Mi Decoración
 

Los paneles de policarbonato, ¿para qué sirven?

Su utilidad, fundamentalmente en exteriores, llega a ser de carácter funcional y básico al proporcionar un nivel de protección que favorece nuestro bienestar.
Los paneles de policarbonato, ¿para qué sirven?
Francisco Jiménez

Revisado y aprobado por el historiador del arte Francisco Jiménez en 04 Enero, 2021.

Última actualización: 04 Enero, 2021

Los materiales que empleemos en el hogar deben ser de primera calidad; esa es la manera de que perduren en el tiempo y ofrezcan la máxima calidad. Por este motivo, vamos a conocer en qué consisten los paneles de policarbonato y qué utilidades tienen.

Generalmente, estamos costumbrados a utilizar madera, piedra, cemento, vidrio, etc. Suelen ser los predominantes, tanto en interiores como en exteriores. No obstante, hay otras posibilidades que, probablemente, no conocemos y que pueden convertirse en una buena solución.

Gracias a las tecnologías, hoy en día tenemos múltiples recursos hechos con materiales novedosos y originales. Obviamente, los que conocemos de toda la vida seguirán estando presentes, pero otras tipologías se abren paso firmemente y de forma sostenible.

Uso y posibilidades del policarbonato

Los paneles de policarbonato, ¿para qué sirven?

El policarbonato es un polímero que forma parte del grupo de los termoplásticos. Mediante una serie de composiciones químicas se llega al punto en que se materializa todo este procedimiento; de este modo, se configura el producto que habitualmente empleamos en el hogar.

No ofrece la misma resistencia que un muro de piedra, por lo que no ocupa un puesto primordial en la estructura del edificio, pero llega a cumplir una serie de funciones que son verdaderamente útiles para el día a día.

Dependiendo de su disposición, nos ayuda a reducir la insolación, tamiza la luz, permite crear separadores translúcidos, ofrece una imagen más distendida, etc. Su aplicación puede ser variopinta, además de contribuir sutilmente en la decoración.

Un material moderno para la casa actual.

Su disposición en los exteriores

La contribución que ofrezca en los exterior puede llegar a ser determinante en algunos casos. Muchas veces nos quejamos de no tener protectores para la lluvia o para reducir la radiación solar pero, en realidad, tenemos opciones que probablemente no conocíamos. Veamos algunos ejemplos:

  • El voladizo a modo de cornisa puede ser un sistema muy apropiado para el exterior. Mediante unas estructuras metálicas pueden quedar sostenidos los paneles, de tal manera que logramos hacer un saliente de tamaño reducido que proporciona protección y eficacia.
  • Otro caso muy parecido al anterior son las marquesinas. En el fondo, cumplen la misma finalidad, pero pueden llegar a tener formatos curvos o rectos que intentan relacionarse directamente con la estética propia del edificio. Esto es algo muy propio, por ejemplo, de las estaciones de tren.
  • Los porches o patios también se pueden cubrir con este recurso. Si queremos sacarle el máximo partido a los exteriores, el policarbonato resiste muy bien las inclemencias del tiempo sin perder nada de luz natural; además, genera un ambiente natural.
  • Los pórticos de entrada, ya sea en chalets como en portales de vecindarios, pueden conformarse con un panel de policarbonato sencillo que nos proteja de la lluvia o del sol nada más salir por la puerta. Es una forma de salvaguardar el acceso.

Terrazas con cerramiento

Los paneles de policarbonato, ¿para qué sirven?

Los paneles de policarbonato también nos ayudan a cerrar las terrazas. No importa el tamaño de estas, incluso si son muy pequeñas. En este sentido, nos permiten ampliar más los espacios interiores y ganar terreno, incluso si hablamos de pisos de ciudad.

De este modo, sacamos mucho más provecho a este lugar, ya sea para crear un sitio de almacenaje, una sala de estar, un rincón de lectura, un pequeño comedor, etc. Además, no es difícil abrir vanos o claraboyas para la ventilación.

Este sistema de cerramiento es muy apropiado para las casas de campo, aquellas que tienen porches de grandes dimensiones donde se pueden crear salones a modo de comedor, para recibir invitados o para las noches de verano. Indudablemente, el policarbonato ofrece soluciones muy diversas.

Un recurso que se convierte en una opción útil y funcional.

La creación de un invernadero

Si tenemos un jardín de grandes dimensiones, tenemos la opción de crear nuestro propio invernadero mediante los paneles de policarbonato. Son la fórmula más adecuada para poder realizar un huerto urbano o plantaciones florales.

Este material protege el recinto y, además, favorece la entrada de luz pero, por otro lado, podemos obtener un clima cálido durante todo el año gracias, precisamente, a la capacidad que tiene de mantener la temperatura, un factor imprescindible para el desarrollo de los cultivos.

En definitiva, el policarbonato es un producto sosenible que, a día de hoy, está teniendo un gran recorrido tanto a nivel funcional como estético.

Láminas de policarbonato: ¿qué son y cuáles son sus usos?

Láminas de policarbonato: ¿qué son y cuáles son sus usos?

Sin duda, las láminas de policarbonato son muy utilizadas en distintos sectores, como el del diseño o la construcción. Te dejamos algunos ejemplos.



  • Emma, Callery: Enciclopedia práctica de la decoración, Everest, 2001.
  • Walton, Stewart: Guía completa de decoración: 1000 ideas de diseño para el hogar, Blume, 1997.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.