¿Cuál es el seguro que más nos conviene para el hogar?

14 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Es conveniente que nuestro hogar esté protegido con un seguro que cubra cualquier tipo de problema. En este artículo, analizamos cómo escoger dicho seguro.
 

Las compañías aseguradoras se convierten en los principales soportes donde se sostiene la protección de las casas. A través de ellas, recibimos una atención personalizada con la que garantizar el bienestar, pero ¿cuál es el seguro que más nos conviene para el hogar?

Existen distintos tipos y cada uno ofrece distintas condiciones. No obstante, algo en lo que coinciden todos es la manera de proporcionar tranquilidad al cliente ante cualquier situación: un accidente doméstico, la rotura de un cristal, un problema con el agua, un robo, etc.

La elección es una cuestión personal. Debemos tener bien claras cuáles son las cláusulas y si nos podemos ajustar a las tarifas. Por supuesto, cuanto más elevadas son estas, mayor número de beneficios incluyen.

Cómo saber cuál es el seguro que más nos conviene

Seguro de casa.

Numerosas empresas están presentes, hoy en día, en este sector. Las mutuas cada vez son más competentes y tratan de fijar precios más reducidos. La finalidad es que puedan tener una buena cartera de clientes.

Si estamos en la tesitura de contratar un seguro, conviene buscar y hacer una análisis específico del mercado. A partir de ahí, se recomienda leer detenidamente las garantías y consideraciones de cada uno y establecer una comparativa.

 

Este procedimiento requiere paciencia y tesón; además, se recomienda ir anotando las ventajas e incovenientes. Muchas veces no necesitamos que nos cubra todo al 100%; incluso, los hay que ofrecen la posibilidad de diseñar el programa de servicios de forma personalizada.

Buscando y comparando se alcanza el objetivo.

El seguro que más nos conviene para el hogar

Prevenir los incendios en el hogar

Una vez que hemos realizado una búsqueda exhaustiva y detallada, debemos atender a los aspectos más específicos que conciernen a nuestras propias necesidades. Por eso, vamos a conocer 5 servicios que no pueden faltar:

  1. Normalmente, pasamos mucho tiempo fuera de casa; por este motivo, la vivienda queda vacía bastantes horas al día y se expone, así, a robos y posibles allanamientos. Es importante que todo aquello que tengamos de valor se incluya en la cláusula: joyas, obras de arte, aparatos electrónicos, etc.
  2. Un simple cortocircuito puede convertirse en un serio problema. Por este motivo, debemos incluir la protección contra incendios y las ayudas en el caso de que se llegara a producir.
  3. La rotura de cristales es un factor incontrolable. En casa, se puede romper una mesa, un espejo, la vitrocerámica o una ventana. Algunas compañías ofrecen la posibilidad de cubrir también este ámbito, siempre bajo la supervisión de un perito.
  4. La humedad es otro inconveniente. Ya sea por las inclemencias meteorológicas como por la rotura de una cañería, las paredes y el techo pueden salir damnificados. Generalmente, el arreglo suele incluirse en prácticamente todos los contratos.
  5. Los electrodomésticos son piezas funcionales en el día a día y, en ocasiones, se estropean cuando más los necesitamos. Hay compañías que incluyen, también, servicio de reparación en un máximo de 24 horas.
 

Si tenemos dudas, es mejor usar un comparador de seguros

Comprar elementos de decoración.

Si acudimos directamente al establecimiento de una aseguradora o si llamamos a atención al cliente, van a tratar de captar toda nuestra atención y convencernos de realizar lo más rápido posible la contratación.

Hoy en día, existen en internet diferentes páginas webs centradas en la comparación de seguros. Se muestran precios y prestaciones; incluso, nos ofrecen la posibilidad de señalar qué necesitamos y, a partir de ahí, nos muestran las compañías que más se ajustan a nuestros intereses.

Nota: se recomienda incluir en el mismo contrato tanto el hogar como los vehículos; de esta manera, se suele ajustar más el precio y, a largo plazo, ahorramos una suma considerable de dinero.

La elección debe hacerse una vez que tenemos claras las preferencias propias.

No pongamos en riesgo el hogar

Alquilar o comprar una casa en pareja.
 

Aunque parezca increíble, hay gente que decide no tener un seguro para el hogar o, simplemente, escogen el más barato. En el fondo, esto puede suponer un riesgo. Habitualmente, pensamos que no va a ocurrir nada; sin embargo, en el momento más inesperado puede suceder un accidente.

Por tanto, es muy importante que una vivienda quede cubierta ante los posibles peligros. Si tenemos la posibilidad de escoger aquel que sea más completo, no hay que dudarlo. Es la mejor manera de sentirnos tranquilos y con la máxima seguridad.

Imagen: Sale photo created by freepik – www.freepik.com

  • AA. VV.: Vivir seguro: consejos para convertir tu casa en un hogar seguro, Barcelona, CEAC, 2007.