Pisos de soltero: claves para decorarlo

Ivana Jerman·
29 Diciembre, 2018
Existen tres claves principales a la hora de decorar pisos de soltero: funcionalidad, estilo y comodidad.
 

La decoración de los pisos de soltero es algo de gran importancia para quienes se acaban de independizar de su familia. Y aunque a simple vista pueda parecer todo un reto comenzar desde cero, lo cierto es que contar con una »hoja en blanco» da mucho margen a la hora de lograr un espacio con estilo y personalidad.

He allí la primera clave: personalidad. Todo piso de soltero debe reflejar las preferencias de su habitante. Quizás no siempre de una forma contundente, pero indudablemente presente, de una u otra forma.

Claves para decorar pisos de soltero

En vista de que no todos los pisos de soltero tienen la misma dimensión, es importante tener en cuenta el espacio disponible de cada cual. No obstante, es cierto que, la mayoría suele ser de tamaño pequeño o, mejor dicho, con las medidas justas.

Dormitorio minimalista con colores cálidos.

Sí, además de personalidad, los pisos de soltero son espacios prácticos. En cierta forma, pueden interpretarse como un lugar de transición entre la vivienda de los padres y la futura vivienda propia (familiar o no).

Evidentemente, en la decoración esto se traduce como: funcionalidad y estilo, pero ante todo, comodidad. A continuación veremos cómo conseguir esta tríada y cómo adaptarla a cada espacio: bien sea de una o varias estancias.

 

Aspectos a considerar

  • Es recomendable utilizar colores básicos: blanco, gris, negro. O bien, una paleta neutra en tonos tierra como marrones claros y beige.
  • Si el piso es de tamaño pequeño y tiene una sola estancia, no es recomendable cerrar los espacios; es mejor intentar integrarlos.
  • Aunque esto viene a ser un toque opcional, constituye un buen aporte porque ayuda a crear una atmósfera más relajada y madura: incluir algunas suculentas pequeñas y, adicionalmente, un plato con unas 3 velas de diferente tamaño.
  • Variar las texturas aportará diversidad y riqueza. Es decir, no hay por qué tenerlo todo de madera, se puede incluir algo en metal y otros materiales.
  • Incluir pocos muebles, pero funcionales. También hay que darles una oportunidad a los muebles multiuso, como por ejemplo, los canapés abatibles, las camas con cajones, etcétera.
  • Pocos accesorios, pero con personalidad. Es decir, que llamen la atención o bien, resulten curiosos e interesantes.
  • ¡La iluminación es sumamente importante! Así que hay que darle prioridad para que el espacio, en caso de que sea pequeño, luzca mucho más amplio y confortable.

Te puede interesar: Consejos básicos para la iluminación de tu casa

En los pisos de soltero está de moda dejar la oficina a la vista.
 

¿Zona de trabajo a la vista?

Hoy en día, se dejan a la vista las oficinas en casa o zonas de trabajo en los pisos de soltero. Aportan un toque interesante y, ciertamente, muy maduro y chic a la decoración. Así que, si tenías dudas, ya puedes desecharlas y comenzar a buscar la forma de lucir tu escritorio.

Exhibe tus pasiones

Al igual que está de moda mostrar la zona de trabajo, también lo está exhibir las aficiones. Así que si tienes una estantería, librería, repisa u otro mueble afín, no dudes en dejar a la vista lo que más te gusta: libros, cómics, videojuegos, figuras, juguetes vintage, vinilos, CD, etcétera.

Los rincones de lectura son una excelente apuesta para crear un ambiente maduro y algo bohemio a la vez. No tiene por qué estar conformado por una mesa y una silla, puedes colocar un puff pequeño o una butaca cómoda cerca de la ventana, una lámpara de pie o de pared y colocar algunos libros sobre una caja de palé pequeña.

En caso de que haya suficiente espacio disponible, se puede incorporar una mini zona de juegos para cuando vengan las visitas. También se puede considerar incluir otros objetos, como un minibar, por ejemplo.

Decorar pisos de soltero no tiene por qué ser una pesadilla en absoluto. Solo hay que tener claro qué es lo principal y mantener una estrategia simple y ordenada a la hora de introducir los distintos objetos.