Fórmulas para mantener el orden de apuntes y documentos

02 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
La falta de orden puede conllevar la ausencia de higiene y, por consiguiente, la mala gestión de nuestro hogar. Resulta imprescindible cambiar la actitud y buscar soluciones que cuiden los interiores.

Los estudiantes y trabajadores que están continuamente utilizando diferentes tipo de papeles en casa necesitan una buena organización; por eso, vamos a conocer algunas fórmulas para mantener el orden de apuntes y documentos.

Las prisas, el ritmo de vida frenético y el caos personal pueden generar la falta de un equilibrio en el hogar. Solemos tener una manía que resulta negativa: dejar las cosas en cualquier parte con la idea de colocarlo después. Al final, se produce un desbarajuste absoluto.

En lugar de armar un lío en las habitaciones, hay que obligarse a dejar todo en su sitio. Esto implica un pequeño esfuerzo que, en el fondo, no es una pérdida de tiempo como muchos piensan; en realidad, estamos sembrando un aliciente de organización, coherencia y sentido común.

Hay que ser organizados

Organizar los papeles

Lo primero de todo es que ordenemos nuestras vidas. No podemos tener una actitud pasiva a la hora de gestionar nuestras responsabilidades y, por supuesto, debemos otorgarle tiempo e importancia a la organización de la casa.

Debemos ser conscientes de que a través del desorden no se alcanza ninguna meta; en realidad es todo lo contrario. Empeoramos nuestro día a día y tampoco favorecemos el estado de bienestar, ya que este comportamiento está ligado al descuido y la falta de higiene.

Si tenemos una serie de documentos que ahora no vamos a usar conviene que se sitúen en un lugar de fácil acceso. Para eso, necesitamos un mobiliario que se adapte a nuestras necesidades.

El orden es el principio fundamental para alcanzar la armonía en el hogar.

Recursos para mantener el orden de apuntes y documentos

A todos nos ha pasado que a la hora de buscar un documento en concreto no lo encontramos. El hecho de apilar papeles, unos encima de otros, no favorece en absoluto. Se hace una montaña y, al final, perdemos los nervios cada vez que buscamos algo.

Vamos a conocer algunos recursos mobiliarios que pueden ser útiles a la hora de mantener el orden en los interiores:

  1. Para el despacho, no hay nada mejor como un mueble con cajonera y una bandeja portadocumentos encima de la mesa. De este modo, podemos distribuir todos los elementos en distintos compartimentos y tenerlos siempre a mano.
  2. En un cuarto de estudio, podemos utilizar también una mesa con espacios interiores para organizar los apuntes. Los archivadores o las carpetas son una buena herramienta para que los jóvenes aprendan a estructurarlos por temáticas.
  3. Una estantería junto al espacio de trabajo o estudio es un buen complemento. Se asocia directamente a nuestras funciones y se convierte, así, en un recurso auxiliar que proporciona mayor espacialidad, algo imprescindible si no queremos sentirnos agobiados.
  4. En el caso de que hayamos terminado de utilizar unos documentos, se pueden guardar en cajas. Estas no tienen porqué ir al trastero; las hay estrechas y compactas para que entren en los armarios o en zonas de almacenamiento.

Mantenimiento y limpieza

Ordenar el estudio

Sin lugar a dudas, una de las fórmulas más importantes sería el mantenimiento y limpieza de los espacios de almacenamiento. Si tomamos malas costumbres, llegamos a un punto de desatención que nos llevará a otro nivel: la falta de higiene.

En ocasiones, solemos guardar todo aquello que ya no tiene relevancia o que no sirve en espacios de almacenamiento: un trastero, una buhardilla, en cajones, en baúles, etc. Si tenemos destinado un lugar para este fin conviene que sigamos cuidándolo para que no se ensucie.

No hay nada mejor que una casa ordenada y bien organizada.

No hay que dejar las cosas en cualquier sitio

Uno de los mayores errores que comenten nuestros hijos es la colocación aleatoria de cosas en la habitación. El orden de apuntes y documentos es imprescindible, básicamente porque son recursos que se pierden fácilmente.

Cuando todo esto queda a la vista es susceptible de que se caiga al suelo, de que coja polvo o, simplemente, de que se manche. El hecho de tomar una actitud de organizar y proteger será positivo en nuestra salud emocional.

Por tanto, conviene saber que si somos personas poco organizadas se necesita cambiar la personalidad y mostrar otra voluntad.

  • Kondo, Marie: La magia del orden, Aguilar, 2001.
  • Tabero, Pepa: Manual de la casa limpia y ordenada, La Esfera, 2016.