Mesa de centro de bambú, toda una novedad en interiorismo

Ha llegado el momento de conocer un mueble que resulta novedoso, original y naturalista: la mesa de centro de bambú. Esta es, sin dudas, una manera de aportarle al salón mayor personalidad y exotismo.

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 13 Noviembre, 2020.

Última actualización: 13 Noviembre, 2020

La originalidad se logra a través de recursos decorativos que resulten atractivos, innovadores y sofisticados. Un caso en particular es la mesa de centro de bambú, toda una novedad en interiorismo y un componente que rompe por completo el concepto estético tradicional.

En ocasiones, buscamos un tipo de mobiliario que sea diferente a lo que habitualmente se utiliza en las casas. Sin embargo, no sabemos muy bien hacia dónde orientar nuestra decisión y si algunos modelos quedarían bien en el espacio donde se van a ubicar.

Un aspecto a tener en cuenta es el material. A simple vista, la forma y el color son lo primero que percibimos, pero también importa de qué está hecho, que sea resistente y la propia función que cumple.

¿Por qué escoger el bambú como material?

Generalmente, es la madera de pino, nogal o cerezo la que predomina en los muebles: mesas de comedor, sillas, puertas, armarios, etc. Pero, por otro lado, hay otras modalidades que pasan desapercibidas y tienen las mismas posibilidades dentro del hogar.

En el caso del bambú podemos decir que es un material muy fuerte, duradero y sólido. Esta especie es más exótica y, por ello, no se emplea comúnmente. De todos modos, las capacidades estéticas que ofrece son muy interesantes.

Puede que, aparentemente, no se diferencie tanto de la madera convencional. En cambio, es en la textura suave y agradable que destaca de forma evidente y, a la hora de trabajarlo, no muestra dificultades; no obstante, también requiere ciertos cuidados para que no se dañe, siendo muy parecido al mimbre.

El bambú se está abriendo paso en el mundo del interiorismo.

La mesa de centro de bambú: tipologías y características

A la hora de señalar algunas de las características principales de la mesa de centro de bambú conviene saber que, de forma indirecta, vamos a introducir un elemento que refleja cierta distinción estética. Para comprender mejor esta idea, vamos a analizar algunas tipologías y sus características:

  1. Una de las más comunes es la que tiene formato bajo y diseño cuadrangular. Se perciben perfectamente las partes de la madera y los nudos; eso sí, hay que asegurarse de que ha quedado bien sellada con barniz para que no se pueda quebrar en un futuro.
  2. Otro caso son las mesas más altas donde el grosor de las patas no es tan abultado. En las labores de carpintería, se puede utilizar calor para doblar las partes. De la misma manera, a la hora de ensamblar se pueden hacer perforaciones y clavar tornillos fácilmente.
  3. Una de las cualidades más destacables es la sencillez. Las líneas quedan bien definidas. Estamos hablando de una mesa que es fácil de colocar y que puede encajar en cualquier ambiente.
  4. Por otro lado, cabe destacar la tipología redonda como otra alternativa. Si no queremos líneas rectas, podemos optar por esta otra categoría;  incluso, se puede colocar un cristal en la superficie para darle un toque más serio y proteger el bambú.

Objetivo: transmitir exotismo

El bambú no solo es un buen material, también tiene cualidades estéticas que son verdaderamente curiosas. Es preciso señalar que el exotismo va a quedar presente y recordará a ambientes cálidos y salvajes.

Otro aspecto es la capacidad naturalista que tiene. Al guardar la imagen original, no pierde su esencia y permanece con un carácter tropical. En este sentido, tiene mucho que decir en un espacio donde se trata de buscar cierta innovación y originalidad.

Se complementa muy bien con los tonos neutros, los oscuros, los cálidos y los verdes. Al tener el color propio de la madera se está proporcionando un significado primitivo, como si el propio mueble hubiese sigo hecho por artesanos aborígenes, como se comprueba en el modelo octogonal.

¿En qué estilos queda bien?

Algunos de los estilos donde puede quedar bien son en el estilo rústico, el alternativo, el desenfadado, el campestre y el minimalista. Se dispone como un recurso interesante para mostrar cierta percepción asiática.

En realidad, no va a pasar desapercibida. Recibirá el protagonismo que se merece y va a crear un conjunto armónico singular con el sofá, la alfombra, la lámpara de pie y los colores que le rodean.

En definitiva, la mesa de centro de bambú se considera una buena opción para ornamentar el salón y aportar, así, mayor personalidad.

Te podría interesar...
Mi DecoraciónLeerlo en Mi Decoración
El bambú dentro del diseño de interiores

El bambú es un material versátil que nos da una infinidad de posibilidades en el diseño de interiores, ya que combina lo natural y actual de forma adecuada



  • Gilliat, Mary: Curso de interiorismo, Blume, 2008.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.