Limpieza exprés: tu casa a punto en una hora

Mónica Heras Berigüete·
22 Junio, 2020
¿Tienes prisa? Con esta rutina de limpieza exprés, tu casa estará lista en tan solo 60 minutos.
 

Sabemos lo ocupado que puedes llegar a estar o que, simplemente, prefieres dedicarle tu tiempo a otros menesteres más interesantes que las tareas domésticas, pero un día te pillan las prisas y no sabes ni por dónde empezar. Es por ello que te traemos la rutina definitiva de limpieza exprés para esos días en los que no tienes tiempo.

Con un poco de organización y estos trucos infalibles, tendrás tu casa a punto en 60 minutos. ¡Prometido! No lo dudes y ponte en faena que tienes poco tiempo.

La clave de una limpieza exprés

Limpiar con música.

¿Tu casa está hecha un desastre y acabas de enterarte que están a punto de llegar visitas? Te traemos un plan de limpieza exprés para dejarla impecable (o al menos en apariencia) en tan solo una hora.

¡Aceptémoslo! No va a quedar como los chorros del oro, para ello necesitarías un día entero, pero en 60 minutos podrás recoger y dejar un ambiente fresco y agradable.

Se trata de invertir muy bien cada minuto para conseguir tu objetivo, así que ponte a la acción sin perder más tiempo. ¿Estás preparado? En sus marcas, listos… ¡ya!

Planificación: el primer paso de tu limpieza exprés

 
Limpiar en pisos compartidos.

Antes de comenzar, traza un plan de acción que te sirva como guía para conseguir tu meta, que no es otra que dejar tu casa limpia y ordenada en una hora.

Una de las técnicas más eficaces es la de comenzar con las áreas de la casa que están en el fondo, como los dormitorios y los cuartos de baño. Después, puedes avanzar hacia las zonas externas que suelen ser las comunes y en donde tus invitados se fijarán más, es decir el salón, la cocina, el pasillo, etc.

Ten a mano todos los productos y utensilios que vas a necesitar para no perder tiempo dando vueltas por toda la casa. El carrito RÅSKOG de IKEA es ideal para esto.

Una cosa más: antes de ponerte manos a la obra, abre todas las ventanas. Ventilar la casa es el primer paso para que tu casa esté limpia y se respire un buen ambiente. ¿Sabías que con una buena ventilación se disminuyen las molestias que causan las alergias?

Los dormitorios: 10 minutos

Hacer la cama.
 

Olvídate de ponerte a colocar el armario y dejarlo reluciente, se trata de que se quede ordenado y limpio, listo para cuando te vayas a dormir por la noche.

Hacer la cama trae consigo un montón de beneficios, así que esto es lo primero que debes hacer. Cambia las sábanas para que estén frescas y tu dormitorio huela a limpio.

Después, puedes limpiar el polvo; recuerda hacerlo siempre de arriba hacia abajo. Pasa una bayeta de microfibra que recoja la suciedad y no te olvides de las mesitas de noche, las lámparas, la cómoda y las puertas de los armarios.

Limpieza exprés: el baño en 10 minutos

limpiar el baño con guantes

Si quieres ser verdaderamente eficaz, pulveriza la mampara de la ducha con un producto antical y el inodoro con un desinfectante y déjalos actuar mientras te dedicas al dormitorio. Te dejamos unas cuantas fórmulas para hacer desinfectantes con aceite naturales.

Cuando llegues, ya estarán listos para que frotes los restos de suciedad y le saques brillo a la grifería con un multiusos. No te olvides de pasar toallas de papel absorbente para un acabado óptimo y remata limpiando el espejo con limpiacristales.

 

El salón listo en 15 minutos

Limpiar sofá con aspiradora

Repasa la tapicería del sofá y del resto de los textiles con ayuda de una aspiradora. Sacude muy bien los almohadones y cojines para que queden mullidos y tenga buena apariencia.

Dale una pasada al polvo de librerías y muebles, continúa con las superficies de cristal y la pantalla del televisor. Por último, aspira las alfombras.

Dedícale 15 minutos a la cocina para una limpieza exprés

Limpiar la vitrocerámica.

Si has mantenido tú cocina limpia en el día a día, todo será más fácil, pero si está hecha un desastre… la cosa se complica. No te desesperes que es posible organizarla en 15 minutos.

Comienza por poner el lavavajillas o lavar los platos que tengas en el fregadero y deja un desengrasante actuando en la campana y zonas que lo necesiten. Elimina las marcas de dedos de los electrodomésticos y enjuaga el desengrasante. Por último, limpia la placa de cocina y la encimera.

 

Los suelos limpios en 10 minutos

Limpiar el suelo de madera.

El último punto para la limpieza exprés consiste en dejar los suelos impecables. Procede de la misma forma que has hecho antes, partiendo de las zonas más alejadas a las áreas comunes.

Un aspirador es más rápido y efectivo. Repasa bien los rincones para que no queden pelusas y para finalizar pasa la mopa con un producto adecuado dependiendo del tipo de suelo que tengas.

¿Lo ves? Tu casa está lista y solo has necesitado una hora de tu tiempo. Recuerda que esto solo será efectivo para un mantenimiento rápido y si sueles hacer la limpieza a menudo.

Siguiendo unas rutinas básicas podrás conseguir una casa limpia y ordenada siempre. No permitas que el caos se apodere de tus espacios.

 

Imagen principal: House photo created by freepik – www.freepik.com