Una noche de Navidad kids-friendly

Navidad kids-friendly para que tanto los adultos como los peques disfruten al máximo de una época llena de magia. ¿Sabes cómo conseguirla?
Una noche de Navidad kids-friendly

Escrito por Mónica Heras Berigüete, 28 diciembre, 2018

Última actualización: 28 diciembre, 2018

Sí, sí, parece una obviedad porque todos tenemos muy claro que son las celebraciones favoritas de los peques. Sin embargo, solemos olvidarnos de ellos en lo más básico: el menú, la decoración, el espacio… Toma papel y boli y mira la cantidad de cosas que puedes tener en cuenta para tener una Navidad kids-friendly.

Una mesa de Navidad kids-friendly

Lo primero que debes tener en cuenta es que, si sois muchos, resulta una idea estupenda reservar una mesa aparte para los peques. Ellos se sienten especiales y vosotros podéis tener un poco más de espacio.

Lo único que debes tener en cuenta es no saturar la mesa y retirar cualquier peligro de en medio. A partir de ahí, todo es válido, pero sin olvidarte de la diversión.

Un sitio para cada niño

Si con los adultos es importante, con los niños aún más. Añade cartelitos con el nombre de cada peque para que sepan dónde sentarse y evitar conflictos. Si lo prefieres, puedes poner sus fotos en sus sillas o hacer algún juego… depende de las ganas que tengas de hacerlo participativo.

Vajilla de Navidad.

Un apetitoso picoteo

Distribuye a lo largo de la mesa pequeños snacks con formas navideñas para que ellos puedan servirse a su gusto. Puedes poner coronas, moldes con formas de árboles de Navidad, platillos decorados de pequeños duendes, renos o Papá Noel…

Una vajilla ad hoc

También es un día especial para ellos, hazlo 100 % kids-friendly con una vajilla decorada con motivos navideños. Puedes optar por algún modelo de cartón para que puedas recoger la mesa en un abrir y cerrar de ojos.

El menú

Para que tu navidad kids-friendly sea todo un éxito, es imprescindible que los niños se sientan cómodos en todo momento y, para ello, debes saber que necesitan estar al tanto sobre qué es lo que va a suceder después, especialmente si hablamos de comida.

Elabora una tarjeta con el menú para repartírsela a cada uno de ellos, de esta forma sabrán qué es lo que les depara la noche y se sentirán tomados en cuenta.

En este punto, debes tomar en cuenta que lo que les vas a ofrecer sea tan especial como rico para ellos. Lo ideal es que el menú de los adultos y el de los niños sea el mismo, pero añadiendo alguna guarnición atractiva.

¿Y el postre?

Aquí sí que se merecen todo el protagonismo. ¡Que disfruten! Las tartas de chocolate suelen ser sus favoritas, pero puedes incluir dos o tres opciones para que todos tengan de dónde elegir. ¡Ah! Y ya que estamos, ojito con las alergias, pregunta a los papás antes de diseñar el menú.

Un detalle sorpresa

¿Por qué no hacer de la noche la noche más mágica del año? Si quieres dar una fiesta de Navidad kids-friendly, no pueden faltar los regalos y las sorpresas.

Añade una cajita con golosinas o chocolates en cada uno de los platos, y puedes aprovechar para que el recipiente en el que los pongas también sea parte del regalo. Añade sus nombres y cuida que todos tengan algo que les guste y con lo que se sientan identificados.

Chocolatinas de Santa Claus.

El remate final

Una Navidad kids-friendly también debe tener en cuenta que los niños son inquietos por naturaleza, y que no durarán mucho tiempo sentados. Ofréceles alternativas para hacer y que así sus padres puedan seguir disfrutando de la velada sin interrupciones.

Prepárales un chocolate caliente con galletas para que se lo tomen mientras hacen algunas manualidades navideñas.

No te olvides de tenerles listos juegos de mesa, papel, colores, pegatinas, trozos de lana, retales de tela… materiales varios para que puedan despegar su imaginación.

El resto de la casa

Más allá de la noche de Navidad, si tienes niños en casa lleva la decoración al resto de los rincones. A ellos les encanta sentir la magia de las fechas en sus dormitorios, en el baño, en la cocina y hasta en la terraza.

En sus dormitorios pon luces cálidas, un pequeño árbol de tela, un calendario de adviento y cambia su ropa de cama por una típica de la época.

También puedes transformar la cocina con botes y adornos DIY que les recuerden la Navidad. En el baño juega con las toallas, las velas y una decoración en tonos dorados para salpicar de ilusión cada zona.

Ahora sí, disfruta de una Navidad kids-friendly mágica y apta para los peques.

Te podría interesar...
Decoración navideña para haters del rojo y verde
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Decoración navideña para haters del rojo y verde

La decoración navideña se renueva y lo hace desterrando los adornos metalizados y cambiándolos por los materiales naturales. ¡Nunca más odiarás la ...