Decoración con plantas: un toque verde que nos alegra la vista

11 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Las plantas se consolidan como un recurso decorativo más en el hogar. Contribuyen a nivel estético y, también, favorecen la armonía con el conjunto.

A la hora de enriquecer los interiores podemos hacer uso de la decoración con plantas: un toque verde que nos alegra la vista y que ayuda a generar un ambiente mucho más sosegado, apacible y tranquilo.

En ocasiones, nos planteamos cómo ornamentar las habitaciones haciendo uso de recursos que se compenetren con el conjunto. En lugar de recurrir a los típicos elementos que, generalmente, solemos encontrar en las viviendas, ¿por qué no emplear otras fórmulas que dinamicen los espacios?

Muchas veces tratamos de ser originales o de buscar otras fórmulas que resulten más innovadoras, como pueden ser las plantas tropicales. No es necesario acudir a planteamientos que, finalmente, resultan inhóspitos. Aplicando unos principios sencillos y básicos podemos conseguir una decoración interesante.

¿Por qué utilizar plantas para la decoración?

La inclusión de vegetación en los interiores nos proporciona distintos beneficios. Mucha gente se echa para atrás a la hora de decidirse por este recurso. Esto se debe, básicamente, a los cuidados semanales que requieren. Aun así, existen especies que no requieren apenas riego.

Si nos detenemos en la función estética de las plantas, colaboran positivamente en la decoración. Ofrecen un carácter plácido y, además, no generan tensión con respecto al resto de elementos; incluso, llegan a pasar desapercibidas y prescinden de protagonismo.

Si tenemos que responder a por qué utilizarlas, no cabe duda de que son una buena aportación. En el fondo, tienen mucho que decir y dulcifican la imagen de la habitación donde se encuentran, de ahí que se utilicen también en lugares públicos, oficinas, zonas comunes, halls de entrada, etc.

Son una buena elección para mejorar la estética de la casa.

Fórmulas para la decoración con plantas

Decoración de salón

Hasta ahora tenemos claro que las plantas son una buena aportación, pero ¿realmente sabemos cómo disponerlas en el hogar? No es cuestión de aplicar un proceso aleatorio; en realidad, debemos establecer un criterio personal.

  1. Tenemos dos opciones: la planta puede situarse en un plano secundario y, por tanto, no recibir protagonismo y ser un complemento; o bien, ser un recurso atractivo que atraiga todas las miradas, teniendo que escoger una especie que resulte original e novedosa.
  2. Donde mejor quedan son en aquellos huecos que, por norma general, quedan vacíos: en las esquinas del salón, ya sea en el suelo o en una peana, también en estanterías o en el propio suelo. La cuestión es que se sitúen en puntos concretos y que ofrezcan un significado.
  3. No es cuestión de recargar en exceso. Lo ideal es que escojamos algunas tipologías que puedan favorecer el ambiente y generen un carácter distendido. Deben ser, en el fondo, como pequeñas pinceladas que se relacionan armónicamente con el resto de elementos.
  4. Pueden estar en altura o a ras de suelo. En el primer caso, van a adquirir mayor reconocimiento estético y, por consiguiente, serán más atractivas; en cuanto al segundo caso, pueden pasar más desapercibidas.
  5. Nosotros mismos decidimos si deben cumplir un papel más destacado en el hogar. No obstante, el color verde proporciona sensaciones de templanza y esperanza, de ahí la importancia de utilizar plantas en la decoración.

Decoración con plantas en el patio

Muebles de madera para patios.

Son un recurso muy interesante para los patios abiertos al exterior. Al estar al aire libre, se mantienen mejor y colorean un poco más una parte de la casa que, en realidad, no recibe una atención tan detallista a nivel decorativo.

Si analizamos detenidamente qué sentido adquieren aquí, sirven de nexo con la naturaleza que está fuera. Un caso ejemplar son los patios andaluces, como los que hay en Córdoba, donde se disponen numerosas macetas con vegetales recargando las superficies.

También está el caso de las jardineras, las cuales nos permiten plantar todo tipo de especies y colocarlas por el suelo o en estanterías para conseguir, así, un efecto óptimo mucho más curioso.

Un toque verde lleno de sensaciones

Decorar con plantas.

Tal y como se ha comentado hasta ahora, la aportación estética es realmente notoria pero, también, proporcionan sensaciones que nos transmiten calma, tranquilidad y sosiego.

Indudablemente, nuestra casa debe ser un lugar cómodo donde sintamos pleno bienestar; por este motivo, las plantas ofrecen también frescura gracias al verdor de las hojas. De este modo, estamos incorporando un pedazo de la naturaleza en el hogar.

En definitiva, el uso de las plantas es una manera de purificar los ambientes, tanto a nivel decorativo como los aromas que percibamos en la atmósfera.

  • McCreary, Rosemari: Jardines de interior, Barcelona, Ceac, 2007.