Las vitrinas han vuelto: ¿ya tienes una en casa?

Mónica Heras Berigüete·
11 Septiembre, 2020
No te resistas y pon una vitrina en tu vida. Son aliadas del orden y embellecedoras de ambientes, ¿qué más les puedes pedir?

Las vitrinas son esas piezas de decoración que parecían haber caído en el olvido. Sin embargo, vuelven a tomar protagonismo como uno de los must have de cualquier amante de los espacios con intención.

En esta ocasión, descubrirás lo mucho que pueden hacer por ti y algunas ideas estupendas para que las pongas en cualquier lugar de tu casa. ¿Te animas darles una oportunidad?

Enamorados de las vitrinas

Vitrinas
Imagen: ikea.com/es

Al hablar de mobiliario, las vitrinas son una de las piezas más prácticas que puedes tener. Aunque durante algún tiempo parecían haber sido recluidas a habitar los comedores de espacios clásicos, lo cierto es que se han reinventado y son capaces de embellecer cualquier lugar.

Se adaptan prácticamente a cualquier espacio y encuentras tantos diseños preciosos que no te será difícil hacerla encajar con el estilo decorativo que tengas en tu casa. 

Como se dijo anteriormente, quizás estés acostumbrado a verlas presidiendo los comedores, pero lucen genial en un pasillo, en un dormitorio o, incluso, en el baño.

Utilidades de las vitrinas

Vitrinas para la vajilla
Imagen: maisonsdumonde.com

Sin dudas, es uno de los muebles más prácticos y capaces que puedes tener en tu hogar; de hecho, puede convertirse en uno de los mejores aliados del orden gracias a que permiten almacenar utensilios frágiles, menaje, toallas… lo que tú decidas. 

La función principal para la que fueron creadas es la de exhibir su contenido a través de las delicadas puertas de vidrio. A través de ellas, las vajillas toman otra dimensión y tus objetos de colección están seguros. Sus colores y materiales se fusionan con lo que guardan dentro, dando un plus de personalidad al ambiente donde decidas ponerla.

Desde un mueble extra para guardar la despensa hasta ese complemento que te permite tener tus tesoros a salvo, las vitrinas han vuelto y mira la cantidad de posibilidades que te ofrecen.

Ideas para tener una vitrina llena de encanto

Cómo decorar el salón
Imagen: amazon.es

Antes que nada, piensa que todo lo que guardes en ella va a estar a la vista, así que debes cuidar muy bien la estética y colocar los objetos de forma equilibrada. Pon libros, flores, piezas de cerámica, etc., pero también deja espacios libres para darle un poco de aire. No amontones las cosas porque además, corres el riesgo de que se caiga cuando vayas a coger algo. 

Vitrinas en la cocina

Si tienes una vitrina en la cocina, el contenido del mueble debe estar en perfecto orden o, de lo contrario, dará una sensación de caos y de poco cuidado. 

Es una alternativa estupenda para usar como despensa y tener espacio extra. Utiliza bonitos frascos iguales para que luzcan, como estos de Maisons du Monde,  y si vas a guardar cosas pequeñas, agrúpalas en cestas y cajas.

Una propuesta interesante si tu cocina es pequeña, pueden ser las vitrinas de diseño horizontal y puertas abatibles. Con ellas vas a dar una sensación de ligereza y siempre puedes combinarlas con alguna balda abierta. De esta forma, creas una composición más versátil y armónica.

Un cambio de patrones

¿Sabes cómo pueden ayudarte las vitrinas en tu decoración? Como elemento disruptor. Es decir, si eres muy fan del estilo industrial y tienes tu casa con acabados de ladrillo visto, muchos elementos metálicos y un mobiliario más moderno, puedes incluir una vitrina antigua. Le dará un rollo muy personal y se convertirá en el blanco de todas las miradas.

Como la mejor aliada del orden

Seguro que sueles dejar las facturas, la correspondencia y todos los papeles que te llegan a casa olvidados en un cajón o apilados en el escritorio. Una idea excelente es tener una vitrina en tu zona de trabajo o en el estudio. Añade unas cajas y archiveros para tener todo más ordenado y a la mano.

Vitrinas en el baño

Sí, claro que se puede. Incluir una vitrina para guardar tus cremas, algunas toallas y elementos decorativos, le sentará genial a tu baño.

Como opción, te proponemos la HEMNES de Ikea; además de sus puertas de vidrio, tiene un estante abierto en la parte de abajo para que coloques lo que necesitas tener más a la mano.

Las vitrinas o vajilleros son piezas llenas de encanto, capaces y que pueden transformar cualquiera de los espacios en los que las pongas.

Llénate de ideas, rescata una vintage, hazte con una más moderna o manda fabricar una a medida. Las opciones son variadas y dependerán de tus gustos y necesidades.

Foto de ATBO en Pexels