Recursos y muebles para el vestuario de un gimnasio

28 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Los gimnasios deben quedar perfectamente acondicionados para satisfacer las necesidades de los clientes; para ello, hay que emplear los recursos necesarios para la decoración.

Cualquier negocio que ofrezca un servicio de cara al público debe proporcionar comodidad y bienestar, sobre todo cuando se recibe un amplio número de personas a diario. Por eso, vamos a conocer algunos de los recursos y muebles para el vestuario de un gimnasio.

Normalmente, los centros de entrenamiento y alto rendimiento precisan un espacio para la higiene y para guardar los objetos personales. Además, es fundamental que se encuentren bien acondicionados, que se cuiden los detalles y que sean funcionales.

La clientela que tengamos dependerá del cuidado del negocio. No es cuestión de aplicar una decoración que suponga un elevado coste; en realidad, debemos mostrar precisión en los elementos que consideremos útiles.

Bancos de vestuario: la búsqueda de la funcionalidad

Vestuario de un gimnasio: decoración

Después de hacer deporte apetece descansar un poco; para ello, conviene que el vestuario tenga algunos asientos que sean funcionales. En este caso, no hay que adquirir sillones o butacas; con algunos recursos básicos y sencillos podemos conseguir el objetivo a la hora de amueblar.

Los bancos alargados son los más convenientes. Estos pueden tener una estructura metalizada y un soporte de madera o plástico en la superficie; no obstante, también los hay acolchados, obteniendo cierto nivel de comodidad pero sin generar un confort pleno.

La idea es que los clientes accedan a este lugar y puedan sentarse utilizando los bancos en breves periodos de tiempo. También, están los casos en que los se incorpora, a su vez, un perchero en la parte superior.

La comodidad es un bien imprescindible para cualquier negocio.

Principales recursos para el suelo

El vestuario de un gimnasio es transitado por muchas personas a lo largo del día. Esto puede suponer un alto desgaste del suelo y recibir, a su vez, un deterioro continuado por impactos, golpes, humedad, etc.

Para poder solventar este problema, es preciso que sepamos qué materiales son los más adecuados. Algunos son resistentes y otros pueden resultar demasiado blandos; por eso,vamos a conocer algunos tipos de suelo que mejor se adaptan a las necesidades del espacio.

  1. Césped artificial: es uno de los productos más demandados y es suave al tacto. Sin embargo, tiene un impedimento: las manchas y roturas pueden quedar señaladas de forma permanente y sin posibilidad de devolver la apariencia original salvo que se cambie el material.
  2. Numerosos gimnasios deciden utilizar la pintura asfáltica. Es un producto impermeable, consistente, duradero y existente en diferentes tonalidades. Se consigue, así, un aspecto más cuidado y original, hasta tal punto que se genera un resultado estético más aceptable.
  3. Un piso cerámico puede ser una buena opción. A nivel decorativo, queda muy bien y, por otro lado, resulta muy interesante por el juego de colores que podemos hacer. Sin embargo, hay un inconveniente: el peligro de las caídas a causa del agua o el sudor. Conviene disponer uno que sea antideslizante.
  4. Los suelos de madera han tenido presencia antiguamente en los vestuarios deportivos. De todos modos, puede ser un problema, ya que tiene un elevado coste y, además, se desgasta fácilmente.
  5. El uso del cemento está siendo una tendencia habitual en los gimnasios. Es firme, fácil de aplicar y no resulta caro.

Recursos mobiliarios para el vestuario de un gimnasio

Gimnasio: taquillas grandes

Para guardar la ropa de deporte es conveniente utilizar armarios y taquillas que ofrezcan un servicio sencillo y básico. Las hay amplias y funcionales, pero no hay que se escuetos ni recurrir a las estrechas.

A diferencia de las que se encuentran en los supermercados, que son en formato cuadrado y pequeñas, lo ideal es que escojamos las más grandes; es decir, alargadas y con capacidad para guardar todo tipo de recursos y mantener el orden.

Hay que proporcionar el confort necesario.

La relación estética entre el espacio y el gimnasio

Hasta ahora ha quedado claro que el vestuario de un gimnasio requiere una serie de recursos con los que conseguir cierto grado de bienestar. No cabe duda de que, desde un punto de vista objetivo, es importante utilizar los elementos que sean imprescindibles y no recargar el espacio y buscar una línea minimalista.

A nivel decorativo, podemos hacer que la estancia se defina en un color en concreto, que se consiga calidez y templanza o que se produzca un efecto visual agradable. De la misma manera, podemos incorporar vinilos, pósters e imágenes que tengan que ver con el deporte para transmitir motivación.

  • Lava Oliva, Rocío: Interiorismo, Vértice, 2008.