Ventajas y desventajas de tener un ordenador de sobremesa

11 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El ordenador se ha consolidado como una pieza fundamental en nuestra vida y un recurso más en la decoración del hogar.

La informática se encuentra perfectamente asentada en nuestra vida. Hoy en día, usamos la tecnología como un recurso prioritario para el trabajo y el hogar; por eso, vamos a conocer cuáles son las ventajas y desventajas de tener un ordenador de sobremesa.

Solemos acondicionar el despacho o el dormitorio para realizar distintas funciones personales. Es aquí donde ubicamos el escritorio y, sobre él, distintos recursos laborales o de estudio, al igual que distintos dispositivos electrónicos que son necesarios.

Nuestra vida está conectada a los ordenadores. Existen diferentes modelos; algunos pueden ser más grandes y otros, más pequeños, pero lo que exigimos es que el escogido sea eficiente y duradero. No obstante, pueden surgir algunas incógnitas en relación a qué tipología es la más adecuada.

Principales ventajas de tener un ordenador de sobremesa

Ordenador de sobremesa
Foto de Oleg Magni en Pexels

En un principio, conviene analizar cuáles son las posibles ventajas que nos ofrece un ordenador de sobremesa. Esta es la mejor manera de que conozcamos sus virtudes y, a partir de ahí, estemos convencidos de adquirirlo para un uso común de la familia.

  1. Si tenemos un espacio destinado únicamente para nosotros, el hecho de obtener un aparato así puede ser una buena apuesta. Quedaría fijo en un punto concreto de la mesa, de tal manera que se dispone como una herramienta de trabajo completamente funcional.
  2. Probablemente, tengamos en mente los típicos ordenadores de torre grandes que ocupan mucha superficie. Esta gama se ha ido perdiendo y, actualmente, se fabrican diseños más reducidos para que resulte más cómoda su disposición en la mesa y no estorbe demasiado.
  3. A nivel estético, nos ayuda a ambientar el lugar y acondicionarlo de la mejor manera posible para garantizar, así, una atmósfera dedicada al trabajo o al estudio. No tiene nada que ver con la decoración que podamos encontrar en otras partes de la casa.
  4. Contribuye en la decoración mostrando una imagen más tecnológica y moderna, además de enriquecer el interior y definir un estilo personal.

El ordenador es otro elemento decorativo más de la casa.

Desventajas de tener un ordenador de sobremesa

Ordenadores
Imagen: amazon.es

Una vez comprendidos los puntos anteriores conviene analizar cuáles son las desventajas, de qué manera puede complicarnos la decoración de una habitación y por qué pueden surgir dudas antes de comprarlo.

  1. En ocasiones, no nos damos cuenta de la magnitud de algunos modelos. Ocupan un espacio considerable y, si tenemos una mesa reducida, puede generar cierto desasosiego y no ofrecer espacio para realizar otras tareas.
  2. Un ordenador de torre suele estar ligado a una pantalla de gran tamaño. Evidentemente, puede resultar muy atractivo este recurso, pero también es cierto que abarca unas dimensiones considerables y eclipsa la decoración existente en el lugar.
  3. Al ser una pieza fija, no podemos desplazarnos con él; además, si queremos hacer una mudanza o cambiarlo de habitación, esto supone cierto trastorno, ya que no es un componente móvil de fácil manejo.
  4. Podemos echar de menos su uso fuera de casa, todo lo contrario a la funcionalidad que nos ofrece un ordenador portátil. De este modo, se nos limita la practicidad.

¿Qué es mejor comprar: un ordenador portátil o uno fijo?

Mac de Apple
Imagen: amazon.es

Esta se puede considerar una de las grandes dudas que nos surgen. Seguramente, nos habremos planteado esta pregunta en más de una ocasión; por eso, debemos valorar el tipo de utilidad que le vamos a dar y el tiempo que estaremos sentados frente a él.

En el caso de que teletrabajemos en el despacho todos los días, como si tuviésemos una oficina en casa, es posible habilitar un escritorio con un ordenador de sobremesa. En cambio, si solemos emplearlo para el día a día o si lo queremos para ocio, uno portátil es lo mejor.

En cuanto a la potencia de cada uno, en el mercado existen todo tipo de modelos. Tanto los unos como los otros tienen requisitos de alta gama; por tanto, no se puede decir que exista una diferencia considerable entre ambos.

Recomendaciones a la hora de elegir un ordenador de sobremesa

Antes de escoger un ordenador para el hogar, es preciso acudir a distintas tiendas y comparar las marcas. Si compramos de forma impulsiva, probablemente nos equivoquemos y, a su vez, no quede tan bien a nivel decorativo.

Hay que obervar el espacio donde se situará, visualizar las medidas, comprender qué necesidades tenemos y acudir al mercado a ver cuál se ajusta mejor a lo que realmente queremos.

Foto de Mateusz Dach en Pexels
Zamora, Mey: Dulce hogar, Plataforma Editorial, 2009.