El uso del polipiel en la decoración del hogar

04 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El polipiel es uno de los materiales más interesantes para el hogar, tanto por su comodidad como por la propia apariencia que tiene. Ofrece todo tipo de posibilidades estéticas y es resistente al paso del tiempo.

Las texturas y los materiales que se emplean para la fabricación de mobiliario y otros recursos influyen en la estética de un espacio. A esto se debe incluir la imagen y el color de los mismos; por eso, es momento de conocer el uso del polipiel en la decoración del hogar.

Cuando acudimos a una tienda de interiorismo, podemos comprobar que el cuero, el lino, el algodón y el terciopelo toman gran relevancia y están presentes en numerosos artículos. Esto se debe a la relación entre la suavidad de la textura y la apariencia que ofrecen.

No obstante, existen otras alternativas que están tomando cada vez más presencia en los hogares. El objetivo es que se creen nuevos conceptos decorativos que resulten atractivos. En otras palabras, una fórmula para desmarcarse de lo que tradicionalmente se conoce.

¿Qué es el polipiel?

Polipiel en la decoración del hogar: paredes
Imagen: pinterest.es

El polipiel es un tejido empleado para tapizar el mobiliario: sofás, sillas, butacas, etc. Se compone de poliéster sintético y se recubre por varias capas de polímero. El aspecto exterior es parecido al del cuero; de hecho, puede ser difícil diferenciarlo a simple vista.

Se caracteriza por ser resistente al paso del tiempo; de hecho, soporta el uso continuado sin acusar el desgaste. Cabe destacar su elasticidad y rugosidad, capaz de adaptarse al cuerpo y a la propia presión que este pueda ejercer.

En el mundo de la moda, también tiene gran relevancia. Numerosos modistas escogen este material para la ropa al ser maleable y fácil de trabajar.  Por este motivo, se ha abierto paso en el ámbito de la decoración y está ganando cada vez más presencia en los hogares.

Una sabia elección tanto por el rendimiento como por la estética.

4 tipologías de polipiel en la decoración del hogar

Cabecero de polipiel
Imagen: cabeceros.com

Las posibilidades son múltiples, teniendo en cuenta que existen distintas tipologías. La elegancia que muestra y el carácter distinguido proporcionan un gusto refinado y con cierto atrevimiento. Vamos a conocer 4 tipologías verdaderamente interesantes:

  1. Polipiel sugan: el más común en la decoración. Empleado en todo tipo de superficies como, por ejemplo, los pufs; incluso, se hacen manteles con este tejido. Se caracteriza por ser liso y suave, gracias al revestimiento que tiene de PVC. No padece roturas o desgarres, es resistente y confortable.
  2. Polipiel elis: quizá uno de los más parecidos al cuero. Es utilizado para todo tipo de asientos (sofás, butacas, reposapiés, sillas…) o para recubrir el cabecero de la cama. Se considera muy resistente y al tacto se nota una sensación de tersura agradable.
  3. Polipiel metalizado: uno de los más llamativos y que destaca por sí mismo. Desprende cierta brillantez y produce reflejos lumínicos. No es habitual encontrarlo en las casas; generalmente, se suele emplear para tapizar algún mueble con el que se pretenda llamar mucho la anteción. El color más común es el dorado.
  4. Polipiel de animal: se considera una imitación de la piel de animal. Un caso ejemplar sería la decoración de cebra o la de los reptiles: asientos, cojines , alfombras, etc. De todos modos, esta tipología es más recurrente en la moda.

Las posibilidades cromáticas del polipiel

Polipiel en la decoración del hogar
Imagen: pinterest.com

La elección del color es un principio fundamental. A la hora de usar el polipiel en la decoración del hogar, es preciso que sepamos cuál combina mejor con el resto de recursos. No debemos olvidar que es un material atractivo y que capta la atención.

En aquellas habitaciones donde predominen los tonos oscuros o cálidos, conviene que recurramos al polipiel beige o crema marfil. De todos modos, son los grises y tostados los que mayor demanda tienen, ya que encajan a la perfección en cualquier espacio.

Por otro lado, si nos encontramos en un lugar donde predominan colores neutros o claros, podemos recurrir al polipiel oscuro, como puede ser el marrón, el azul añil o, si deseamos mayor osadía, el negro.

La limpieza del polipiel en la decoración del hogar

Polipiel dorado
Imagen: pinterest.es

Una de las virtudes de este material es su fácil limpieza. Puede realizarse de forma sencilla y práctica, sin que sufra el tejido. Para ello, existen productos especiales pero, si queremos utilizar agua oxigenada o, simplemente, agua y jabón, no tendremos ningún problema.

En realidad, el polipiel es funcional, no solo por las utilidades que nos ofrece, sino también por ser cómodo, agradable y repeler la suciedad o las posibles manchas de comida y líquidos.

  • Ahern, Abigail: Cómo decorar tu piso: trucos para que tu hogar se convierta en la casa de tus sueños, Océano Ambar, 2010.