Todo lo que los pufs pueden hacer por tu decoración

Mónica Heras Berigüete·
11 Septiembre, 2020
¿Has pensado en poner algunos pufs en casa? Se trata de un recurso decorativo genial para darle dinamismo a los ambientes; descubre algunas ideas prácticas.

Los pufs son discretos y funcionales, además de que ocupan poco espacio. Son esos muebles capaces de transformar los ambientes  y añadirles un punto muy divertido y casual a tu decoración.

Los pufs son unos aliados infatigables a la hora de ayudar con la decoración de cualquier ambiente. Quedan genial en un salón, en el dormitorio e, incluso, es un accesorio perfecto para tus exteriores, ya sea en el jardín o en la terraza.

Los encuentras de distintos tamaños, materiales y diseños y es tan versátil que será la pieza principal del cuarto de la tele, o el elemento auxiliar para cuando tienes invitados en casa. Toma nota de todos los usos que puedes darle a un puf.

El origen de los pufs

Cojines y puffs para decorar.

Se dice que su origen proviene de Turquía y del Magreb y se remonta al siglo XVIII. Estos asientos bajos y sin respaldo eran fundamentales para esta cultura, puesto que les permitía comer en el suelo de una manera cómoda ya que, al ser blandos, se adaptaban al cuerpo.

Fue en el siglo XIX cuando el uso de los pufs llegó a los hogares europeos como un elemento decorativo más. En un principio, eran taburetes cubiertos de tela para disimular las patas pero, con el tiempo, se fueron modificando hasta llegar a la forma en la que los conocemos actualmente.

Solían llamarlo «asiento otomano», aunque con el tiempo se cambió por puf, esta palabra de origen árabe con la que se refiere a los cojines sin brazos ni respaldos.

Hay quienes piensan que pueden recibir este nombre por el sonido que hacen cuando te sientas en ellos, ¿lo identificas?

Razones para incorporar los pufs en tu decoración

Puf
Imagen: ikea.com/es

Su ligereza

Pese a que dependerá del modelo y del material, por norma general los pufs son piezas ligeras y fáciles de transportar. Esto los hace ser cien por cien deseables porque puedes llevarlos y traerlos a tu antojo, dependiendo de las necesidades que surjan. ¿Tienes invitados?, pues son un estupendo asiento extra que todos amarán. 

Valen para todo

Un puf es tan versátil que encaja en cualquier área de tu casa. Pero no solo se adapta a tus espacios, también puedes utilizarlo para funciones muy distintas.

Mientras que en tu dormitorio puede ser un rinconcito cálido para sentarte a escribir o a meditar; si agregas uno en el baño, te será muy útil para aplicarte la hidratante o dejar sobre él tu ropa. 

Los pufs son un multiusos

Puff otomano marroquí
Imagen: amazon.es

Dependiendo de si lo eliges más o menos rígido, puedes usarlo como asiento o como mesita auxiliar. Ponlo en el salón y deja sobre él una bandeja con las bebidas cuando lleguen tus visitas, o conviértelo en un reposa pies durante las las sesiones de películas de los fines de semana.

El OTTERÖN de Ikea es una alternativa perfecta para este fin y lo puedes encontrar en varios colores. El acabado es ideal para crear calidez.

Imprescindible si tienes niños en casa

No hay nada que les guste más a los peques que los pufs. No dudes en incluirlo en el dormitorio de los niños, será un refugio en el que pueden esconderse o leer su cuento favorito, una montaña por donde correrán sus muñecos, o un confortable abrazo durante sus siestas. 

Los pufs son perfectos para exteriores

Cómo decorar la terraza
Imagen: amazon.es

Sácalo al balcón, a la terraza o a tu jardín para crear un espacio súper chill out y con aires bohemios. Únicamente pon atención en elegir tejidos que sean resistentes a la intemperie. 

Por ejemplo, los de ratán y fibras naturales son muy adecuados para estos ambientes, aunque este que tiene luces leds en su interior te cautivará. Lo encuentras en Maisons du Monde. 

Los hay con almacenaje 

Además de que existen pufs que tiene compartimentos laterales para tener a mano los mandos del televisor o tus libros favoritos, hay algunos modelos tipo baúl con una base rígida con un interior hueco. Su asiento se levanta dejando espacio para poner mantas, libros, etc.

Los pufs son perfectos para que tu decoración sea versátil, práctica y con un punto muy ligero y alegre, así que no dudes en añadirlo en tus ambientes.

En la mayoría de las tiendas, encontrarás alternativas súper bonitas, independientemente del estilo decorativo que tengas en casa.

Imagen: ikea.com/es