La presencia del poliéster en la decoración

El poliéster es un material eficaz, duradero y de calidad; por eso, es una buena apuesta para el hogar. En el mundo de la decoración, tiene cabida y puede proporcionar todo tipo de beneficios.

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 19 Noviembre, 2020.

Última actualización: 19 Noviembre, 2020

Hoy en día, la presencia del poliéster en la decoración se está convirtiendo en una tónica común. Cada vez son más los fabricantes que se decantan por este material a la hora de producir distintos productos de calidad y, sobre todo, duraderos.

Cuando adquirimos un recurso para el hogar, exigimos que sea versátil, funcional y estéticamente decente. En otras palabras: que  cumpla con las necesidades y que ofrezca una buena imagen. De este modo, deseamos que muestre las mejores garantías.

Por norma general, la madera se sitúa entre los materiales más demandados; esto se debe, probablemente, a las facilidades que ofrece de cara a la talla y el diseño y, por otro lado, por la calidez que transmite a nivel decorativo. Sin embargo, existen otras alternativas que merece la pena conocer más de cerca.

¿Qué es el poliéster?

Se encuentra dentro de la categoría de los polímeros, caracterizándose por ser una resina plástica que se obtiene del petróleo. Mediante unos procesos químicos se lleva a cabo la polimeración de un hidrocarburo y la consecución final de un elementos sintético.

Se suele emplear en distintos ámbitos: moda, fontanería, envases, pinturas, etc.; y, por supuesto, en el mundo del interiorismo. Su apariencia le permite encajar en cualquier ambiente y poseer un sentido convencional a la par que técnico y sutil.

De esta manera, podríamos decir que se encuentra presente en nuestras vidas. De un modo u otro, puede tener cabida en el día a día hasta tal punto que se ha utilizado para realizar prendas de ropa, tanto deportiva como de vestir.

Una manera de disfrutar de los avances tecnológicos y de la industria química.

El poliéster en la decoración

En el hogar, lo podemos encontrar en diferente recursos. A los fabricantes no les resulta tan caro trabajar con este material y, además, se puede lanzar al mercado con unos precios competitivos y ofrecer una buena calidad. Veamos algunos ejemplos:

  1. Los sofás hechos con estas fibras demuestran resistencia al paso del tiempo y una apariencia externa muy interesante. Por otro lado, no acusan el desgaste diario, o cualquier tipo de agresión o deterioro.
  2. En las alfombras también puede tomar protagonismo. Al tacto, resulta agradable y la textura no genera ningún tipo de aspereza, sino todo lo contrario: lisura, suavidad y tersura. A su vez, repele a los hongos y las bacterias, favoreciendo la protección de nuestros pies.
  3. En el caso de los cojines, tanto del sofá como de la cama, llegan a tener un carácter original, innovador y sofisticado. Indudablemente, se convierten en una buena apuesta de cara al embellecimiento de los muebles.
  4. ¿Existe la posibilidad de que haya cortinas de poliéster? En efecto, siendo muy demandadas en el mercado, sobre todo para lugares públicos, clínicas o estancias comunes. Son muy funcionales y fáciles de lavar, un factor a tener en cuenta.
  5. Respecto al mantel de la mesa del comedor o de la cocina, se puede emplear para su uso diario y ayuda a transformar el espacio. Los hay con estampados o fotografías que ofrecen, así, un contenido específico.

Beneficios del uso del poliéster

Ya hemos mencionado algunas de sus cualidades. El poliéster se convierte en un nuevo integrante del hogar que proporciona beneficios a largo plazo. Podremos comprobar cómo la decoración, en general ,no reflejará el desgaste de forma tan acusada.

A su vez, hay que tener en cuenta que repele la humedad, siendo un producto aconsejable para aquellas zonas de la casa en las que pueda haber mayor problemática en la conservación. En el fondo, es una manera de prevenir los malos olores.

Es momento de renovar la imagen del hogar.

Fácil limpieza y un acabado brillante

Para rematar el compendio de elogios hacia el uso del poliéster en la decoración, no debemos olvidarnos del tema de la limpieza. Conviene utilizar productos especiales destinados única y exclusivamente para este material, pero también cabe la posibilidad de usar agua y jabón o agua oxigenada.

Repele las manchas y no las retiene, incluso si son de grasa o vino. Es un aspecto favorable teniendo en cuenta que podemos despreocuparnos y no genera quebraderos de cabeza. Además, también se considera antiácaros y no genera alergias.

En definitiva, un material que ha tomado gran protagonismo en los últimos años y que va a tener un largo recorrido en el futuro.

Te podría interesar...
Mi DecoraciónLeerlo en Mi Decoración
El uso del polipiel en la decoración del hogar

Antes de escoger el mobiliario, es preciso que conozcamos cuál es el uso del polipiel en la decoración del hogar y qué posibilidades ofrece.



  • Ahern, Abigail: Cómo decorar tu piso: trucos para que tu hogar se convierta en la casa de tus sueños, Océano Ambar, 2010.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.