Decoración del hogar mezclando los estilos bohemio y rústico

El proceso de unión de dos estilos no consiste en la mezcla aleatoria de los recursos, sino la elección de aquellos que llamen la atención y que puedan encajar entre sí.
Decoración del hogar mezclando los estilos bohemio y rústico
Francisco Jiménez

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 11 agosto, 2020.

Última actualización: 11 agosto, 2020

En la distinción es donde se encuentra la originalidad. Cuando logramos tener en nuestra casa un diseño que se desmarca de lo que comúnmente conocemos, alcanzamos también mayor personalidad; por eso, vamos a conocer en qué consiste la decoración del hogar mezclando los estilos bohemio y rústico.

¿Es posible unir distintos recursos para lograr un único objetivo? Si esta cuestión se encuentra en nuestra mente entonces es momento de enfocar el planteamiento correcto. De este modo, podemos obtener un resultado efectivo y coherente.

Cuando perseguimos un estilo que sea alternativo y, a su vez, refinado, es posible que se nos pasen por la cabeza diferentes fórmulas que, aparentemente, resultan fáciles de trabajar pero que, en el fondo, no sabemos cómo llevarlas a la práctica.

¿Qué tienen en común los estilos bohemio y rústico?

A la hora de definir cada uno de estos estilos, conviene saber que tienen numerosos puntos en común. Cuando existe una sintonía entre dos tipos de decoración, se facilita mucho el trabajo y se consigue un resultado muy interesante y atractivo.

Por un lado, el bohemio es aquel que se enmarca dentro de unos parámetros inconformistas, siguiendo las líneas estéticas que son poco convencionales, rompiendo con los procedimientos conservadores y saliendo por otro rumbo que no es el habitual.

En cuanto al rústico, tiene una clara relación con el mundo de los pueblos, el campo y lo tradicional. En este caso, existe una sintonía con la naturaleza, extrayendo los colores propios de esta y recurriendo a una apariencia que se basa en conceptos de sencillez, discreción y sobriedad.

Es momento de cambiar y buscar algo que renueve la imagen de la casa.

Recursos que se pueden emplear para mezclar los estilos

Decoración con aperos: cencerros.

Una vez que tenemos las nociones precisas de cada uno de estos estilos es momento de valorar qué recursos se pueden emplear y de qué manera se pueden mezclar para proporcionar, así, una imagen en común. Para ello, vamos a conocer algunas fórmulas recurrentes:

  1. Que se junten ambos estilos no quiere decir que deba existir desorden. No es cuestión de utilizar el mayor número de elementos decorativos, sino todo lo contrario; es decir, aplicar aquello que sea más elocuente y que ofrezca un único significado.
  2. En un salón, el sofá juega un papel importante. Este puede tener una apariencia llamativa y psicodélica, pero también podemos introducir otros asientos en cuero, ya sean sillas, puffs o butacas.
  3. La lámpara es otro componente muy interesante. Conviene que sea llamativa, con una campana que destaque por sí misma, sobre todo si es de cartón, de alambre o de cualquier otro material que rompa con los preceptos clásicos.
  4. Las alfombras juegan un papel muy importante. La mejor elección son las que tienen estampados geométricos, lineales o étnicos. Pueden cubrir una superficie amplia del salón y resultan muy llamativas.
  5. Otro factor importante son las cortinas, las cuales pueden tener una tonalidad clara y un material translúcido, con el fin de que entre la mayor cantidad de luz natural y se realce todo el interior.

Los colores, ¿cómo trabajarlos?

Estilos bohemio y rústico

En la mezcla de los estilos bohemio y rústico tenemos una paleta muy amplia de colores que permite trabajar nuestra creatividad. Lo más importante de todo es que combinemos y tratemos de establecer diferentes contrastes cromáticos.

Para las paredes, pueden funcionar muy bien los blancos, pero también otros como el crema, el marfil, el beige, etc. De este modo, podemos disponer otros recursos por el resto de la estancia que tengan colores cálidos y fríos.

No importa si se mezclan todos ellos, pero conviene que los tostados sean los que tengan mayor dominio, ya que el objetivo es que exista cierta calidez y templanza en el ambiente. De hecho, un punto en común de los dos estilos son los suelos en madera.

Otros recursos de interés

Objetos de barro artesanal.

Para enriquecer los espacios de un modo más vistoso, podemos emplear recuerdos de nuestros viajes, recursos hechos en barro, cuadros pictóricos en las paredes, los aperos de labranza y, por supuesto, plantas que proporcionen un toque verde al lugar.

En definitiva, no es cuestión de recargar ni de caer en un estilo ecléctico, sino de emplear lo que realmente nos guste y que pueda definir un estilo propio, diferente y algo pintoresco. Solo así, conseguiremos hacer correctamente la mezcla entre los estilos bohemio y rústico.

It might interest you...
Estilos bohemios para tu hogar
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
Estilos bohemios para tu hogar

Conoce aquí sobre los estilos bohemios para decorar tu casa. Materiales, texturas, muebles y colores que puedes incorporar para crear espacios dist...



  • Ventura, Anna: 1000 ideas prácticas para decorar el hogar, Universe Publishing, 2003.