8 claves para renovar la cocina

26 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Estás planteándote reformar la cocina? Te daremos las claves para hacerlo realidad. ¡Vamos a ello!
 

Si estás pensando en renovar la cocina y no sabes por dónde empezar, no te preocupes porque te ayudaremos en todo el proceso. ¡Será más fácil de lo que piensas!

Toma nota porque las claves que vamos a proponerte te ayudarán a conseguir el ambiente que deseas para hacerla más útil y acogedora, y lo más importante, no pasarte en el presupuesto.

Renovar la cocina, ¡manos a la obra!

Cómo conseguir una cocina más sostenible.

Renovar la cocina puede ser un verdadero quebradero de cabeza, al menos si no tienes un listado de aquellas cosas a las que debes prestarle atención. Por eso, este listado te será de utilidad.

1. Planifica bien la obra

Antes de empezar las obras, es necesario que tengas muy claro qué tipo de cocina necesitas. Recuerda que no existe un modelo perfecto y que eso depende, en gran medida, del estilo de vida y las necesidades de tu familia.

Lo mejor es que hagas una lista para determinar las funciones que quieres que cumpla: concreta si solo cocinas o, también, vas a comer en ella, si necesitas un espacio para despensa… Y prepara un presupuesto inicial.

2. Intenta ganar metros

Muebles blancos para una cocina pequeña.
 

Lo primero que debes plantearte es su ubicación. Si reformas la cocina, puedes aprovechar para situarla en un lugar más adecuado o más próximo al comedor.

Y aún en el caso que desees mantenerla en su sitio, quizá puedas ganar unos metros de una estancia contigua como, por ejemplo, el lavadero o un pequeño aseo.

La instalación de una puerta corredera o plegable o el cambio de dirección de una abertura pueden ser dos buenas soluciones que te ayuden a ganar ese espacio extra que a veces tanto se necesita.

3. Renovar la cocina organizando el espacio

Las cocinas en forma de U disponen los muebles y electrodomésticos en tres paredes contiguas. Es una distribución muy cómoda para cocinar, que reduce los recorridos y sitúa el triángulo de trabajo fuera de la zona de paso.

Las cocinas en L, que tienen dos paredes adyacentes, son idóneas si quieres crear una cocina-comedor. Debes saber que este tipo, es muy útil para espacios reducidos.

Sin embargo, las que disponen el mobiliario en línea son ideales para estancias estrechas y largas. Y si el espacio del que dispones es grande, puedes permitirte el lujo de contar con una isla central.

4. Distribución óptima

Ejemplo de una cocina pequeña amarilla.
 

Una buena distribución es la que traza un triángulo de trabajo siguiendo un recorrido lo más lógico posible: el frigorífico puede ir en un extremo, el fregadero en el centro y, por último, la zona de fuegos.

Entre cada una de estas zonas, es conveniente dejar un espacio de unos 120 a 210 cm para trabajar cómodamente. ¿Qué tal si colocas junto al frigorífico una despensa o junto al fregadero un módulo para guardar productos de limpieza?

5. Evita los errores

Nunca sitúes la zona de cocción bajo la ventana, ya que impedirá la colocación de una campana y, si la placa es de gas, podría apagar la llama. Si sitúas el fregadero bajo un ventanal, asegúrate que la grifería no impedirá su abertura.

Procura que la zona de agua y de cocción estén próximas, pero nunca juntas. También, es preferible que coloques los armarios a una  altura que te sean cómodos (1,40 cm es lo ideal) y evita los módulos demasiado profundos.

6. Renovar la cocina con los electrodomésticos adecuados

Electrodomésticos para cocina.

Antes de elegir los muebles, selecciona los electrodomésticos que realmente necesitas. Puedes confiar en las últimas tecnologías y adquirir, por ejemplo, una campana extractora de alta potencia.

 

No te olvides de valorar, también, la estética. Si tu cocina es de línea actual, puedes elegir un modelo de electrodomésticos acabado en acero inoxidable. Si prefieres que pasen desapercibidos, decídete por los módulos panelables o integrables.

7. Encimera útil

Elígela práctica si vas a trabajar mucho en ella. Si quieres que tenga buenos resultados, debes adquirir materiales de calidad que resistan a los cambios bruscos de temperatura, cortes, quemaduras y manchas.

Las encimeras de mármol y de granito son las más clásicas y destacan por su gran resistencia al desgaste. Sin embargo, ten cuidado, porque algunas variedades son porosas y propicias a absorber la grasa.

8. Instalaciones nuevas

Electrodomésticos pintados en azul.
Electrodomésticos / infocasas.com.uy

Si la instalación tiene ya más de 10 años, aprovecha para cambiarla al renovar la cocina. Calcula los enchufes que precisas; te recomendamos que cuentes con unos ocho enchufes para pequeños electrodomésticos.

Y muy importante: ten en cuenta que el fregadero debe estar cerca de un desagüe para no perder el porcentaje de pendiente; de esta forma, evitarás disparar los gastos de fontanería.

Como habrás podido observar, una cocina bien planificada te ayudará a realizar las diferentes tareas de una forma más cómoda y eficaz. ¿Piensas que a la tuya le están haciendo falta algunos cambios?

 

Imagen principal: Wood photo created by kjpargeter – www.freepik.com