Claves para mantener tus ollas y tus sartenes impecables

Te contamos todo acerca de cómo mantener tus ollas y sartenes como el primer día. Aprende a lavarlas y a conservarlas para alargar su tiempo de uso.
Claves para mantener tus ollas y tus sartenes impecables

Escrito por Mónica Heras Berigüete, 06 Mayo, 2021

Última actualización: 06 Mayo, 2021

Tener ollas y sartenes de calidad hace que las tareas de cocina sean mucho más apetecibles. No solo consiguen que los alimentos se cocinen mejor y hasta sean más sabrosos, sino que también pueden agilizar el tiempo que se dedica a esta tarea.

Sin embargo, no siempre se les da el trato que merecen. Cuando no se limpian con los productos adecuados o no se guardan con el mimo que se debe, terminan rayadas y estropeadas, y se reduce así su tiempo de uso. Por ello, a continuación encontrarás algunos consejos acerca de cómo cuidar mejor el menaje de tu cocina.

Poner a punto tus ollas y tus sartenes

Es muy importante invertir en un menaje de cocina de calidad. De esta forma, todo lo relacionado con la preparación de alimentos será más fácil, por no mencionar que las piezas durarán más tiempo.

Por un lado, debes poner atención en el tipo de materiales que eliges y, por otro, aprender a darles los cuidados adecuados Mira estas recomendaciones para lograr que tu menaje de cocina dure toda la vida (o casi).

Lo primero que debes hacer

Nada más comprar una olla, sartén o cualquier otro menaje de cocina lo primero que debes hacer es lavarlo con agua y jabón. Observa las indicaciones del fabricante en cuanto a su uso y cuidado.

Un consejo: las sartenes antiadherentes se recomienda que las frotes con unas gotas de aceite. Después, limpiarlas con papel absorbente y así quedarán listas para su uso.

Limpieza que no daña

Existe la costumbre de frotar con demasiada fuerza cada vez que se quiere limpiar algo. Sin embargo, esto no hace más que dañar las superficies. Sean del material que sean tus ollas y sartenes, huye de estropajos abrasivos, los de acero, la lejía y otros productos agresivos.

Aunque a primera vista dejan todo reluciente, terminarán rayándolas. Opta por un estropajo suave y si puedes, mejor utiliza el lavavajillas.

Vigila los cambios de temperatura

Tal vez no lo sepas, pero meter las sartenes y las ollas aún calientes en agua fría es un error puesto que podrían deteriorarse. Lo que sucede es que con las altas temperaturas la base se aplana y si no le das tiempo de recuperar su estado original, se deforma.

Así que deja que se enfríen antes de lavarlas o meterlas al lavavajillas.Esta norma aplica a cualquier tipo de material con el que estén hechas.

Cómo cuidar tus ollas y tus sartenes, dependiendo del material

Tipos de sartenes inteligentes
Foto de Dana Tentis en Pexels

Acero inoxidable, material antiadherente, hierro fundido… cada uno de ellos tiene sus peculiaridades a la hora de lavarlos y mantenerlos en buen estado. ¡Toma nota!

Sartenes antiadherentes

Aquellas sartenes que cuentan con un recubrimiento antiadherente son una buena opción a la hora de cocinar ciertos platillos. Te permiten usar menos aceite, lo que hace que los alimentos sean más saludables.

Para mantenerlas en buen estado, la clave está en no someterlas a temperaturas muy altas durante demasiado tiempo y para su limpieza es mejor que sea con agua y jabón, y un estropajo que no raye.

Las cucharas y espátulas que utilices deben ser de madera o de silicona porque de lo contrario las puedes estropear. Eso sí, cuando observes que el recubrimiento se ha dañado, es mejor que las deseches.

Ollas y sartenes de acero inoxidable

Seguro que gran parte de tus ollas y sartenes son de acero inoxidable. Es el material más resistente y puedes dejarlas perfectas solo con agua y jabón. En caso de que aparezcan manchas, prueba a ponerlas al fuego con un litro de agua y dos cucharadas de vinagre. Deja que hierva unos minutos y verás lo bien que se quedan.

Hierro fundido

La ollas de hierro fundido o colado presentan muchas ventajas. Una de las más importantes es que está libre de tóxicos y, además. son súper resistentes y aptas para todo tipo de cocina: inducción, placa vitrocerámica, horno, gas.

Se recomienda que antes del primer uso se frieguen con agua y jabón. Una vez secas, hay que impregnarlas con aceite y meterlas al horno caliente durante una hora aproximadamente.

Una de las marcas más conocidas es la de Le Creuset, desde donde recomiendan no sumergir las cazuelas calientes en agua tibia o fría puesto que el esmalte podría agrietarse.

Para limpiarlas basta con fregarlas a mano con jabón. No te olvides de secarlas muy bien, así evitas que se oxiden. Una opción estupenda y saludable.

Ollas y sartenes de porcelana

Este es otro de los materiales 100 % libre de tóxicos. Sus cuidados son prácticamente iguales a los de las de hierro fundido y también son válidas para cualquier tipo de cocina. En Conasi tienen este modelo tan bonito.

Además de las mencionadas también hay ollas de vidrio, de barro, de titanio, así que conviene que decidas bien lo que quieres. Varía mucho el precio, puesto que hay materiales más duraderos y saludables.

Otro punto importante es que si las vas a apilar cuando las guardes, utilices protectores de fieltro o silicona para que no se rayen. Durarán más tiempo que es, justamente, lo que deseas.

Te podría interesar...
Cocina pequeña, soluciones grandes
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Cocina pequeña, soluciones grandes

Cocina pequeña, soluciones grandes, porque no hay nada que un poco de ingenio y una buena planeación no puedan lograr, ¿no te parece?