Guía de pintura: carta para elegir el color

13 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Estás pensando en pintar tu casa y no sabes qué color elegir? No te preocupes porque vas a tener todas las claves en este post.

¿Te gustaría que te diéramos una guía de pintura para poder inspirarte y acertar con el color más adecuado? Fíjate en la selección de ambientes que te mostramos, ¡verás qué fácil!

Elige el tono que más te guste y descubre cómo conseguirlo. Te contamos cuál es su composición y qué efecto causará en cada una de las habitaciones donde lo utilices. ¡Manos a la obra!

Guía de pintura: en la variedad está el gusto

Tostados

El ocre ofrece un toque de calidez y sobriedad para el salón. El suave tono arena tiene como base el color ocre, con unas pinceladas de amarillo medio y de carmín, y es ideal para que la habitación gane en espacio y luminosidad.

Se trata de un color muy cálido que invita al reposo, por lo que resulta muy adecuado para salones y dormitorios. Si quieres potenciar este ambiente natural, elige sofás de color crudo.

Por su parte, el color vainilla es perfecto para ambientes rústicos y muy luminosos. Se consigue mezclando el ocre, que es el color base, con el amarillo medio y un poco de azul y de carmín. Prueba a utilizarlo en el dormitorio.

Combina muy bien con los muebles de madera oscura y con los estampados que llevan motivos pequeños en los mismos colores que forman parte de su composición.

Debes saber que es un tono muy adecuado para espacios con poca luz natural, ya que recoge la luz y es capaz de reflejarla con mayor luminosidad que cualquier otro color.

Azules

Toque refrescante a la casa
Foto de Houzlook .com en Pexels

El azul pastel es perfecto para dormitorios infantiles. La mezcla de tinte negro y azul intenso debe rebajarse con violeta para conseguir el tono de azul pastel que se busca. Este azul tiene un efecto muy tranquilizador y ayuda a conciliar el sueño.

Combinado con el blanco, recrea el estilo marinero, aunque es un color que también combina a la perfección con muebles antiguos par lograr rincones realmente acogedores.

Por su parte, el violeta es un color perfecto para ambientes delicados. En este caso, el azul intenso se ha rebajado con una mezcla de rojo y negro para conseguir este tono relajante y fresco que favorece la concentración y el descanso.

El violeta suave resulta ideal para pintar habitaciones pequeñas, ya que amplía visualmente el espacio y potencia la luminosidad de los interiores de la vivienda.

Combina muy bien con las telas estampadas y a rayas en tonos pastel, motivos provenzales, gasas y linos. En cuanto a los muebles, casa tanto con los blancos como con las piezas de madera oscura.

Por último, destacar el azul grisáceo  por ser un color fresco y relajante. Este azul se consigue mezclando el negro y el azul marino, y añadiendo un poco de ocre y verde botella. Es el color del fondo del mar, que resulta muy relajante y elegante.

Se trata de un color fresco, que aumenta los espacios. En una cocina pintada de este tono, los acabados en acero, la encimera y los antepechos de madera quedarán perfectamente integrados, creando un espacio sobrio y muy actual.

Guía de pintura: terracotas

Contraste con el color teja.
Contraste de color teja / jotun.com

Para ambientes clásicos y espaciosos, puedes optar por el rojo intenso.  El ocre y el rojo intenso se han mezclado con un poco de amarillo medio y negro para conseguir este tono. Es muy recomendable para ambientes clásicos, ya que aporta sobriedad y elegancia.

Para rebajar su intensidad, puedes pintar en blanco las puertas y los marcos, creando un contraste muy atractivo. Los muebles clásicos y las grandes alfombras de vivos colores combinan muy bien con este tono tan cálido.

Rojo inglés, en cambio, es perfecto para espacios actuales y muy atrevidos. Esta intensa tonalidad se consigue combinando los mismos colores que en el rojo intenso, pero con menor cantidad de tinte rojo y amarillo y un poco más de tinte ocre y negro.

El rojo es un color muy atrevido y, al mismo tiempo, uno de los que combina mejor en un salón, un estudio o un dormitorio de estilo clásico.

Para rebajar un poco su intensidad y conseguir una estancia más relajante, puedes combinar el rojo de las paredes con telas blancas y muebles decapados. ¡Verás qué efecto más bonito conseguirás!

Finalmente, no es posible realizar una guía de colores sin hablar del salmón, un tono con un cierto sabor rústico. Para obtener un color salmón avainallado tienes que combinar dos tintes: el amarillo medio y el rojo intenso. Es un color muy cálido y acogedor, perfecto para pasillos, recibidores, salones y comedores.

Puede resultar muy adecuado para una estancia fría orientada al norte, ya que el color salmón absorbe los rayos solares y mantiene una temperatura muy agradable.

Es muy importante señalar que combina con el resto de tonos pastel y se adapta muy bien a todo tipo de mobiliario, por lo que te resultará muy ventajoso a la hora de aplicarlo.

¿Qué te ha parecido nuestra guía de pintura? Seguro que ya has elegido alguno de los colores que te hemos propuesto. Nos encantaría saber cuál es el que más te gusta.