La relación entre el color verde y la madera

27 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El hogar es el escenario perfecto donde trabajar ambos recursos, ya que combinan a la perfección y producen un efecto naturalista que resulta agradable a la vista.

La combinación de los recursos decorativos en los interiores debe ser perfectamente estudiada. Muchas veces estamos carentes de ideas y no sabemos cómo coordinar los distintos elementos. En esta ocasión, vamos a conocer la relación entre el color verde y la madera.

Un aspecto a evitar son las disonancias cromáticas. Cuando se produce tensión estética en el ambiente, se debe a la falta de orden y concierto en la elección de las tonalidades. Si entre ellas no existe sintonía, entonces mostraremos nuestra falta de rigor en la decoración.

Resulta fundamental que los materiales, las formas y los colores tengan su coherencia. Solo así conseguiremos la armonía perfecta y, por consiguiente, el bienestar que tanto deseamos. En el fondo, no hay nada mejor que estar orgullosos del hogar donde residimos.

¿Por qué se relacionan tan bien el color verde y la madera?

Decorar con verde agua.

Un primer aspecto a tener en cuenta es que la relación entre el color verde y la madera se produce por la diferencia tonal. No es que haya una lejanía exagerada entre ambos, pero se corresponden el uno al otro. Evidentemente, dependerán del grado de intensidad y la fuerza visual que ofrezcan.

Estamos hablando de dos tonos que se encuentran completamente separados, uno es frío y el otro es cálido. No es que exista una distinción demasiado exagerada; no obstante, hay una evidencia en la diferenciación estética de ambos.

Por otro lado, hay que destacar que evocan a la naturaleza. Es un fiel reflejo del mundo vegetal, tanto por el verde de las hojas como por la madera. De este modo, estamos introduciendo un factor campestre en el interior que es muy apropiado para los dormitorios infantiles y adultos.

Dos tonalidades que encajan muy bien en estilos como el rústico.

4 maneras de relacionar el color verde y la madera

Espacio amarillo y verde.

A la hora de relacionar los dos recursos, debemos tener bien claras las distintas formulaciones posibles. Lo primero es que sepamos qué queremos hacer, de qué manera se puede proceder y en qué sentido podemos trabajar esta combinación en el hogar.

  1. Una mesa de comedor en madera junto a sillas de color verde ofrece un aspecto bastante curioso; de hecho, no suele ser habitual encontrar este planteamiento. Por tanto, si se desea aplicar un concepto decorativo más joven, esta es una buena opción.
  2. El suelo de parqué con una alfombra verde de gran tamaño nos recuerda a la tierra y la propia hierba del campo. En el salón o el dormitorio, quedaría muy bien, siendo agradable a la vista y proporcionando sensación de estabilidad.
  3. También, está la posibilidad de disponer este color en los cojines de un sofá gris neutro. Junto a él, se puede disponer una mesa auxiliar que contrarreste y genere calidez. Así, se consigue el efecto de equilibrio.
  4. Las cortinas y el propio marco de madera de la ventana se consideran dos componentes que están vinculados de forma directa. Si, de paso, se unen en una armonía cromática, entonces se consigue la correlación de materiales y colores.

La relación entre las paredes y el mobiliario

Decorar con verde esmeralda

Las paredes del hogar se configuran como un soporte apropiado para trabajar el color verde. Tenemos variantes como el menta, el botella, el pistacho, el oliva, el trébol, gamas de oscuros, etc. Dependiendo de la impresión que deseemos, así será la intensidad y la sensación que percibamos.

El efecto envolvente es una realidad; por eso, si no se quiere una atmósfera tan recargada, se puede alternar con el blanco. Para que no haya un dominio de este tono frío, se necesita el contraste con la madera que aporta un toque cálido y sosegado.

Así, el mobiliario en marrón puede combinar perfectamente con las paredes verdes. Se consigue un carácter naturalista y campestre, muy apropiado para un baño de estilo rústico.

El jardín, el escenario perfecto

Color verde y la madera
Foto de Torsten Dettlaff en Pexels

Sin lugar a dudas, es en el jardín donde el verde puede tener mayor relevancia. A través del césped, las plantas, los árboles y las flores se puede naturalizar el recinto. Por otro lado, conviene incorporar muebles y recursos en madera con el fin de conseguir un espacio de descanso.

En definitiva, con la combinación de ambos recursos podemos encontrar distintas posibilidades estéticas y alcanzar un grado de coherencia cromática.

  • Atkins, Caroline:Colorea tu hogar, Londres, Ceac, 2003.