Decoración al estilo medieval

Si bien los grandes castillos son una de las principales fuentes de inspiración, existen otros elementos sobre los que crear una estética decorativa para el hogar.
Decoración al estilo medieval
Francisco Jiménez

Escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez el 26 diciembre, 2018.

Última actualización: 26 diciembre, 2018

Decorar al estilo medieval puede ser todo un sueño hecho realidad para un amante de la historia, el arte, las leyendas artúricas o bien, la fantasía. Este estilo combina a la perfección la austeridad de la piedra con elementos en madera, hierro forjado y textiles ricos en ornamentos.

La Edad Media fue un periodo que abarcó desde el siglo V hasta el XV. Y el aunque el arte desarrollado durante este tiempo recibe diversos calificativos, según la apreciación estética que se le otorgue, lo cierto es que tuvo una gran variedad de expresiones: arquitectura, escultura, orfebrería, manuscritos, frescos, pinturas en tabla, mosaicos, tapices, etcétera.

Por ende, a la hora de crear una decoración al estilo medieval podemos inspirarnos en diversos elementos. Por ejemplo, hay quienes deciden decorar en función de una serie de objetos medievales (armaduras, tapices, escudos, espadas, etc), mientras que otros recurren a las combinaciones de texturas y colores. Todo dependerá del gusto de cada quien.

Decorar al estilo medieval puede ser una labor sencilla, siempre y cuando se tenga claro qué se desea conseguir y qué tipo de estrategia puede resultar más útil, en función del presupuesto. En este sentido, nunca está de más mirar algún documental o buscar referencias en libros o enciclopedias en línea.

Decoración al estilo medieval para un salón.

El ABC de la decoración al estilo medieval

Ante todo, la decoración al estilo medieval precisa de dos tipos de materiales para poder comenzar a tomar forma: piedra y madera. Y si bien es cierto que no todos tenemos muros de piedra o cabañas de madera, hoy en día es posible simularlos mediante papel con textura u otros.

Se puede recrear desde un gran salón en el que el material predominante sea la piedra junto con el hierro forjado, o bien, una recámara donde predomine las maderas y los textiles.

Hay que recordar que, para conseguir un resultado lo más acertado posible es importante evitar sobrecargar las paredes con elementos. No obstante, sí pueden colocarse unas buenas cortinas y, algún que otro estandarte.

A continuación, veamos qué tipo de muebles pueden ayudar a conseguir un estilo medieval y dónde pueden ser ubicados.

Mobiliario para un estilo medieval

Dado que los muebles medievales solían ser macizos y de gran tamaño, es importante tener en cuenta que, a menos que el espacio disponible sea amplio, es preferible buscar versiones de estos muebles, adaptadas a las dimensiones de las viviendas actuales.

  • Mesas: deben ser preferiblemente solo de madera y deben tener cierto toque rústico.
  • Sillas: las sillas macizas, de dimensiones anchas pueden ayudar a crear un aire de trono en un salón. Ahora, en un comedor, las sillas pueden ser de madera, rectas, con o sin ornamentos.
  • Arcón o baúl: este viene a ser uno de los elementos que darán ese toque mágico y antiguo que buscamos, por ende, es importante prestar atención al material (madera, cuero, sintético, metal). Puede lucir muy bien con una alfombra o manta de fibra natural.
  • Estanterías de pie: se pueden utilizar para exhibir objetos relacionados con este periodo histórico: esculturas, libros, mini armaduras, etcétera.
  • Lámparas: a poder ser, sencillas, no muy glamurosas ni con demasiados brillos. Después de todo, en esta época la iluminación corría por cuenta de las velas y las antorchas.ç
Baúl de madera antiguo con remaches metálicos en los bordes y esquinas

Lo más recomendable para los apasionados del estilo medieval es buscar este tipo de muebles en un anticuario o tienda especializada. También podrían mandarse a hacer con un buen ebanista.

Tipo de iluminación

En lo que respecta a la iluminación, tal y como se mencionó anteriormente, para las zonas comunes (como el comedor y el salón) lo ideal es que las lámparas sea de luz cálida y tenue. De esta forma, parecerá que el espacio está iluminado por la luz de las antorchas.

Sin embargo, la luz natural no puede faltar, por lo que si se tienen ventanas amplias, es importante aprovecharlas al máximo.

Accesorios medievales

Si bien no es necesario colocar ningún tipo de alfombra, siempre resulta muy acogedor incorporarlas a ciertos espacios. La clave está en introducir una pieza que, por el tipo de material y color, armonice con el estilo. Una buena opción pueden ser las alfombras de piel de vaca.

Si los suelos son de madera o piedra, lo mejor será lucirlos tal cual, sin ningún tipo de adorno. Es preferible enfocar la ornamentación a otras superficies para lograr un estilo fiel.

Ahora, en lo que respecta a otros complementos decorativos, es evidente que no pueden faltar las armaduras, espadas y escudos. Estos darán el toque mágico a la decoración. Y si se exhibe el escudo familiar, mejor aún.

Elementos para una decoración al estilo medieval.

Otras consideraciones

La paleta de color en una decoración al estilo medieval puede estar compuesta de rojos y dorados, pero también puede albergar verdes, azules y sus distintas subtonalidades.

Por otra parte, es importante que los textiles mantengan un balance entre la ornamentación y la austeridad; es decir, no se debe recurrir únicamente a piezas con dibujos o piezas de un solo color. La variedad puede ayudar a enriquecer mucho los espacios.

Sin duda alguna, a través de la decoración al estilo medieval podemos viajar en el tiempo y dejar volar nuestra imaginación.

Te podría interesar...
El estilo barroco para la decoración
Decor TipsLeerlo en Decor Tips
El estilo barroco para la decoración

Para aportar a tu hogar un toque elegante y refinado, aplica el estilo barroco para la decoración, un recurso histórico muy poco utilizado.



  • Cherry, John: Las artes decorativas medievales, Madrid, Akal, 1999.