Impermeabilización de sótanos y otras estructuras subterráneas

La impermeabilización de sótanos es fundamental porque se trata de un área donde la humedad está a la orden del día. Existen diferentes técnicas para evitar el ingreso del agua.
Impermeabilización de sótanos y otras estructuras subterráneas

Escrito por Yamila Papa, 22 febrero, 2019

Última actualización: 23 febrero, 2019

Cuando nuestra vivienda tiene una estructura subterránea, es fundamental asegurarnos que no tenga problemas de humedad. Si bien de eso se encargan los especialistas, nosotros como dueños podemos echar un vistazo al ambiente y darnos cuenta si hay alguna filtración. En el siguiente artículo te contamos todo lo que debes saber sobre la impermeabilización de sótanos y demás espacios bajo tierra, susceptibles cuando la construcción no es la adecuada.

Los daños causados por el agua en los sótanos

Humedad sótanos.

Un sótano es un espacio que podemos usar para guardar cosas, para armar una sala de juegos o según el acceso, incluso guardar nuestro coche. Este área, que suele cubrir todo el espacio del hogar, es el que está en mayor riesgo de daños por causa del agua, principalmente en ciudades o sitios donde llueve mucho, están cerca de un espejo de agua o rodeados por tierra.

Cuando llueve o se derrite la nieve, la tierra libera el agua que le sobra y esta humedad pasa a través de los pisos o las paredes hacia el sótano. Uno de los fenómenos más comunes es que el líquido suba a través de un tubo delgado o ciertos materiales porosos.

Si el sótano tiene problemas de humedad, lo primero que vemos son manchas oscuras (moho) y partes desconchadas de pintura. Pero va más allá de una cuestión estética, ya que los ambientes húmedos corren el riesgo de desmoronarse, de sufrir el ataque de insectos, como las termitas, o de liberar gases tóxicos.

¿Cómo garantizar una impermeabilización de sótanos?

Antes que nada, es fundamental prevenir que el agua pueda introducirse en el ambiente. Para lograr una buena impermeabilización de sótanos, podemos tomar diferentes acciones.

1. Cambiar los desagües

Cambiar desagües.

Primero hay que quitar aquellos desagües con desperfectos que no permiten una buena eliminación del agua hacia el exterior y que a la vez causan un ingreso de la humedad al sótano. Si un tubo de desagüe es muy corto, el agua no desaguará de forma correcta y se acumulará en las paredes y suelos.

2. Instalar canalones

Tipos de canalones.

Los canalones deben estar correctamente instalados para que envíen el agua de lluvia o la nieve derretida lejos de las paredes de la vivienda (principalmente al sótano). En el lugar donde el agua es drenada debemos asegurarnos de que fluya libremente y que no se formen charcas.

3. Construir acequias poco profundas

Acequia poco profunda.

Existen unas acequias llamadas swales que se usan en aquellas construcciones ubicadas en cuestas ascendentes.

4. Reparar grietas y agujeros

Reparar agujeros.

La impermeabilización de sótanos no estará completa si no se trabaja en el interior de la vivienda. Por lo tanto, verifica que no haya grietas ni agujeros por donde pase el agua. Si es necesario, mueve de sitio los muebles y presta mucha atención a cada centímetro.

Una vez que se hayan identificado las grietas, el siguiente paso es sellarlas con resina epoxi y cemento de látex. Esta fórmula a prueba de agua evita que la humedad penetre al interior del sótano.

5. Aplicar sellador de silicato de sodio

Silicato de sodio.
Silicato / empack.mx

La impermeabilización de sótanos debe ser perfecta, tanto en las paredes como en el suelo. Un buen material es el silicato de sodio, que produce una estructura sólida, llena las grietas y tapa los poros que no se ven.

Más información sobre la impermeabilización de sótanos

Impermeabilización de sótanos.

Si tenemos un sótano hecho de ladrillos o bloques, la presencia de humedad puede deberse a diferentes orígenes y motivos. El agua va depositando sedimentos en los muros y por ello se degradan, en muchos casos, con rapidez. Para poder solucionarlo se debe revestir la cara interior de las paredes con una impermeabilización especial, que resista el agua y sus sales o partículas.

El primer paso es picar las paredes y revestimientos, incluso cuando no se vean directamente las manchas de humedad (que pueden estar escondidas detrás de la pintura). Después raspa y lava para que la superficie quede lo más limpia posible.

Si hay filtraciones o fugas de agua, se abren agujeros en la pared y luego se sellan. Otra opción es eliminar las juntas de los ladrillos defectuosos. En cualquier caso, se debe aplicar un cemento de impermeabilización de sótanos especial y lo más grueso posible. Una vez que se haya secado, se puede lijar o pintar como queremos ¡Y adiós a los problemas de humedad!

Te podría interesar...
Bloqueadores de humedad para proteger muros y fachadas
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Bloqueadores de humedad para proteger muros y fachadas

Los bloqueadores de humedad son componentes de pintura que tienen la finalidad de proteger los muros y fachadas contra la absorción de agua. ¡Conóc...



  • Rodríguez-Rojas, M. I., Cuevas-Arrabal, M. M., Moreno Escobar, B., & Martínez Montes, G. (2017). El cambio de paradigma de la gestión del drenaje urbano desde la perspectiva del planeamiento. Una propuesta metodológica. Boletín de La Asociación de Geógrafos Españoles. https://doi.org/10.21138/bage.2492