Navidad sostenible: celebra de forma amigable

Disfrutar de una Navidad sostenible implica ser responsables con el uso de nuestros recursos. Te contamos cómo hacerlo.
Navidad sostenible: celebra de forma amigable

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 06 noviembre, 2021

Última actualización: 06 noviembre, 2021

Lograr disfrutar de la Navidad de una forma sostenible no es sinónimo de una celebración sin estilo o aburrida. Ser sostenible significa satisfacer nuestras necesidades sin dañar los recursos que permitan satisfacer las necesidades de las próximas generaciones. Además, sin generar afectaciones económicas, ambientales y sociales.

En pocas palabras, se trata de vivir una Navidad en la que se elimine el derroche de recursos como los alimentos, el dinero, las materias primas y la energía, entre otros. Sigue leyendo para descubrir esos sencillos trucos que te llevarán a ser más sostenible y aplícalos también a otras celebraciones a lo largo del año.

Consejos para disfrutar de una Navidad sostenible

Luces LED de Navidad

La Navidad es una de las épocas más hermosas y esperadas por la mayoría de personas. Es un mes en donde las familias se reúnen para compartir anécdotas, regalos y alimentos.

La economía se mueve en todas las líneas y es algo muy positivo para el desarrollo social y económico. Sin embargo, no hay que olvidarnos de cuidar el medioambiente, lo que puedes hacer tomando ejemplo de los siguientes consejos.

Decoración navideña sostenible

La parte más emocionante de la Navidad es la decoración, en la que es posible ser completamente sostenibles. Para empezar, no te dejes llevar por la moda, no es necesario cambiar los adornos cada año. Puedes reciclar decoraciones anteriores y si tienes varias, encuentra la manera de mezclarlas para obtener algo único y sorprendente.

Si definitivamente quieres cambiar, no tires las cosas, dónalas o regálalas a alguien que las necesite. Además, aprovecha para comprar luces LED, las cuales contribuyen a minimizar el gasto de energía, lo que también es amigable con tu bolsillo.

Teniendo en cuenta que las luces, sin importar sin son ahorradoras o no, aportan a la contaminación lumínica que afecta a aves e insectos, lo mejor es moderar su uso. Cuando las enciendas, apaga las demás luces internas y nunca las dejes prendidas toda la noche o cuando no estés en casa.

Así mismo, elige elementos decorativos de calidad para que puedas usarlos durante más navidades y disminuir así la huella de carbono que causa la producción de este tipo de plásticos. Por ejemplo, el árbol artificial debe utilizarse por mínimo 12 años.

Da obsequios desde tu corazón

Regalos con materiales reciclados.

Una de las mayores preocupaciones en esta época tiene que ver con los obsequios, todos quieren darles a sus familiares cosas que les gusten y los sorprendan. No obstante, lo realmente importante es lo que significan esos obsequios y lo que hay detrás de ellos.

Es relevante que dediques un poco de tiempo a pensar en las manos que fabrican lo que compras. Elige aquellos productos que respetan los derechos laborales de las personas, que emplean materias primas de una forma amigable y que se venden a precios justos.

Luego, encontramos el envoltorio. Cada Navidad se malgasta mucho papel regalo, el cual termina atiborrando los botes de basura después de cada noche buena. Prefiere el papel reciclado de otras celebraciones, papel periódico o incluso haz bolsas con retazos de tela al mejor estilo patchwork.

Disfruta de una cena de temporada

La Navidad es una época de tradiciones, por ello hay algunos platos que solo se disfrutan en este mes. Sin embargo, adquirir productos importados tiene una huella de carbono alta, debido a la producción en masa, el transporte y la refrigeración.

Prefiere productos locales y de temporada, así ayudarás a los campesinos y agricultores que dedican tiempo a cuidar sus cosechas y ofrecerlas a precios muy competitivos. Por otro lado, no compres alimentos que no vas a usar, además de estar tirando tu dinero a la basura cuando estos se dañan o no los consumes, afectas el medioambiente.

De acuerdo con la Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO), el desperdicio de alimentos afecta la seguridad alimentaria y la sostenibilidad del medioambiente, en un Planeta en el que 690 millones de personas padecen de hambre.

Para una Navidad sostenible, evita el plástico

Vajilla navideña.

Como lo explican artículos científicos, los plásticos de un solo uso generan una alta contaminación, debido a que tardan miles de años en biodegradarse. Por ello, diversos países han prohibido su uso. Aunque en tu nación no haya esta restricción, vive una Navidad sostenible sin ellos.

Nada de servir los alimentos en vajilla plástica, emplea recipientes de cerámica o vidrio. Si por la cantidad de personas que has invitado a tus fiestas te ves en la necesidad de utilizar muchos platos y vasos, prefiere aquellos fabricados con materiales reciclados como la semilla de aguacate o el papel.

¿Te animas a disfrutar de una Navidad sostenible?

Como puedes darte cuenta, disfrutar de una Navidad sostenible es sencillo y no requiere mayores sacrificios.

Eso sí, genera gran satisfacción vivir una de las más antiguas tradiciones siendo amigables con el medioambiente y cuidando los recursos que tenemos hoy, con la mirada puesta en que nuestros hijos y nietos también puedan hacerlo.

Te podría interesar...
Así puedes conseguir una iluminación sostenible en casa
Decor Tips
Leerlo en Decor Tips
Así puedes conseguir una iluminación sostenible en casa

¿Quieres saber cómo lograr una iluminación sostenible que te ayude a reducir tu factura de la luz, mientras tienes un gesto con el planeta?



  • Meneses, L. Impactos y consecuencias de la prohibición de plásticos de un solo uso. Universidad Militar Nueva Granada. 2020.