Tips para iluminar salones, comedores y cocinas

26 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
La luz es fundamental en la creación de ambientes. Con un juego de luces acertado, podrás hacer que tu salón, tu comedor y tu cocina se conviertan en estancias más acogedoras.

¿Quieres conocer algunos tips para iluminar adecuadamente estas tres estancias? La clave principal está en combinar con acierto varios tipos de luminarias.

Elegir de forma correcta los lugares en los que situar los puntos de luz y su orientación en estas tres zonas de la casa es, también, muy importante. Descubre cómo hacerlo.

Tips para iluminar el salón

Iluminar casa.

¿No sabes por dónde empezar? Lo ideal para el salón es la utilización de distintas lámparas de pie (de luz incandescente o halógena). Incluso, puedes jugar con varios apliques de pared.

Sin embargo, lo más habitual es que esta estancia se ilumine con diversos focos de luz. Cuando se opta por esta solución, conviene evitar el exceso de iluminación colocando en las tomas de luz lámparas de tipo globo o focos empotrados en el techo.

En estos casos, se recomienda la incorporación de diferentes fases de encendido y potenciómetros que consigan regular las intensidades y destaquen de forma independiente las diferentes zonas del salón.

Es mucho mejor evitar la colocación de focos sobre el sofá o directamente enfocados al mismo porque solo conseguirán deslumbrar y crear un efecto de sombras que no favorecerán.

Finalmente, es fundamental combinar el conjunto con la luz de realce de una o dos lámparas pequeñas de sobremesa, colocadas en algunos rincones clave de la estancia. ¡Verás qué buena idea!

Iluminar puntos concretos del salón

Tips para iluminar

Ten en cuenta, también, que otros elementos de esta zona de la casa pueden necesitar luz puntual. Es el caso de las librerías grandes que pesan mucho en el ambiente y lo oscurecen en extremo.

Un carril de focos de baja intensidad o unos focos empotrados en el techo dirigidos hacia los estantes de una librería conseguirán atenuar ese efecto y darle a la estancia una mayor sensación de ligereza.

Piensa en los watios. Una iluminación adecuada puede ser un punto de alumbrado tipo lámpara de techo de 100W, una lámpara de pie con regulador de intensidad de 150W y dos luminarias de sobremesa de 40-60W.

Tips para iluminar el comedor

Alfombra para el comedor en beige.

En esta zona de la vivienda, ocupa un lugar destacado la mesa. Es, por eso, muy importante disponer de un punto de alumbrado fijo con una lámpara de techo.

Procura colocarla a una distancia de la mesa que permita distinguir bien los alimentos pero que, a la vez, no resulte molesta ni deslumbre a los comensales. Lo ideal es que esta distancia sea de entre 70 y 80 cm.

Por otra parte, debes tener en cuenta la forma de la mesa para poder instalar los focos de luz adecuados ya que una mala elección del tipo de luminaria puede estropearnos el ambiente final.

En una mesa rectangular, es conveniente colocar una sola lámpara alargada o bien dos más pequeñas independientes. Sin embargo, si la mesa es redonda, lo más adecuado será elegir un modelo circular.

En el caso de que quieras utilizar luz halógena, es preferible recurrir a las lámparas colgantes que disponen de pequeños focos dirigidos hacia abajo ya que si los colocas de otro modo, deslumbrarán a los comensales.

No te olvides de utilizar también varios apliques de pared apantallados y algún foco sobre un cuadro (si lo tienes y lo quieres resaltar). Estos detalles darán al comedor un aspecto muy acogedor.

Tips para iluminar la cocina

La cocina de tu vida

¿Sabías que los tubos fluorescentes tan utilizados en el pasado en la mayoría de las cocinas están perdiendo protagonismo? En la actualidad, se prefieren los focos empotrados en el techo que emiten una luz fluorescente pero mucho más cálida.

El mercado ofrece, además, otras alternativas como los focos halógenos con las bombillas tapadas para evitar riesgos, o las lámparas de techo que dirigen la luz hacia abajo; esta última opción es ideal para cocinas de techos altos.

En todo caso, este tipo de luz deberías combinarla con iluminación puntual en la zona de cocción y en la de trabajo, a través de tubos fluorescentes dentro de un cristal situados bajo los armarios altos.

Asimismo, es importante no escatimar a la hora de instalar los fluorescentes que van en el techo ya que una iluminación insuficiente podría generar sombras molestas.

Finalmente, no olvides que si la estancia tiene una medida media, lo más normal es que hagan falta unos cuatro conmutadores repartidos por toda la cocina (entrada, zona de trabajo, zona de comidas…)

¿Te han gustado nuestros tips para iluminar estas tres estancias de la casa? Seguro que querrás ponerlos en práctica.