Revestimientos de madera para las paredes: una tendencia sofisticada

18 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
A la hora de cubrir las paredes de la casa, podemos hacer uso de distintos tipos de revestimientos de madera. Según el modelo que escojamos, así será el efecto estético.

La cubrición de los muros puede realizarse de diferentes maneras. Todo depende del tipo de apariencia que deseamos y el efecto estético que buscamos. Por eso, vamos a conocer en qué consisten los revestimientos de madera para las paredes: una tendencia sofisticada.

Nuestras viviendas se conforman, normalmente, de materiales murarios en piedra o ladrillo. Para ocultar la apariencia de los mismos solemos aplicar una capa de yeso y pintura, de tal manera que produce una apariencia interesante y vistosa para el interior.

Sin embargo, tenemos otras posibilidades con las que embellecer los espacios de una forma cordial, amena y atractiva. La madera es un material que proporciona distintas soluciones ornamentales. Generalmente, la asociamos al mobiliario o el suelo, pero ¿por qué no emplearla también para las paredes?

Panel conformado por listones

Confort con un porche de madera.

Dentro de los revestimientos de madera, hay que destacar uno de los más comunes: el panel de listones alargados y lisos. Esta tipología se puede encontrar de forma horizontal o vertical; no obstante, es esta última fórmula la que más se demanda.

En el fondo, no deja de ser un sistema sencillo y básico: son láminas unidas entre sí, que pueden tener un pequeño hueco entremedias o, simplemente, una unión eficaz y consecutiva. Es en las casas de campo y en el estilo rústico donde encontramos este tipo de cobertura.

La apreciación que podemos extraer al contemplar este tipo de paneles es de calidez y serenidad. Nos ayuda a producir mayor naturalismo en los interiores y, a su vez, una elegancia que está por encima de otros materiales constructivos.

Un componente muy interesante para generar un ambiente más sofisticado.

Revestimiento en relieve en 3D

Un sistema moderno y alternativo es el revestimiento en 3D, el cual rompe con los planteamientos tradicionales y produce un efecto óptico verdaderamente atractivo, ya que sobresalen los distintos módulos hacia el exterior.

En el fondo, tiene cierto componente artístico, como si fuese una pieza de arte contemporáneo. Su inusual apariencia se desmarca de otros procesos constructivos. Veamos algunas de sus características principales:

  1. Se conforma por diferentes listones de madera, cada uno con un grosor determinado para producir ese efecto en relieve; por eso, algunos se encuentran más hacia adentro y otros emergen de una forma considerable. Se generan, incluso, sombreados.
  2. Por norma general, se instalan en horizontal, siendo un posicionamiento bastante común; en cambio, también existe la posibilidad de encontrar la disposición en vertical. De nosotros dependerá la sensación visual que queramos obtener.
  3. En cuanto a la instalación, es muy sencilla. Se adhieren a la pared cada uno de los listones y, al diferenciarse los tamaños entre cada uno de ellos, se produce ese impresión en 3D. Se consigue, así, un resultado sorprendente que dinamiza y enriquece el ambiente.
  4. Hay que destacar que este revestimiento se amolda muy bien a los conceptos decorativos modernos, aquellos que tratan de mostrar una apariencia distendida, sofisticada y actualizada. No se aproxima, en ningún momento, a procesos clásicos o tradicionales.
Revestimientos de madera para las paredes: una tendencia sofisticada

Las celosías también toman presencia

Las celosías también son revestimientos de madera que pueden ocupar una gran superficie. Se caracterizan por su disposición en malla, con líneas oblicuas que generan un entramado compacto, muy apropiado para la terraza y el jardín.

Este formato se emplea para cubrir una pared en concreto, comprobándose el fondo de la pared al ser un sistema calado. De hecho, es bastante útil para situar una enredadera o para colgar plantas. De este modo, necesita algunos adornos en su superficie, siendo una tendencia apropiada para la decoración otoñal.

Una de sus particularidades es que es recortable y adaptable a cualquier espacio. Tiene una aspecto básico y sencillo pero con cierta soltura para generar dinamismo. Se integra en cualquier proyecto y, si lo deseamos, se puede pintar con tintes para la madera.

Lamas de madera correderas

Por último, queremos destacar otro de los formatos que está ganando cada vez mayor recorrido en el mundo del interiorismo: la lamas correderas. Se conforman por listones estrechos y separados entre sí que poseen, a su vez, ruedas para el desplazamiento de la pared.

Este sistema nos permite ocultar una parte de la estancia y, por otro lado, nos ayuda a decorar el conjunto de una forma sostenible y equilibrada, sin desentonar en ningún momento. Se considera, por tanto, su componente funcional a la vez que atractivo.

AA. VV.: Del suelo al techo: los revestimientos del hogar, Anaya, 2007.