Reciclar en casa, aprende cómo hacerlo

Reciclar en casa implica que conozcas los residuos más comunes y el tipo de contenedor en el que deben ir, así como la forma apropiada de desecharlos. Te contamos esto y más.
Reciclar en casa, aprende cómo hacerlo

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 12 junio, 2021

Última actualización: 12 junio, 2021

Reciclar en casa es cuidar el Planeta, es poner un grano de arena para dejar de contaminar. En todo el mundo se producen más de 2100 millones de toneladas de desechos cada año, según lo revelado en un informe de 2019 de la organización británica Verisk Maplecroft. De esa cantidad, solo el 16 % (323 millones de toneladas) es basura reciclada.

Por esta razón es urgente aprender a reciclar bien nuestros desechos en casa. Así que toma nota porque te contaremos cuáles son los desechos que puedes o no reciclar y en cual contenedor debe ir cada residuo.

Darle una segunda oportunidad a algunos residuos como el plástico, además de evitar mayor contaminación, apoya la economía circular en la que, tras la última fase de vida útil, se da una transformación para obtener un nuevo producto. Por ejemplo, con las botellas de Tereftalato de Polietileno o PET se pueden hacer prendas de vestir.

Reciclar en casa: reconoce los residuos aprovechables

Conoce los residuos que puedes reciclar.

Cuando se empieza a reciclar en casa es normal que se presente confusiones sobre lo que sirve o no sirve. A continuación, te dejamos una lista con algunos de los productos aprovechables más comunes:

  • Envases de plástico de champú, yogurt, gaseosas o agua.
  • Bolsas de snacks, tapas de envases de yogurt y gaseosas, así como tapones de plástico.
  • Latas de aluminio de cervezas, maíces u otros enlatados.
  • Cajas de leche o de jugo, así como envases de papel y cartón como las cajas de cereales y zapatos.
  • Botellas de vidrio de vino, gaseosas, mermeladas y otras conservas.
  • Periódicos, cuadernos y revistas.
  • El aceite usado y otros desechos orgánicos.
  • Aparatos electrónicos, electrodomésticos, pilas y bombillas.

Hay un contenedor para cada residuo

Reconoce los contenedores.

Reciclar en casa no servirá de nada si no aprendemos a diferenciar en qué contenedores debe ir cada residuo.

Contenedor amarillo

En el contenedor amarillo debes desechar envases y botellas de plástico como los del detergente, champú, gaseosas y gel. También las tapas y tapones de dichas botellas, las bolsas de los snacks y aperitivos, las latas, las bandejas de aluminio, las tarrinas de mantequilla y las bolsas plásticas.

No van los biberones, chupetes, juguetes de plástico o utensilios de la cocina como la espátula.

Contenedor azul

En el contenedor azul debes poner las revistas, periódicos, cajas de zapatos, de cereales, cuadernos y demás residuos de papel y cartón limpios. Es por ello que no debes poner allí las servilletas de la cocina, los papeles sucios o pañales.

Contenedor verde

En el contenedor verde debes poner las botellas y todo tipo de frascos de vidrio. Sin embargo, no deben ir allí los restos de vidrio de bombillas, espejos, ceniceros, vasos o vajillas.

Contenedor marrón o gris

En este contenedor debes poner los residuos orgánicos provenientes de los alimentos como posos de café, espinas de pescado, restos de pollo y otros que quedan después de las comidas. También restos vegetales y productos de la poda y mantenimiento de los jardines.

Otros contenedores

Las pilas, baterías y residuos electrónicos tienen contenedores específicos, ubicados en algunas zonas de la ciudad o centros comerciales. También puedes identificar los puntos limpios o contactar a empresas que se encargan de la recolección en casa.

Consejos básicos para reciclar en casa

Sigue estos consejos para tener éxito.

Antes de completar el proceso de reciclaje es importante que tengas en cuenta otros consejos que facilitarán los procesos que siguen luego de dejar cada desecho en su contenedor:

  • Lee bien las etiquetas: ante las dudas revisa las etiquetas, pues algunas indican el contenedor correspondiente.
  • Limpia muy bien los envases: tanto los de vidrio, plástico y lata debe dejarse limpios en los contenedores correspondientes.
  • Optimiza el espacio: reduce el tamaño de las botellas y latas, después de limpiar, aplástalos.
  • Comparte el plan con tu familia: cuéntale a toda la familia tu plan, así no habrán errores al reciclar que perjudiquen todo el proceso.

¡Reciclar en casa, empieza ahora!

Reciclar en casa es más sencillo de lo que parece, elige bolsas de los mismos colores de los contenedores para que sea más fácil hacer la separación. Lo que ya no quieras, pero tampoco quieras tirar, puedes reutilizarlo, ese es el caso a de la ropa y los juguetes, los cuales puedes donarlos o venderlos.

Te podría interesar...
Reciclar es cuidar el mundo: haz tus propias lámparas
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Reciclar es cuidar el mundo: haz tus propias lámparas

Haz tus propias lámparas reciclando materiales. Conseguirás unas piezas preciosas y originales para la decoración de tu hogar a la vez que cuidas d...