incluso, alguna cena romántica.

El estilo farmhouse es, ante todo, práctico y es, además, coqueto. Tan coqueto que le gusta mostrar todos sus tesoros, por fuera y por dentro. Pocas cosas van escondidas en esta cocina farmhouse. Aquí no hay secretos.

Los colores del farmhouse

Deocración en blanco
Imagen: diydarlin.co
 

Sin duda alguna, los tonos beige, cremas y blancos rotos se aplican en forma de pintura sobre la madera de suelos, vigas y muebles. También, el color natural de la madera nos sirve, aunque nos dará un aspecto más rústico del que queremos conseguir.

Para combinar los tonos crema, hay dos colores que gustan en especial en este estilo: los verdes jade y los azules muy pálidos. Podemos aplicarlos en alguna de las paredes o en los tejidos, que son especialmente importantes en la cocina farmhouse. Incluso, podemos elegirlos para piezas de menaje o decorativas.

Son tonos ligeros, que no abruman y que evocan los colores de la naturaleza. No debemos olvidar que estamos hablando de granjas. Podemos darles un aspecto envejecido a algunas de las piezas de color para acentuar aún más la conexión con el campo.

Los muebles de la cocina farmhouse

Estanterías abiertas
Imagen: followtheyellowbrickhome.com

Los muebles juegan un papel esencial en un espacio con tanto potencial. Las estanterías son abiertas. En estos espacios se lucen las vajillas familiares y los antiguos juegos de cristalería. Es uno de nuestros detalles favoritos. De esta manera, el menaje forma parte de la decoración.

 

Si vamos a crear una cocina farmhouse al estilo de las granjas modernas, podemos elegir la vajilla en blanco. Si nuestra cocina farmhouse tiene acentos de french country, una maravillosa vajilla clásica con motivos toile de jouy es perfecta para lucir aquí. Un motivo que puede escogerse, también, para los tejidos.

Las mesas son grandes, familiares y de madera. Si no tenemos espacio suficiente, no hay excusa: una bonita rinconera creada con bancos rústicos nos hace la misma función. Los armarios son grandes, incluso empotrados o de obra con frontales en madera, pintados en tonos crema.

Para añadirle el toque sofisticado del color negro, podemos combinarlos con elementos de forja como tiradores, bisagras o lámparas colgantes. La forja, tanto auténtica como imitada, es un material que podemos usar ampliamente en la cocina farmhouse para los accesorios decorativos.

Accesorios decorativos

Decoración de granja en el hogar
Imagen: goldenboysandme.com

Ya tenemos nuestra receta casi a punto de salir del horno. Nos quedan esos toques finales que le darán el sabor mágico: los utensilios de madera, como cucharones y tablas de cortar, alguna cesta metálica ligera, flores en gran cantidad, tarros y jarras metálicos y hermosas frases inspiradoras enmarcadas y colgadas de la pared.

 

Es muy importante agregarle un toque extra de cariño a nuestra receta. En este caso, lo haremos en forma de manteles, cojines y plaids coordinados con las cortinas de las ventanas. No hay cocina farmhouse sin unas bonitas cortinas.

Nuestras favoritas: las confeccionadas en telas naturales, encaje y un gran bandó, enmarcando cortinas a media altura, las conocidas como coffee curtains.

Estos son algunos de los accesorios decorativos de estilo vintage que tomaremos como partida. Ahora solo hay que personalizarlos en pequeños toques. Como la sal y la pimienta.

Imagen principal: countryliving.com