Los dispositivos electrónicos que más energía consumen

Hoy en día, tenemos aparatos en casa que consumen mucha energía y que incrementan notablemente el consumo de la luz. Es momento de cambiar la dinámica y buscar fórmulas para el ahorro.

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez en 30 Octubre, 2020.

Última actualización: 30 Octubre, 2020

A final de mes, solemos encontrarnos sorpresas en la factura de la luz. Esto se debe, principalmente, a los dispositivos electrónicos que más energía consumen, aquellos que utilizamos a diario o que requieren un nivel de potencia elevado.

Hoy en día, está muy asentada la tecnología en el hogar. Tenemos electrodomésticos, domótica y todo tipo de cables y conectores que están continuamente trabajando por nuestra comodidad. Todo esto nos afecta de una forma directa, sobre todo a nivel económico.

Generalmente, tenemos una tendencia muy clara: recurrir a la electrónica antes que a los recursos tradicionales. Con esto nos estamos refiriendo a que, socialmente, se está produciendo un alto grado de consumo energético que repercute en distintos ámbitos.

Los hogares consumen mucha energía

En la actualidad, los gobiernos están trabajando por la obtención de energía a través de distintas fórmulas. Cada vez son más los países que deciden utilizar las renovables como un método de producción sin contaminación: campos solares, molinos de viento, hidráulica, etc.

Indudablemente, los hogares se encuentran en un proceso de consumo muy elevado. Los distintos dispositivos que empleamos a diario requieren electricidad: televisión, frigorífico, horno, vitrocerámica, ordenadores, smartphones, etc.

Uno de los mayores problemas es la falta de suministro que se puede producir en algunos momentos; no obstante, sucede de manera puntual. A veces por saturación o por el colapso de aparatos hacemos que el hogar, en general, se encuentre bajo un alto rendimiento.

La sociedad cambia igual que avanza la tecnología.

¿Cuáles son los dispositivos electrónicos que más energía consumen?

Hay que tener en cuena que en casa tenemos una serie de dispositivos electrónicos que están en continuo funcionamiento o que requieren gran potencia. Vamos a conocerlos más de cerca y a tratar de indagar en sus cualidades principales:

  1. Los hornos pirolíticos y otros de alta gama ofrecen resultados muy buenos pero, por otro lado, consumen mucha energía. Bien es cierto que su uso se reduce a un número limitado de veces, pero si los empleamos a diario, vamos a notar cómo se incrementa el recibo de la luz.
  2. Los proyectores están ganando cada vez mayor desarrollo en las viviendas. De hecho, hay gente que decide tener su propia sala de cine. Si todos los días les damos uso, hay que tener en cuenta que requieren bastante electricidad.
  3. La lavadora es otra de las máquinas que, por su potencia y utilidad, necesita un alto rendimiento en poco tiempo de funcionamiento. Las hay que tienen hasta 2 000 w, lo que supone un ejemplo de alto consumo.
  4. En cuanto a las secadoras, ocurre algo parecido. Aunque no son tan habituales en las casas, ofrecen un ejercicio intenso y activo durante el proceso de funcionamiento.
  5. Los microondas son de diferentes tipologías, desde los más sencillos y básicos hasta los que tienen 1 500 w. Los usamos regularmente pero de forma precisa e instantánea; eso sí, en el caso de que estén continuamente activos van a requerir mucha electricidad.

El consumo fantasma, el gasto que no vemos

El consumo que es invisible a nuestros ojos es el denominado como «fantasma». Son todos aquellos dispositivos, cables y conectores que quedan enchufados a la luz de forma constante. Pensamos que no consumen energía, pero lo van haciendo de poco en poco y en largos períodos de tiempo.

Muchas veces nos vemos sorprendidos por el coste de la factura de la luz y nos hacemos la misma pregunta: ¿cómo es posible? En nuestras manos está que desconectemos regletas, desenchufemos todos los aparatos posibles y mejoremos, así, la economía doméstica.

Es momento de cambiar nuestras costumbres y empezar a ahorrar.

Programas ecoeficientes de los electrodomésticos

Uno de los avances más sofisticados de los electrodomésticos actuales es la etiqueta ecoeficiente. Consiste en un sistema tecnológico que permite economizar la energía de manera efectiva, tratando de reducir al máximo el consumo sin perder la calidad original.

Esto puede encarecer los productos y generar un gasto mayor, pero también es cierto que nos ayudará a ahorrar; por tanto, merece la pena hacer una inversión que sabemos que, a largo plazo, puede salir muy rentable.

En definitiva, el objetivo es que comprendamos la situación de hogar, cómo son los aparatos y reflexionar sobre todo el gasto eléctrico que tenemos mensualmente.

Te podría interesar...
Mi DecoraciónLeerlo en Mi Decoración
4 consejos para almacenar energía solar en casa

¿Quieres saber cómo se puede almacenar energía solar en nuestra propia casa? Entonces te recomendamos que leas este artículo.



    • Jorge, Elena: Del hogar digital a la casa red, Lulu, 2008.
    • Kriebel, Henning: Ahorro de energía mediante electrónica, Barcelona, Marcombo, 1998.

Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, posee conocimientos en distintas ramas del arte y la historia, concretamente en los campos del patrimonio histórico, la arquitectura, la pintura y la escultura; además, amplía su formación en el ámbito del diseño de espacios de interior, principalmente en la concepción espacial interna de las viviendas, cómo repercute la iluminación y la aplicación de las artes decorativas. En su trayectoria profesional, ha combinado sus dos grandes pasiones: la docencia en materia de arte e historia y los museos. Actualmente, trabaja como profesor de instituto y como redactor para Grupo M Contigo. Posee una amplia experiencia en el ámbito de la gestión cultural y la musealización de espacios expositivos, habiendo trabajado dentro de esta rama en el Museo del Ejército (Toledo). Sus investigaciones se centran en la comprensión de los principios fundamentales que rigen las artes, su exposición visual y su aplicación en el mundo del interiorismo. Por otro lado, ha trabajado como guía y gestor de sala de exposiciones en Romanorum Vita (La Caixa). A su vez, se especializa en la redacción de contenidos vinculados en distintas temásticas culturales y artísticas. Se considera un apasionado del cine, la música, la historia y la aplicación y desarrollo de las artes en sus distintas vertientes con presencia fundamental en las arquitecturas del presente.