Un recibidor para cada estilo decorativo

Mónica Heras Berigüete·
09 Octubre, 2020
Cada casa tiene el recibidor perfecto y si la tuya todavía no lo ha encontrado, aquí encontrarás muchas ideas.

El recibidor es lo primero que ves cuando entras en una casa y, además de ser bonito, tiene como misión hacerte la vida fácil y ser lo mas práctico posible. Por ello, es necesario buscar soluciones para crear un recibidor para cada estilo decorativo.

Sean cuales sean tus gustos, encontrarás la fórmula perfecta para que ese espacio que te recibe y te despide cada día, sea funcional y acogedor. ¿Nos acompañas?

El recibidor perfecto

El recibidor perfecto

Sea cual sea el estilo decorativo de tu casa, existen varias premisas que este espacio debe cumplir a rajatabla. Toma papel y lápiz, y ve haciendo el check list del recibidor ideal.

1. Elige un mueble

Independientemente del espacio que tengas, necesitas tener alguna pieza en donde puedas dejar las llaves, el móvil y la correspondencia cuando llegas a casa.

Si tienes los metros suficientes, lo mejor será que optes por muebles con cajones, algún banco para poder sentarte y percheros para distribuir todo a tus anchas. Si tienes un piso mini, ¡tranquila! Una sencilla balda equipada con cestos y algunas perchas será suficiente para poder tener en orden tus cosas.

2. La iluminación del recibidor

Otro aspecto a considerar es la iluminación. Debe ser cálida y suave, que te haga sentir reconfortada cuando entres por la puerta. Para ello, lo mejor es que pongas una lámpara decorativa de sobremesa. Si necesitas una luz más potente, utiliza las generales.

Entrada del hogar

3. No te olvides del espejo

Un recibidor no es tal, si no tiene un espejo. En él puedes darte los últimos retoques antes de cerrar la puerta, pero también tiene cualidades energéticas según en Feng Shui y aquí te lo contamos todo.

4. Los aromas del recibidor

Puesto que será la primera sensación que tanto tú como tus invitados tengáis al llegar a casa, conviene que haya un aroma agradable. Puedes colocar flores frescas o algún cesto con bouquets secos. Otra buena idea es utilizar los aceites esenciales: prueba a poner un difusor en la entrada con algún cítrico.

Así es el recibidor para cada estilo decorativo

Una vez que tienes claro cuáles son los indispensables para tener un recibidor perfecto, puedes crear el tuyo a medida, dependiendo de tus gustos específicos y la decoración de tu hogar.

Un recibidor rústico

Si lo tuyo es el aire campestre y los acabados rústicos, nada mejor que hacer de la madera tu mejor compañera. Puedes optar por recuperar un mueble de oficio y hacer que presida tu entrada. Añade un jarrón de barro, algunas flores y una alfombra de fibra natural para completar el look.

Con aires retro

También, es posible darle un aire muy retro a tu recibidor poniendo alguna de esas piezas que parecen haber vuelto del pasado. Un claro ejemplo son los muebles de rejilla, como este aparador de Maisons du Monde que sería el mueble ideal para abrirle la puerta a tus invitados.

Si añades algunos complementos que le den ese aspecto vintage, como un espejo recuperado y alguna bandeja heredada de tu abuela, habrás acertado de lleno.

Entrada con estilo nórdico

Un recibidor con tintes nórdicos

¿Te apasiona el estilo escandinavo? Pues tu recibidor debe ir acorde con tus gustos y para lograrlo deberás ser lo más minimalista posible. Utiliza tonos neutros, algún elemento de metal, un mueble de madera y que no falten las plantas naturales.

Recuerda que la funcionalidad es otro de sus puntos clave, así que opta por muebles con almacenamiento y doble función, como el HEMNES, el banco de Ikea más capaz y pequeño.

Para los clásicos

Para quienes prefieren los espacios más conservadores, un recibidor clásico se puede lograr haciendo de alguna pieza la protagonista absoluta. Bien sea esa espectacular lámpara de cristal, el espejo antiguo o la consola de madera de roble. Utiliza tonos neutros y los azules y verdes para darle armonía al espacio.

Lograr que tu recibidor y el resto de tu hogar se lleven bien es fácil si buscas los  materiales y las piezas adecuadas para darle ese toque que tanto te gusta.

Haz de la entrada de tu casa un espacio cálido, práctico y que te invite a conocer más de ella, a relajarte, a sentirte pleno y en paz con tu entorno.