Guía para elegir una silla de escritorio

Si necesitas una silla de escritorio y no sabes cómo debe de ser, no te preocupes: con estos consejos te quedará más claro y tu espalda te lo agradecerá.

Escrito por Mónica Heras Berigüete, 22 Enero, 2021

Última actualización: 22 Enero, 2021

La búsqueda de una silla de escritorio no es tarea fácil, sobre todo si no sabes cuáles son las características que esta debe tener. Si bien es cierto que cada persona tiene unas necesidades distintas, hay muchas consideraciones generales a tener en cuenta antes de comprar una.

Debes tomar en cuenta que no hay un modelo de silla ideal. Cada persona deberá tener clara la función, las horas de uso, la altura, etc. Por ellom te recomendamos optar por una silla totalmente regulable que se pueda adaptar a todos.

Cómo debe ser una silla de escritorio

Desde que el 2020 nos sorprendiera y cambiarse la forma de ver el mundo, el teletrabajo se ha convertido en la manera de continuar con la vida laboral de muchos. Sin embargo, casi ningún hogar estaba preparado para tales condiciones y se tuvo que improvisar una oficina en el comedor.

Con el paso de los meses, se ha hecho clara la necesidad de mejorar estos espacios, de hacerlos productivos y cómodos al mismo tiempo. No puedes seguir utilizando una silla cualquiera, ya que la salud de tu espalda se resentirá. Por ello, no debes perderte esta guía para que puedas elegir la silla de escritrorio que mejor te siente.

Apuesta por la ergonomía

Algo que resulta indispensable es que la silla sea ergonómica. Esto te ayudará a mantener la posición natural de tu columna vertebral y evitar, así, dolores de espalda. Te permitirá estar erguido y evitar tensiones; solo tienes que sentarte con la espalda recta y las piernas y los brazos colocados correctamente. Además, la mayoría tiene soporte lumbar.

La estructura de las sillas para trabajo

Es de suma importancia que las sillas de escritorio cuenten con una estructura sólida y resistente que sea capaz de soportar tu peso y los movimientos. También, debes obserbar que los mecanismos que regulan la altura y la posición del respaldo sean de calidad.

Una silla de escritorio con ruedas

Sin duda, las sillas que tienen ruedas son mucho más cómodas, puesto que facilitan los pequeños desplazamientos dentro del espacio que ocupas para trabajar. Te recomendamos que la base tenga cinco puntos de apoyo con un rueda en cada uno de ellos. Por otra parte, corrobora que estas sean de poliuretano específicas para suelos blandos; de esta forma, evitarás que rayen tus superficies.

La comodidad ante todo

Si bien la silla debe ser ergonómica y resistente, no debes olvidarte de la comodidad. Tanto el asiento como el respaldo deben estar acolchados. Recuerda buscar un diseño con bordes redondeados y un asiento profundo.

Por otro lado, en lo que al tapizado se refiere, elije materiales transpirables y frescos. Por supuesto, procura que sean fáciles de limpiar para tenerlos siempre desinfectados.

¿Y los reposabrazos?

Hay quienes están a favor de los reposabrazos y quienes los odian. Si bien es cierto que a priori podrían obstaculizar que te acerques al escritorio, las virtudes que proporcionan son aún mayores.

Son capaces de brindar apoyo mientras trabajas y te ayudan a mantener una postura correcta de la espalda, los hombros y el cuello. Gracias a ellos, tus brazos y tus codos descansarán en ángulo recto, incluso mientras tienes las manos en el teclado.

Una correcta postura

Una sillla te va a ayudar mantener una buena postura corporal, pero no lo es todo. Además, has de controlar la altura de la mesa, la posición de la pantalla del ordenador y, siempre que puedas, usar un reposapiés que te ayude a mantener tus piernas en la posición correcta. En Amazon, encuentras muchas opciones.

Cuestión de estética en tu silla de escritorio

Por último, y no menos importante, está la estética. Buscar una silla de escritorio que vaya acorde con tu estilo de decoración no siempre es fácil.

Afortunadamente, cada vez hay más propuestas de diseño. Por ejemplo, en Sklum tienen tantos modelos que te dejarán, simplemente, con la boca abierta.

Una vez que hayas elegido la silla de escritorio que necesitas, solo te queda adoptar la postura correcta. Haz pausas de vez en cuando para mover el cuerpo y volver a sentarte bien.

Recuerda que también la altura de la mesa es importante, así como la posición del ordenador. Todo suma a la hora de tener una buena salud postural y evitar, así, los problemas de espalda.

Te podría interesar...
Mi DecoraciónLeerlo en Mi Decoración
La silla Scand, un producto sencillo para el hogar

Es conveniente hacer un análisis específico de la silla Scand, un producto sencillo para el hogar con el que podemos enriquecer los interiores.


Licenciada en Ciencias de Comunicación por la Universidad Intercontinental. En 1996 Mónica Heras hizo prácticas en producción de televisiónenTelevisa y posteriormente trabajó como redactora en la revistaQUO. Desde 2005 hasta 2014 fue coordinadora y redactora de las secciones de moda en las revistas Cuore e InTouch. Escritora colaboradora en Wallkie; copywriter en Señor Gordo. Actualmente, trabaja como redactora online de la revista de decoraciónEl Mueble y lleva el contenido, las redes sociales y las relaciones públicas en Lorda Events. Entre sus intereses están la moda, el cine, la educación, los viajes, la nutrición y la belleza.