Esta forma de limpiar reduce el estrés y la ansiedad

Mónica Heras Berigüete·
20 Noviembre, 2020
Limpiar puede contribuir a reducir el estrés y la ansiedad; por eso, te daremos algunos consejos para recuperar el equilibrio emocional.

Ya hemos hablado de la importancia de darle a nuestros hogares ese cuidado que se merecen. Más allá de lo bonito que puedan estar, el orden y la limpieza pueden influir directamente en el estado de ánimo y, por eso, queremos hablarte de cómo limpiar reduce el estrés y la ansiedad.

Superar ciertos procesos emocionales puede llegar a ser difícil, pero hay muchas maneras con las que podemos contribuir para que esa recuperación sea más rápida y efectiva. Una de ella es cuidar los espacios que habitamos.

Por qué decimos que limpiar reduce el estrés y la ansiedad

Esta forma de limpiar reduce el estrés y la ansiedad

Numerosos estudios inciden en que el estado de ánimo se ve reflejado en nuestra apariencia y en nuestros hogares. Difícilmente podremos tener una casa limpia y ordenada si nuestra vida es un caos.

Una investigación publicada en The Personality and Social Psychology Bulletin explica que los científicos decidieron analizar los niveles de cortisol, la hormona del estrés, en 60 mujeres. Aquellas que hablaron de sus hogares como lugares desordenados, presentaban cierto grado de depresión, mientras que las que los definían como ordenados y acogedores, tenían menos cortisol en su organismo.

La conclusión es que una casa en donde nos podamos sentir tranquilos y cómodos puede jugar a nuestro favor a la hora de salir de estados de estrés y ansiedad.

Limpiar reduce el estrés y la ansiedad, pero ¡con calma!

Debemos cambiar el chip en lo que a la limpieza se refiere. No tiene sentido estresarnos por algo que va a ser beneficioso para nosotros. Vamos a afrontarlo con otros ojos, con tranquilidad y sin expectativas.

No se trata de juzgarnos por la cantidad de polvo acumulado que hay en el mueble del salón, sino de disfrutar dándole forma a un nuevo hogar mucho más afín a nuestras necesidades y deseos.

Limpieza con todos los sentidos

Organizar el hogar
Imagen: House photo created by freepik – www.freepik.com

La meta es tener una casa limpia y ordenada, pero la clave está en poner especial cuidado en hacernos el camino agradable. Para ello, debemos mimar nuestros sentidos: la vista, el gusto, el olfato y el tacto.

Para empezar, podemos poner una de nuestras playlists favoritas, una de esas que nos motivan y nos hacen bailar mientras pasamos la mopa. La música es capaz de llevarnos a un estado de bienestar.

En cuanto al olfato, nada es más agradable que el olor a unas sábanas limpias o una casa bien ventilada. Si, además, optamos por cuidar el medioambiente con jabones ecológicos y sin olores artificiales y saturados, mucho mejor.

Dejar que la luz natural entre a raudales y que el cerebro se beneficie de todas sus bondades también es importante para conseguir apaciguar el estrés y la ansiedad. Mira en este artículo todo lo que el sol puede hacer por nuestras emociones. 

 Limpiar reduce el estrés y la ansiedad y la Kondo, también

«¿Esto me proporciona alegría?» Esta es una de las máximas de la gurú japonesa del orden Marie Kondo. Ella nos invita a hacernos esta pregunta acerca de cada uno de los objetos que tenemos en casa y tiene mucho sentido.

Si lo pensamos bien, tener que enfrentarnos cada día a ese horrible jarrón nada más entrar por la puerta de casa no puede ser bueno para nuestra salud emocional. Así qué ¿para qué guardar lo que no nos da un poquito de felicidad?

Los efectos del orden en tu salud

Además de que nuestra salud mental se ve mermada con una casa desordenada, los psicólogos también afirman que puede aumentar la sensación de cansancio, o provocar dolores de cabeza y molestias gastrointestrinales. Cuando vemos las cosas en su sitio y la casa respirando frescura, nos sentimos mejor.

Limpiar reduce el estrés y la ansiedad, así que una vez que consigamos nuestro propósito, debemos mantenerlo a toda costa. Hecho el trabajo duro, bastarán con 20 minutos diarios para que sigamos disfrutando de esta paz.

Lo que es fuera, es dentro y para vivir en armonía interna, nuestros ambientes también deben estar limpios y ordenados. ¿Lo intentamos?